sábado, 27 de diciembre de 2014

DELARACION DE OBAMA SOBRE REANUDAR RELACIONES CON CUBA






Buenas tardes. Hoy, Estados Unidos de América empieza a cambiar su relación con el pueblo de Cuba.
En el cambio más significativo de nuestra política en más de cincuenta años, terminaremos con un enfoque obsoleto que por décadas fracasó en promover nuestros intereses y en cambio, comenzaremos a normalizar la relación entre los dos países. A través de estos cambios, es nuestra intención crear más oportunidades para el pueblo estadounidense y para el pueblo cubano y comenzar un nuevo capítulo entre las naciones del continente americano.
La historia entre Estados Unidos y Cuba es complicada. Yo nací en 1961, justo dos años después de que Fidel Castro tomó el poder en Cuba y unos meses después de la invasión en la Bahía de los Cerdos, en la que se intentó derrocar a su régimen. En las siguientes décadas, la relación entre nuestros países tuvo lugar frente al trasfondo de la Guerra Fría y la firme oposición de Estados Unidos al comunismo. Solamente nos separan 90 millas. Pero año tras año, se endureció la barrera ideológica y económica entre los dos países.
Mientras tanto, la comunidad de exilados cubanos en Estados Unidos contribuyó enormemente con nuestro país, en política, negocios, cultura y deportes. Como otros inmigrantes previamente, los cubamos ayudaron a reconstruir a Estados Unidos, a pesar de sentir un anhelo doloroso por la tierra y las familias que dejaron atrás. Todo esto forjó una relación única entre Estados Unidos y Cuba, al mismo tiempo amigos y enemigos.


Nos enorgullece que Estados Unidos ha apoyado la democracia y los derechos humanos en Cuba en estas cinco décadas. Lo hemos hecho principalmente a través de políticas dirigidas a aislarlos, evitando que se realice el más básico transporte y comercio que las personas que viven en Estados Unidos pueden llevar a cabo en cualquier otro lado. Y si bien esta política se originó con la mejor intención, ninguna otra nación impone estas mismas sanciones con nosotros, y ha tenido muy poco efecto más allá de otorgarle al gobierno cubano la lógica para aplicar restricciones sobre su gente. Hoy, Cuba todavía está bajo el gobierno de los Castros y el partido comunista que tomó el poder hace medio siglo.
Esta política rígida no sirve bien ni al pueblo estadounidense ni al pueblo cubano y se origina en eventos que ocurrieron antes de que muchos de nosotros naciéramos. Piensen que por más de 35 años hemos tenido relaciones con China, un país mucho más grande también gobernado por el partido comunista. Hace casi dos décadas, restablecimos relaciones con Vietnam, donde luchamos una guerra en la que perecieron más estadounidenses que en ninguna confrontación de la Guerra Fría.
Por eso es que, cuando asumí el cargo, prometí volver a examinar nuestra política con Cuba. Para comenzar, levantamos restricciones para las personas estadounidenses de origen cubano para viajar y enviar giros a sus familias en Cuba. Estos cambios, aunque fueron polémicos, ahora se ven como obvios. Los estadounidenses de origen cubano se han reunido con sus familias y los mejores embajadores posibles de nuestros valores. Y a través de estos cambios, una nueva generación de estadounidenses de origen cubano ha cuestionado más y más un enfoque que lo que más hace es mantener a Cuba excluida de un mundo interconectado.


Si bien personalmente he estado listo para tomar otras medidas desde hace algún tiempo, un gran obstáculo se interponía en el camino, la encarcelación injusta en Cuba de un ciudadano de Estados Unidos y un subcontratista de USAID, Alan Gross, por cinco años. Durante muchos meses mi administración ha mantenido discusiones con el gobierno cubano sobre el caso de Alan y otros aspectos de nuestra relación. Su Santidad El Papa Francisco apeló personalmente y urgió para que yo y el presidente de Cuba, Raúl Castro, resolviéramos el caso de Alan y para que atendiéramos el interés de Cuba en la liberación de tres agentes cubanos que habían sido encarcelados en Estados Unidos durante 15 años.
En el día de hoy, Alan volvió a su casa y finalmente se reunió con su familia. El gobierno cubano liberó a Alan por motivos humanitarios. Por otro lado, y como intercambio por los tres agentes cubanos, Cuba hoy liberó a uno de los más importantes agentes de inteligencia que Estados Unidos tuvo en Cuba, y que había estado prisionero durante casi dos décadas. Este hombre, cuyo sacrificio era conocido sólo por unos pocos, le dio a Estados Unidos la información necesaria para arrestar a la red de agentes cubanos que incluía a los hombres que se transfieren hoy a Cuba, como también a otros espías en Estados Unidos. Este hombre está a salvo ahora en nuestro territorio.
Habiendo recuperado a estos dos hombres que se sacrificaron por nuestro país, puedo entonces ahora tomar las medidas necesarias para establecer el interés de los pueblos de ambos países como centro de nuestra política.
Primero, he instruido al Secretario de Estado Kerry que comience inmediatamente las discusiones con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas que han estado interrumpidas desde enero de 1961. En adelante, Estados Unidos restablecerá una embajada en la Habana, y funcionarios de alto rango visitarán Cuba.
En donde podamos promover intereses compartidos, lo haremos, en asuntos como salud, inmigración, antiterrorismo, tráfico de drogas y respuesta a catástrofes. De hecho, ya hemos observado los beneficios de la cooperación entre nuestros países antes. Fue un cubano, Carlos Finlay, quien descubrió que los mosquitos transmiten la fiebre amarilla. Su trabajo ayudó a Walter Reed en su lucha. Cuba ha enviado a cientos de trabajadores de la salud a África a ayudar en la lucha contra ébola y creo que los trabajadores de salud de Estados Unidos y Cuba deberían trabajar mano a mano para detener la transmisión de esta enfermedad fatal.
Pero bien, en donde estamos en desacuerdo, plantearemos esas diferencias de manera directa, como lo continuaremos haciendo con los asuntos relacionados con la democracia y los derechos humanos en Cuba. Pero yo creo que podemos hacer más para apoyar al pueblo de Cuba y promover nuestros valores mediante a través de la participación. Después de todo, estos 50 años han demostrado que el aislamiento no funcionó. Es hora de un nuevo enfoque.
Segundo, he instruido al Secretario Kerry que revise la designación de Cuba como un Estado Patrocinador de Terrorismo. Esta revisión será guiada por los hechos y las leyes. El terrorismo ha cambiado en las últimas décadas. En un momento en el que nos concentramos en las amenazas desde Al Qaeda hasta ISIL, una nación que cumple con nuestras condiciones y renuncia al uso de terrorismo no debería enfrentar esta sanción.
En tercer lugar, estamos tomando las medidas para aumentar el transporte, el comercio y el flujo de información de y hacia Cuba. Fundamentalmente esto es sobre libertad y apertura, y también expresa mi creencia en el poder de la participación entre las personas. Con los cambios que estoy anunciando hoy, será más fácil para las personas que viven en Estados Unidos viajar a Cuba, quienes podrán usar tarjetas de crédito y débito de Estados Unidos en la isla. Nadie representa los valores de Estados Unidos mejor que su gente y yo creo que este contacto, en última instancia, hará más para empoderar a la gente de Cuba.
También creo que más recursos deberían llegarle a la gente de Cuba. Así que aumentamos significativamente la cantidad de dinero que se puede enviar a Cuba y eliminamos los límites en giros que apoyan proyectos humanitarios, al pueblo de Cuba y a su emergente sector privado.
Creo que las empresas estadounidenses no deberían ponerse en desventaja y que un aumento en el comercio es bueno para los estadounidenses y para los cubanos. Por lo tanto, facilitaremos transacciones autorizadas entre Estados Unidos y Cuba. Se permitirá a las instituciones financieras de EE. UU. Abrir cuentas en instituciones financieras cubanas. Y será más fácil para exportadores de EE. UU. Vender productos en Cuba.
Yo creo en el libre flujo de información. Desafortunadamente, nuestras sanciones sobre Cuba han negado a los cubanos el acceso a tecnología que ha empoderado a individuos de todo el mundo. Por lo tanto, he autorizado el aumento de las conexiones de telecomunicaciones entre Estados Unidos y Cuba. Las empresas podrán vender los productos que les darán a los cubanos la habilidad para comunicarse con Estados Unidos y otros países.
Estas son las medidas que yo puedo tomar como Presidente para cambiar esta política. El embargo que se ha impuesto durante décadas ahora se codifica en la legislación. A medida que estos cambios se desarrollan, espero poder envolver al Congreso en una discusión seria y honesta sobre la eliminación del embargo.
Ayer, hablé con Raúl Castro para finalizar la liberación de Alan Gross y el intercambio de prisioneros y para describir cómo progresaremos en adelante. Dejé claro lo que creo firmemente, que la sociedad cubana está oprimida por las restricciones sobre sus ciudadanos. Además del regreso de Alan Gross y de la liberación de nuestro agente de inteligencia, nos da gusto la decisión de Cuba de liberar a un gran número de prisioneros cuyos casos fueron planteados directamente por mi equipo frente al gobierno cubano. Nos agrada la decisión de Cuba de proveer un mayor acceso a internet a sus ciudadanos y la continua participación con instituciones internacionales como las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja que promueve valores universales.
Pero no dudo sobre las barreras continuas para la libertad que permanecen para los cubanos ordinarios. Los Estados Unidos creen que ningún cubano debe enfrentar acosos, arrestos o golpizas simplemente porque ejerce un derecho universal de expresar su pensamiento, y continuaremos apoyando a la sociedad civil en ese asunto. Si bien Cuba ha hecho reformas para abrir su economía de manera gradual, continuamos creyendo que los trabajadores cubanos deben ser libres para formar uniones, de la misma manera que sus ciudadanos deben ser libres para participar en el proceso político.
Además, dada la historia de Cuba, espero que continúe aplicando políticas extranjeras que a veces estarán en fuerte desacuerdo con los intereses de los Estados Unidos. No espero que los cambios que estoy anunciando hoy brinden una transformación de la sociedad cubana de la noche a la mañana. Pero estoy convencido que a través de una política de participación, podemos defender nuestros valores de forma más efectiva y ayudar a los cubanos a que se ayuden a sí mismos a medida que entran en el siglo XXI.
Para aquellos que se oponen a los pasos que anuncio hoy, permítanme decirles que respeto su pasión y comparto su compromiso de la libertad y democracia. La cuestión es cómo mantenemos ese compromiso. No pienso que podamos seguir haciendo lo mismo durante más de cinco décadas y esperar un resultado distinto. Además, intentar empujar a Cuba al colapso no beneficia los intereses de Estados Unidos ni los de los cubanos. Incluso si eso funcionara —lo cual no ha funcionado durante 50 años— sabemos por medio de experiencias obtenidas con esfuerzo que es más probable que los países disfruten de una transformación duradera si la gente no está sujeta al caos. Hacemos un llamado a Cuba para que desencadene el potencial de 11 millones de cubanos al poner un punto final a las innecesarias restricciones impuestas en sus actividades políticas, sociales y económicas. Con ese mismo espíritu, no debemos permitir que las sanciones de EE. UU. Impongan una carga aún mayor a los ciudadanos cubanos a los que estamos intentando ayudar.
Para los cubanos, Estados Unidos les extiende una mano de amistad. Algunos de ustedes nos han buscado como fuente de esperanza, y continuaremos alumbrando una luz de libertad. Otros nos han visto como un antiguo intento de colonización para controlar su futuro. José Martí una vez dijo, "La libertad es el derecho de cada hombre de ser honesto." Hoy, estoy siendo honesto con ustedes. Nunca podremos borrar la historia entre nosotros, pero creemos que deben estar empoderados para vivir con dignidad y autodeterminación. Los cubanos tienen un dicho sobre la vida diaria: “No es fácil”. Hoy, los Estados Unidos quieren ser un socio para hacer que la vida de los cubanos ordinarios sea un poco más fácil, más libre y más prospera.
Para aquellos que han respaldado estas medidas, les agradezco por ser socios de nuestros esfuerzos. En particular, quiero agradecer a su Santidad el Papa Francisco, cuyo ejemplo moral nos muestra la importancia de proseguir en el mundo de la manera que tiene que ser, en lugar de simplemente establecerlo como está; al gobierno de Canadá, que ha sido sede de nuestros debates con el gobierno cubano; y a un grupo bipartidista de congresistas que han trabajado sin descanso para el comunicado de Alan Gross, y por un nuevo enfoque con respecto a nuestros intereses y valores en Cuba.
Finalmente, nuestro cambio de política con Cuba llega en un momento de liderazgo renovado en el continente americano. En abril pasado, hicimos una preparación para que Cuba se uniera a otras naciones del hemisferio en la Cumbre de las Américas. Pero insistiremos para que la sociedad civil se una a nosotros, y que de esa forma los ciudadanos y no solo los líderes, formen nuestro futuro. Y hago un llamado a que los demás líderes le brinden un significado a este compromiso con la democracia y los derechos humanos en el corazón de la Carta Interamericana. Permítanos dejar atrás el legado de la colonización y comunismo, la tiranía de los carteles de droga, dictadores y farsas electorales. Es posible tener un futuro de mayor paz, seguridad y desarrollo democrático si trabajamos juntos, no para mantener el poder, no para asegurar el interés personal, sino para promover los sueños de nuestros ciudadanos.
Estimados conciudadanos, la ciudad de Miami se encuentra a solo 200 millas o menos de la Habana. Un sinnúmero de cubanos han ido a Miami, en aviones y balsas improvisadas; algunos sin más que una playera y con esperanza en su corazón. Hoy a menudo se le refiere a Miami como la capital de Latinoamérica. Pero también es una ciudad profundamente estadounidense; un lugar que nos recuerda que los ideales importan más que el color de nuestra piel, o las circunstancias de nuestro nacimiento; una demostración de lo que los cubanos pueden lograr, y la apertura de los Estados Unidos con nuestra familia con el sur. Todos somos americanos.
El cambio es duro, en nuestras propias vidas y en las vidas de las naciones. Y el cambio es aún más duro cuando llevamos el peso de la historia en nuestros hombros. Pero hoy estamos haciendo estos cambios porque es la cosa correcta que hay que hacer. Hoy, Estados Unidos elige deshacerse de las cadenas del pasado para poder llegar a un mejor futuro para los cubanos, estadounidenses, para todo el hemisferio y para el mundo.
Gracias. Que Dios los bendiga y que Dios bendiga a Estados Unidos de América.

Letter to Obama: Close Dilley - Central American Refugee Crisis Demands Humanitarian Response, Not Show of Force

"We, the civil rights and civil liberties, human rights, faith, immigration, labor, criminal justice, legal, children’s rights, and domestic violence advocacy organizations, oppose the opening of the new family detention facility in Dilley, Texas. While Congress and the Administration prepare for a joyful holiday season, many children will be spending this holiday season in jail instead of with relatives here in the U.S. who are already willing to care for them and for their mothers. The Dilley facility will be the largest immigration detention facility in the country, with a planned 2,400 beds to incarcerate children and their mothers who are fleeing extreme violence in El Salvador, Honduras and Guatemala and rush them through the deportation process without due process.

The regional refugee crisis in Central America demands a humanitarian response by the United States, not a show of force. These mothers have faced unimaginable suffering and danger and have come to the U.S. seeking protection, often with close relatives in the U.S. who are willing and able to provide for them. They are not evading law enforcement; they are seeking out Border Patrol officers.
These families are not a border security problem. They are among the most vulnerable immigrants, seeking safety and the opportunity to tell their story to a judge. They should not be the centerpiece of a continued “surge” of border enforcement strength.
The evidence is undeniable that many of these families qualify for protection under U.S. law. Extremely high percentages of these detained women and their children have been granted asylum by immigration judges or been found to have a credible fear of persecution by asylum officers. We take issue with the Administration’s message that locking up mothers and children at the border is justified to deter others from attempting a journey that may be necessary to save their lives. This rhetoric belies our nation’s legal obligation to protect asylum seekers and is inhumane. These children and mothers are not tools for a border messaging campaign.
... The closure of Artesia as Dilley opens is a clear bait-and-switch. Many families currently detained at Artesia will be transferred to Karnes or to Dilley, not released. As relieved as we are that families will no longer be held at Artesia – a facility in the middle of the desert where repeated violations of human rights and due process occurred – the opening of Dilley signals a ramp up, not a reduction, in family detention.
Detention makes it extremely difficult for traumatized asylum seekers and other vulnerable immigrants to ask for and receive the protections of our laws and the services they need. A detained family may only have a matter of days to seek help before being summarily deported without the opportunity to see a judge. Moreover, your Administration has made it uniquely difficult for these mothers and children to obtain a fair and reasonable release on bond – even when they have absolutely no criminal history and pose no public safety threat, even when they are facing severe medical and psychological difficulties in detention. Furthermore, no satisfactory explanation has been provided as to why proven alternatives to detention (ATDs) are not being considered in those cases where a family cannot otherwise be released, since it would save taxpayers hundreds of millions of dollars and accomplish the goal of compliance with removal proceedings. ATDs would also increase access to counsel and therapeutic services for those who experienced trauma. Detaining mothers and children and rushing them through to deportation is wrong. The public scandal and lawsuit that ended family detention at the T. Don Hutto facility in 2009 demonstrated that detention is a wholly inappropriate place for children and their mothers. But by the middle of next year, your Administration will be detaining nearly 4,000 mothers and children, a forty-fold increase in the use of detention on immigrant families. With your Executive Actions, you have pledged to protect families. But Dilley will force many families back directly into harm’s way. We urge you to reverse course on family detention and close Dilley." - DECEMBER 18, 2014

domingo, 7 de diciembre de 2014

Obama protege a ciertos indocumentados



El 20 de noviembre de 2014, el Presidente Barack Obama anunció una serie de acciones ejecutivas para tomar medidas enérgicas sobre la inmigración ilegal en la frontera; darle prioridad a deportar criminales, no a las familias; y requerir que ciertos inmigrantes sin documentos legales aprueben una verificación de antecedentes penales y paguen contribuciones para poder mantenerse en los Estados Unidos sin miedo a ser deportados. 

Estas iniciativas incluyen:
·         Ampliar la población elegible al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) para personas jóvenes que llegaron a este país antes de cumplir los 16 años de edad y que han estado físicamente presentes en el país el 1 de enero de 2010 o antes, y extender el periodo de DACA y autorización de empleo de dos años a tres años.
·         Permitir que los padres de ciudadanos estadounidenses y de residentes permanentes legales que han estado físicamente presentes en el país el 1 de enero de 2010 o antes, soliciten acción diferida y autorización de empleo por un periodo de tres años, a través de un nuevo programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres, siempre y cuando aprueben las verificaciones de antecedentes penales requeridas y cumplan otros criterios
·         Ampliar el uso de las exenciones provisionales por presencia ilegal para incluir a los cónyuges e hijos e hijas de los residentes permanentes legales y a los hijos e hijas adultos de ciudadanos estadounidenses.
·         Modernizar, mejorar y clarificar los programas de inmigrantes y no inmigrantes para lograr crecimiento en nuestra economía y crear empleos.
·         Promover la educación sobre ciudadanía y concienciación pública para residentes permanentes y proporcionar una opción para que los solicitantes de naturalización utilicen tarjetas de crédito para pagar las tarifas de presentación de solicitudes | 

Si usted piensa que puede calificar en alguna de las categorías arriba explicadas, puede llamar dentro de USA al 1-888-548-4858 extensión # 6 para que pueda usted recibir ayuda especializada.

jueves, 11 de septiembre de 2014

MANIFIESTO DE IMMIGRANTS UNITED COALITION SEPTEMBER 2014



La historia de la humanidad es una historia de personas en movimiento, y sólo desde una posición social o políticamente dominante es posible plantear los flujos migratorios como un material manejable y modelable. El intento de controlar las inmigraciones es uno de los temas clásicos de las políticas de población, del que pueden observarse ejemplos muy diversos: regulación de la intensidad de los flujos de entrada y salida; selección de la inmigración según su procedencia, su composición, su utilidad para el mercado de trabajo; políticas de asimilación lingüística y cultural; políticas de segregación; políticas de asentamiento geográfico selectivo, etc.
A nosotros, los inmigrantes, se nos han dado muchos nombres: ilegales, extranjeros, trabajadores temporales, violadores de fronteras, indeseables, mojados, wetbacks, mojarras, pollos, exiliados, criminales, no ciudadanos, terroristas, ladrones, forasteros, invasores, indocumentados…solo nosotros, sabemos que somos individuos temerarios, emprendedores, intrépidos, arriesgados, valientes, activos, acometedores, atrevidos, audaces, decididos, resueltos, aprensivos, - arrojados -denodados - dinámicos- enérgicos – trabajadores cuyo único fin que nos mueve a emigrar es la búsqueda de más oportunidades y una mejor calidad de vida para nuestros seres queridos.
En contra parte, estamos siendo perseguidos, acosados, humillados, abusados, nuestros hijos y nuestras esposos, nuestros padres, nuestros hermanos han sido insultados y violados sus derechos humanos básicos, nuestras familias han sido separadas y destruidas sin importar edad, raza, credo, nacionalidad incluyendo la ciudadanía Americana. Aun así, nuestros sueños no han podido ser alterados y nuestras voces convergen en los siguientes:
PRINCIPIOS:
1. Sabemos que la inmigración es una realidad que las sociedades y gobiernos han contribuido a crear, es el espacio donde todos residimos. Comprendemos que la calidad de vida de una persona en un país guarda estrecha relación con el trabajo que hace el inmigrante. Somos parte del instrumento de cambio de este país, de su economía, de su productividad y de su identidad.
2. Todos estamos relacionados con más de un país. El fenómeno multilateral de la migración es SOCIAL y no debe ser POLITICO, no puede resolverse de modo unilateral, puesto que generaría una realidad vulnerable para el inmigrante. La implementación y respeto de los derechos universales es esencial; el derecho a inmigrar y ser incluido pertenece a todos.
3. Tenemos el derecho a movernos y el derecho a que no se nos obligue a movernos. Exigimos los mismos privilegios dados a las corporaciones y las élites internacionales, que tienen el derecho a viajar y a establecerse donde lo deseen. Todos merecemos oportunidades y la posibilidad de progresar. Todos tenemos el derecho a una vida mejor dentro de un marco de respeto mutuo.
4. Creemos que la única ley que merece nuestro respeto es una ley sin prejuicios, que protege a todos y a cada uno en todas partes, sin exclusiones, sin excepciones. Condenamos la criminalización del inmigrante, y exigimos el respeto de los Derechos Humanos Civiles y Universales básicos de los inmigrantes.
5. Afirmamos que ser inmigrante no significa pertenecer a una clase social específica, ni tener una situación legal determinada. Ser inmigrante significa ser un explorador, significa movimiento. Es la condición que compartimos. La solidaridad es nuestra riqueza. Creemos en la igualdad del hombre sin clases ni discriminación de ninguna especie.
6. Reconocemos que las personas individuales con derechos inalienables, son el verdadero barómetro de la civilización. Nos identificamos con las victorias ganadas en la abolición de la esclavitud, los movimientos de derechos civiles, el progreso en la igualdad de los derechos de las mujeres y los crecientes logros de la comunidad inmigrante. Es nuestra responsabilidad y nuestro deber histórico hacer de los derechos del inmigrante el próximo triunfo en la búsqueda de dignidad humana. Es inevitable que el maltrato que dan hoy a los inmigrantes mañana sea nuestra deshonra, nos oponemos enérgicamente a criar a nuestros hijos con una cultura de odio racial en base a su origen y nacionalidad.
7. Afirmamos el valor de la experiencia humana y de la capacidad intelectual que el inmigrante trae consigo tanto como el trabajo físico que provee. Instamos al respeto al conocimiento cultural, social, técnico y político y a su actitud positiva que los inmigrantes poseen.
8. Estamos convencidos de que la funcionalidad de las fronteras deben ser reexaminada en servicio de la humanidad reconociendo el derecho inalienable de los gobiernos de otorgar seguridad e integridad a sus pueblos.
9. Somos testigos de cómo el temor genera barreras, de cómo estas barreras generan odio y de cómo el odio sólo sirve para destruir los valores familiares y de la sociedad en la que nos desenvolvemos. Comprendemos que inmigrantes y no inmigrantes están interconectados, cuando se niegan los derechos a los inmigrantes, los derechos de los ciudadanos están en riesgo.
10. Nos negamos a ser abusados, discriminados, violentados, odiados y por dignidad humana, nos negamos a que nuestros hijos, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestras familias, sean separadas y destruidas por motivos meramente de ambición política, racismo, xenofobia, discriminación y odio, Nada justifica el atentar contra el derecho constitucional de un ciudadano Americano, de estar en este país con su familia, Nada justifica el atentar en contra de la familia, como institución y fundamento de la sociedad.


La dignidad no tiene precio y la integridad no es negociable. Por lo tanto:
En ausencia de una voluntad e interés legislativo, ejecutivo y judicial en los Estados Unidos de América de actuar e involucrarse directamente para solucionar y reformar su sistema de inmigración, que es disfuncional, obsoleto y anticuado, y ante el abuso indiscriminado en la aplicación de las actuales leyes de inmigración del país usándolas como armas políticas y de odio racial para intimidar el derecho al voto en el ciudadano estadounidense, para destruir familias de inmigrantes, separándolas sin importar que uno o más de sus miembros sean ciudadanos estadounidenses, frente al creciente aumento del odio racial en contra del inmigrante, la violación de sus derechos humanos universales, y el ataque indiscriminado hacia los inmigrantes y estudiantes llamados “DREAMERS” se crea la formación de una coalición que se llamara IMMIGRANTS UNITED COALITION con los siguientes:
OBJETIVOS:
1.- Lograr la unión, organización y coordinación entre las organizaciones, comités, grupos e individuales pertenecientes a nuestra comunidad inmigrante, sin importar su nacionalidad, raza, color, sexo, religión y creencias políticas.
2.- Lograr que el Congreso de los Estados Unidos, otorgue una Reforma a sus leyes de inmigración con una Reforma Migratoria Comprehensiva, Humana e Integral con una vía abierta a la ciudadanía Americana.
3.- Obtener un alto inmediato a las deportaciones que afecten a las familias de los inmigrantes y ciudadanos Americanos destruyendo su integridad familiar, y su derecho universal a mantenerse unidos en su lugar de residencia actual.
4.- Garantizar la continuidad del programa Deferral Action for Childhood Arrivals (DACA)
5.- Garantizar la integración de los inmigrantes a la sociedad Americana y velar por la integridad de los derechos humanos y civiles de los inmigrantes y de sus familias en los Estados Unidos de América.
6.- Garantizar y promover el voto y la participación latina. Por tal motivo se:
CONVOCA:
1.- A todas las organizaciones, comités, grupos, e individuales que apoyan y luchan por una Reforma Migratoria Comprehensiva, Integral y Humana en los Estados Unidos de América, a unirse en un frente común y formar parte de IMMIGRANTS UNITED COALITION, para luchar, bajo una misma bandera, por una Reforma Migratoria Comprehensiva, Humana e Integral con una vía abierta a la ciudadanía estadounidense.
2.- A defender, como parte del fundamento de esta coalición, los derechos humanos universales básicos de todos y cada uno de los inmigrantes y de sus familias en los Estados Unidos de América
3.- A trabajar, bajo compromiso moral, organizada y coordinadamente, en un plan de acción a nivel nacional e internacional, a fin de lograr nuestros objetivos de una manera efectiva dentro de un plazo expedito y razonablemente aceptable.
Atentamente
LA UNION HACE LA FUERZA!
IMMIGRANTS UNITED COALITION
INMIGRANTES UNIDOS CORP PRES.- OSCAR MEZA
INMIGRANTES UNIDOS CORP VICE-PRES.- AMERICA CARBAJAL
INMIGRANTES UNIDOS CORP SEC.- BASILIO ALTAMIRANO
INMIGRANTES UNIDOS CORP DENVER: LUCY MOLINA
EMIGRANTES SIN FRONTERAS.- ELIAS BERMUDEZ
JORGE MUJICA
PEDRO ALANIZ
GUADALUPE MANCERA
IVANIA CASTILLO
MARIA MACHIN



(Si quieres agregar tu nombre o el de tu organizacion por favor envianos un texto o escribenos a info@inmigrantesunidos.org)

DESCARGA EL MANIFIESTO DE IUC 2014 EN PDF:
http://inmigrantesunidos.org/uploads/3/1/3/7/3137323/iuc_manifiesto_espanol.pdf

lunes, 8 de septiembre de 2014

La Migra y Usted: Saturadas las cortes de inmigración







Por Armando García

La falta de una reforma migratoria integral, la crisis en la frontera sur del país, la inacción del Congreso y la noticia que el presidente Barack Obama  decidió aplazar hasta después de las elecciones de noviembre cualquier acción de su parte para regularizar la situación migratoria de millones de personas,  hacen que las cortes de inmigración estén saturadas y los casos de muchas personas tarden más de dos años en ser escuchados por los magistrados en las ciudades donde predomina la población indocumentada.
Según un estudio reciente realizado por la Universidad de Syracuse, se reporta que a finales del mes de julio pasado el número de casos pendientes de resolución en los tribunales de inmigración aumentaron unos 396,552. Se habla de un aumento del 22 por ciento, desde el inicio del año fiscal 2013. Por ejemplo Las cortes en California los tribunales de inmigración  llevan la delantera cuentan con unos  81,022 casos por procesar. En segundo lugar lo tiene Texas, donde se han acumulado unos 69,625. El tercer sitio lo ocupa Nueva York, donde se hay 57,204 casos pendientes.
La mayoría de las personas esperando su turno en las cortes migratorias, cuentan con la oportunidad de obtener un permiso para trabajar mientras llega su día en la corte. Dependiendo del lugar donde será escuchado su caso, la lista de espera es muy larga. El mayor tiempo de espera se encuentra en el Valle Imperial de California donde se han acumulado de 1,208 casos con un periodo promedio de espera de 857 días. Omaha, Nebraska ocupa el segundo lugar con unos 4,992 casos que han estado esperando un promedio de 840 días. El tercer puesto lo tiene Phoenix, Arizona con unos  10,984 casos con promedio de espera de 805 días.Top of Form
Hay que estar seguir atentos y pendientes estos días para ver que decide hacer el Congreso o el Presidente para legalizar a los 11 millones de inmigrantes que viven en la clandestinidad con un miedo de der detenidos  y deportados.  

La Migra y Usted es una columna donde analizan temas migratorios de Estados Unidos. Si usted tiene alguna sugerencia sobre un tema a escribir o una pregunta sobre un caso en particular sobre inmigración, diríjala a: armandogarcia@inmigrantesunidos.org o llame al teléfono 1-888-548-4858 extensión # 6.

Bottom of Form


martes, 12 de agosto de 2014

La Migra y Usted: Todo o poco en las manos de Obama





Por Armando García


Los funcionarios de la administración demócrata están tratando de determinar cómo el presidente Barack Obama puede actuar sobre una reforma de inmigración limitada mediante el poder de su firma ejecutiva sin la venia del Congreso estadounidense.

Mientras tanto activistas migratorios y los grupos de derechos humanos han seguido presionando al Presidente para detener las deportaciones, que en su mandato se han deportado a más personas que en las administraciones anteriores.  Recientemente Obama dijo que utilizará el poder ejecutivo, legalmente a su disposición para sacar al país del estancamiento de una reforma migratoria provocado por los republicanos en la Casa de Representantes. 

Obama afirmó que los ciudadanos estadounidenses quieren que actúe por su cuenta en este asunto, asegurando que no se quede con los dedos cruzados o jugando con sus pulgares esperando para que el Congreso haga algo.

El Presidente aseveró que tenía que priorizar y ver si hay algo que está dentro de su autoridad para hacer valer las leyes.  Afirmó que su preferencia es tener una amplia reforma migratoria, pero mientras tanto eso pase, iba que tomar que decisiones ya que para eso fue electo.

La prioridad que ha despertado polémica, es la posibilidad de ampliar el programa de acción diferida que ampara actualmente a los jóvenes que llegaron indocumentadamente de niños a este país. De ampliarse este programa, se podría incluir a los padres de esos jóvenes soñadores y, además podría amparar a todos los padres indocumentados que tienen hijos ciudadanos estadounidenses, una medida que podría beneficiar a unos cinco millones de inmigrantes.

Otro programa que podría ser afectado por el poder del ejecutivo federal es eliminar el Programa de Comunidades Seguras, cuyos críticos han pedido al Presidente que lo limite o lo desaparezca por ser un programa que permite que las autoridades locales compartan información de los extranjeros que son detenidos poniendo en vigor la ley de inmigración y aduanas para que sean deportadas.

La otra medida que pudiera hacer el Presidente es ser más generoso para que se puedan obtener visados para aquellas personas que tienen lazos familiares en los Estados Unidos, incluso aquellas en el caso de que hubiesen violado las leyes migratorias o permitir la entrada segura a los niños que llegan sin ser acompañados a la frontera sur del país.

Muchas cosas pueden pasar antes de que los Congresistas regresen de sus vacaciones de verano. Ellos descansan, incluyendo el Presidente, mientras el mundo y la frontera con México, se les está cayendo y no han querido o podido tomar el control de los acontecimientos mundiales y fronterizos.

La Migra y Usted es una columna donde  analizan temas migratorios de Estados Unidos.  Si usted tiene alguna sugerencia sobre un tema a escribir o una pregunta sobre un caso en particular sobre inmigración, diríjala a: armandogarcia@inmigrantesunidos.org o llame al teléfono 1-888-548-4858 extensión # 6.
Bottom of Form


jueves, 17 de julio de 2014

La Migra y Usted: El drama de los niños en la frontera






Por Armando García

El flujo masivo migratorio de familias y niños viajando solos provenientes su mayoría de Centro América, que han llegado a la frontera sur de Estados Unidos de América, ha provocado a nivel nacional un fervor xenofóbico de los sectores más conservadores, más republicanos, más racistas, más ultra derechistas de la sociedad estadounidense.
Los nuevos Condenados de la Tierra, haciendo alusión al autor Franz Fanon, son ahora reconocidos por muchos como los olvidados, los desplazados, los refugiados, los abandonados, los que huyen de la violencia en sus países, de la miseria de sus poblados, de sus villas, de sus hogares arrastrados por la delincuencia de los pandilleros más sádicos del mundo, por los carteles, por el crimen organizado.

Los gobiernos de esos países, casi todos amigos de los Estados Unidos, ven la salida o mejor llamada la huida de sus connacionales como una válvula de escape a los problemas sociales que no han podido resolver y solamente en forma demagógica dicen que hacen todo por resolver las desigualdades sociales y contrastes de miseria y riqueza que imperan en Latinoamérica.

En Estados Unidos, el presidente Barak Obama, tiene las manos atadas ante esta crisis humanitaria. Ha sido criticado por no visitar la frontera y ser testigo presencial de cómo se encuentran los miles de niños migrantes que han tocado la puerta para pedir refugio como una esperanza de tener una vida mejor.

También se ha dicho que esta crisis ha sido expuesta a la luz pública, para poder poner al Congreso entre la espada y la pared y tomar medidas para que la reforma migratoria integral se haga realidad.



Por otro lado, las voces radicales derechistas, han alzado el grito de que entre los migrantes se encuentran personas infiltradas de grupos terroristas, pandilleros, gente con enfermedades contagiosas, gente indeseable que causaría daño al país si es que los dejan entrar y diseminarse en la sociedad estadounidense.

Las autoridades tienen un problema en sus manos: Deportar a quienes no tienen ningún derecho de ser admitidos al país, o hacer una distinción entre los que pueden ampararse bajo una ley contra el tráfico humano de menores de edad no acompañados por un padre o tutor, firmada en el 2008 por el presidente George W. Bush, o saber quién tiene un reclamo legítimo de refugio o asilo político o quien más puede ampararse bajo las leyes migratorias existentes. 

Abogados especialistas en leyes migratorias, las agencias de servicio social, organizaciones religiosas y no lucrativas que velan por el bienestar y los derechos de los inmigrantes, tienen las manos llenas. Pronto sus escasos recursos se acabaran. 

Las personas que se les deje entrar con una hoja de amparo para presentarse pronto en una corte de inmigración, muchos harán caso omiso a esas órdenes ya que una vez dentro del país, se mezclaran en la sociedad y vivirán algunos en la oscuridad, en la clandestinidad, y si algún día son encontrados se enfrentaran a una deportación inminente o quizá se amparen a una reforma migratoria que a estas alturas esta difícil que se apruebe al menos que la administración del Presidente Obama pueda hacer las paces con los republicanos en la Casa de Representantes o esperar que el Congreso sea mayoría demócrata después de las elecciones de noviembre.

Este pendiente en las próximas ediciones de ‘La Migra y Usted’ donde estaré comentando sobre este drama humano en la frontera con México, el cual no tiene manera de resolverse, ya que los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, de tener una solución para evitar la huida de sus connacionales, ya la hubieran puesto en vigor. Y del gobierno mexicano, no se ve claramente su interés de detener la entrada ilegal de centroamericanos, sino al contrario piensa facilitarles su traslado hasta la frontera del Norte, sin dejarlos subir al infame ferrocarril llamado la ‘Bestia’ la cual ha causado muchas mutilaciones de extremidades y de muertes de pobres inmigrantes que solamente buscan una mejor vida en los Estados Unidos de América porque en sus países de origen, esa vida es ya una tremenda pesadilla.

La Migra y Usted es una columna que analiza temas migratorios de Estados Unidos.   Bajo ninguna circunstancia ofrece asesoría legal, recomendaciones, mediación u orientación jurídica individual. Si usted tiene alguna sugerencia sobre un tema a escribir diríjala a: lamigrayusted@gmail.com. Para ayuda legal contacte a la Asociación Americana de Abogados de Inmigración  http://www.ailalawyer.com/spanish/default.aspx. También puede consultar a la Barra Federal de Abogados http://www.fedbar.org/ para que lo refieran a un licenciado en derecho migratorio cercas de su domicilio.

Armando García es un periodista independiente y es colaborador de varios medios impresos y en internet. Es el director de medios de Finding Productions en Los Ángeles, California. Es el fundador y editor de la Revista ‘Nuestra América” publicada en Internet. Fungió como editor-reportero del semanario ¿Qué Pasa? En Carolina del Norte, Fue el corresponsal y columnista  de Conexión Hispana en San Ángelo, Texas y trabajó como corresponsal de la agencia española “EFE” y de la “Hispanic Press News Agency” en Washington, DC. Además ha sido colaborador de la revista “Latino Leaders” y fue reportero bilingüe en los periódicos La Prensa y Rumbo de San Antonio, Texas. Trabajó como reportero de ‘La Raza Magazine’ en Los Ángeles, California. Fue editor general de los semanarios ‘El Nuevo Tiempo’, ‘Imágenes’ y ‘La Farándula’ en California. Además fue editor administrativo y director de Relaciones Públicas en California del sindicato fundado por el extinto líder sindicalista campesino César Chávez.




 NEWS PHOTOS BY LAGA

¿Viven extraterrestres entre nosotros?

 Foto nhallow Por Larry G. Álvarez Un artículo reciente de Avi Loeb, un destacado astrofísico de Harvard, ha provocado un importante debat...