Sunday, May 31, 2020

EDITORIAL: Floyd Sentía que Moría




Por Armando Garcia
Editor y Fundador de Nuestra América Magazine


Siempre hay un momento desgarrador en cualquier momento nacional de angustia cuando te das cuenta de que, no nos vamos a unir como nación ni haremos nada parecido a eso. Es horrendo haber visto las imágenes de un hombre en agonía, y mas cuando es prácticamente asesinado por un oficial de la ley y el orden a la vista de toda una nación.


En el caso de la muerte de George Floyd en Minneapolis cuyo fallecimiento fue precipitado por un oficial de policía que puso su rodilla en el cuello de Floyd por aproximadamente nueve minutos, momentos en que Floyd se quejó de que no podía respirar y ni tampoco quería morir.


La agonía expresada por Floyd en este breve extracto tomado del video, es una advertencia a lo que los ciudadanos no blancos nos podemos enfrentar, en caso de que algún policía nos detenga por alguna falta que hayamos cometido.


TESTIGO 1: Tienes tu rodilla en su cuello.
TESTIGO 2: Tiene la rodilla en su cuello, oficial.
TESTIGO 1: Ni siquiera se resiste al arresto.
GEORGE FLOYD: No puedo respirar.
TESTIGO 3: ¿Te estás divirtiendo?
GEORGE FLOYD: No puedo respirar.
TESTIGO 1: Solamente eres un adulto, eres un tipo duro. Eres un tipo duro, ¿eh?
OFICIAL TOU THAO: ¿Qué es eso?
TESTIGO 1: Dije que es un tipo duro. Ni siquiera se resiste al arresto, hermano.
OFICIAL TOU THAO: ¿Obtuviste toda la parte cuando peleamos con él?
TESTIGO 1: Pero, hermano, ¿por qué estás sentado allí? Él no está haciendo nada ahora. Ponlo en el auto.
GEORGE FLOYD: No me mates. No me mates


Fue una muerte que enfureció a conservadores y liberales, políticos y apolíticos, personas de todas las razas. Todos vimos el video y las fotos e inmediatamente  sabíamos que el exceso de brutalidad policiaca no era justificada y por consiguiente injusta.


Si alguna vez hubo un momento en que pudimos orar y tener comunión por una tragedia nacional, este fue el momento preciso. Hay que orar por los familiares de George Floyd, y por esta nación, la cual ya no será la misma después de esta trágica la cual es una pandemia social, donde el racismo y la brutalidad se escuda por una placa de ley y el orden. 

Saturday, May 30, 2020

Violencia contra el racismo y la brutalidad policiaca



Por Armando Garcia
Editor y Fundador de Nuestra América Magazine


Una serie de protestas masivas y disturbios han estallado en todo el país provocado por el horrible asesinato de George Floyd, quien murió bajo custodia policial después de ser detenido por supuestamente usar un billete falso de $ 20 dólares en la ciudad de Minneapolis en el estado de Minnesota.

Los residentes de Minneapolis salieron a las calles a protestar y la policía los repeló utilizando gases lacrimógenos, aunque oficialmente no se han dicho cifras de muertos por los disturbios, ya hablan algunos medios de una veintena. Como respuesta los manifestantes han saqueado edificios, centros comerciales y el departamento de policía de la ciudad fue incendiado.

En redes sociales en Latinoamérica, reportan que solamente escenas como las que se ven en la televisión, se comparan con las ocurridas en México y en otros países. Pero en realidad, ya han habido otras como la de los disturbios del 29 de abril de 1992, en Los Ángeles California, como respuesta a la absolución de cuatro policías blancos de por todos los cargos conectado con la severa paliza al afroamericano Rodney King.  

Ahora, una vez mas, America ha estallado en llamas contra el racismo. Las protestas se han extendido  a Los Ángeles, Louisville, y continúan en otras ciudades importantes a medida que pasan los días. Ni siquiera las declaraciones gubernamentales a todos los niveles, con palabras de pacificación y lamentación han podido detener la furia de los ciudadanos que piden justicia, no solamente para Floyd y su familia, sino a todos los demás que han fallecido o lastimado brutalmente por oficiales del orden público.



Floyd murió mientras estaba bajo la custodia de cuatro oficiales; tres lo inmovilizaron mientras uno observaba y mantenía a raya a las multitudes quienes demandaban al policía que soltara a Floyd ya que no estaba poniendo resistencia al arresto, pero Derek Chauvin, quien tenía un historial de mal comportamiento policial, presionó el cuello de Floyd quien decía que “no puedo respirar” y Chauvin continuaba poniendo presión con su rodilla contra el suelo hasta que, y minutos después, Floyd dejó de respirar.

Inicialmente, los cuatro oficiales fueron puestos en licencia administrativa pagada. El 29 de mayo, Chauvin fue arrestado y acusado de asesinato y homicidio involuntario en tercer grado. Se espera que los otros oficiales enfrenten consecuencias similares.



Este arresto y los cargos no han podido que cesen de inmediato las protestas. Los manifestantes continúan exigiendo justicia para otras víctimas de la brutalidad policiaca. Lamentablemente, los disturbios violentos no están ayudando a la situación. La Guardia Nacional ha sido convocada para ayudar a restablecer el orden y hay un toque de queda en todo Minnesota.

Toque de queda en Minneapolis por las protestas por el asesinato de George Floyd



El Pentágono pone a la policía militar en alerta para un posible despliegue en Minneapolis


Nuestra America News Service


El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, decreto un toque de queda motivado a las violentas protestas que se han producido en esta ciudad por el asesinato de George Floyd a manos de un agente de la policía.
El toque de queda entrará en vigor desde las 8:00 pm, hora local, empezando el  29 de mayo, y se extenderá hasta el fin de semana, al final del mes de mayo.
Los infractores serán castigados con una multa de hasta 1.000 dólares o hasta 90 días en la cárcel.
"Durante el toque de queda, nadie debe estar en las calles", se lee en la declaración de emergencia publicada por el alcalde.
Un vídeo que muestra cómo un oficial se arrodilló sobre el cuello de Floyd, que ya estaba esposado, y permaneció en esa posición durante casi ocho minutos hasta que el hombre perdió el conocimiento, fue el detonante para que varios sectores de la sociedad salieran a las calles a exigir el fin de la violencia policial contra la comunidad afroamericana
La víctima falleció en el hospital poco después, mientras que los cuatro agentes involucrados en la detención fueron despedidos.
​La violencia policial contra la comunidad afroamericana ha sido un tema polémico en EEUU en los últimos años. El incidente trae a la memoria el caso de Eric Garner, un afroamericano que murió sin estar armado en 2014 en Nueva a manos de un policía.
Y si nos vamos más atrás, a 1992 cuando policías de Los Ángeles detuvieron a un conductor afroamericano y le propinaron una paliza que provocó disturbios que incendiaron a la ciudad angelina, hasta el punto de que tuvieron que intervenir infantes de marina federalizada así la guardia nacional para parar los disturbios.

Aquel caso, sumado a otros tantos que incluyen a menores de edad, propició el auge del movimiento Black Lives Matter, que realiza campañas contra la violencia hacia los afroamerianos en EEUU.

Friday, May 29, 2020

Supremacía Blanca: Principal Amenaza. Peligrosa como ISIS, Al-Qaeda




Por Goethe Behr

La mayoría de las crisis que hemos cubierto han sido eventos naturales, como un ataque de asteroides, o problemas provocados por el hombre, como el calentamiento global. Pasemos a un fenómeno puramente humano. ¿Cuál es el riesgo número uno que enfrentamos el uno del otro? El consenso parece ser el terrorismo de supremacía blanca.

Politico enumera ocho cuestiones que los expertos temen. El número uno entre ellos es la globalización de la supremacía blanca.
En las últimas semanas, el Departamento de Estado, por primera vez, designó formalmente a una organización supremacista blanca, el Movimiento Imperial Ruso, como una organización terrorista, en parte porque está tratando de entrenar y sembrar adherentes en todo el mundo. . . Hay advertencias serias —y explícitas— acerca de esto provenientes del gobierno de EE. UU. Y de funcionarios extranjeros que se hacen eco de las advertencias que surgieron para Al Qaeda antes del 11 de septiembre.
Military Times advierte que nuestros propios militares tienen una peligrosa participación de la supremacía blanca. Una encuesta de militares activos encontró que el 36% fue testigo de la supremacía blanca dentro de las filas, en comparación con el 21% del año anterior.
Más de un tercio de todas las tropas en servicio activo y más de la mitad de los miembros del servicio minoritario dicen haber presenciado personalmente ejemplos de nacionalismo blanco o racismo ideológico dentro de las filas en los últimos meses, según la última encuesta de militares en servicio activo Tiempos lectores.

En general, las tropas que respondieron a la encuesta citaron a los nacionalistas blancos como una mayor amenaza a la seguridad nacional que el terrorismo interno relacionado con el Islam y la inmigración. . .

Respuesta del Congreso: los miembros del Comité de Servicios Armados de la Cámara celebrarán una audiencia sobre el tema el próximo martes titulada "Incidentes alarmantes de supremacía blanca en el ejército: ¿cómo detenerlo?"
War-on-the-Rocks dice que la supremacía blanca está integrada en el ejército, que tiene tantos monumentos, puestos militares y barcos que llevan el nombre de los líderes de la Confederación, que declararon y declararon la guerra a los Estados Unidos de América.

El miedo a la supremacía blanca no es solo entre los militares. Una encuesta de YouGov-Fox señaló que la mitad de la población, en su conjunto, ve la supremacía blanca como un problema "muy serio", y uno de cada cinco lo considera un problema "algo serio". Los demócratas están más preocupados que los republicanos, pero entre los independientes, el 65% ve el problema como "grave". Un republicano se metió en problemas al respecto. . .
El representante Steve King fue criticado a principios de este año por sus declaraciones sobre la supremacía blanca. "Nacionalista blanco, supremacista blanco, civilización occidental: ¿cómo se volvió ofensivo ese lenguaje?" dijo en una entrevista con The New York Times.
El Departamento de Seguridad Nacional dice que la violencia de la supremacía blanca es ahora un peligro tan grande como el ISIS o Al Qaeda.
El terrorismo doméstico y los ataques masivos son una amenaza tan grande para los Estados Unidos hoy como el terrorismo extranjero, dijo el Departamento de Seguridad Nacional en un nuevo informe de estrategia. . . "En nuestra era moderna, la continuación del extremismo violento basado en la raza, particularmente la supremacía blanca violenta, es una afrenta abominable para la nación", dijo el secretario de seguridad nacional Kevin McAleenan. El FBI también está preocupado.
Las personas que se adhieren a la ideología del extremismo violento motivado racialmente han sido responsables de los incidentes más letales entre los terroristas domésticos en los últimos años, y el FBI evalúa la amenaza de violencia y letalidad que representan los extremistas violentos motivados racialmente. La actual amenaza extremista violenta por motivos raciales está descentralizada y se caracteriza principalmente por actores solitarios. Estos actores tienden a radicalizarse en línea y atacan a las minorías y los objetivos blandos utilizando armas de fácil acceso.

El FBI ya ha realizado una serie de arrestos entre miembros de organizaciones supremacistas blancas de Estados Unidos que habían estado acosando a periodistas y lugares de culto y discutiendo ataques violentos, y ahora ha elevado a estos grupos terroristas tradicionalmente domésticos al mismo nivel de prioridad que los grupos extranjeros como el Estado Islámico . . Antes del 11 de septiembre, el incidente terrorista más mortal en suelo estadounidense fue el bombardeo de Timothy McVeigh en la ciudad de Oklahoma. . .
Foreign Policy in Focus dice que la policía debería cambiar su enfoque de extremistas islámicos a terroristas domésticos y blancos.
Existe un fuerte argumento para trasladar los recursos policiales de las organizaciones musulmanas a los terroristas blancos nacionales. . . Aunque su escala precisa es difícil de medir, la supremacía blanca violenta es claramente un problema en los Estados Unidos.
El Wall Street Journal dice: "Estados Unidos debería usar su experiencia duramente ganada contra Al Qaeda y el Estado Islámico para combatir el aumento de los ataques letales de supremacía blanca". Mientras tanto, Business Insider dice: "Los datos del Departamento de Justicia revelan que supuestos supremacistas blancos estuvieron detrás de casi todos los casos de terrorismo doméstico basados ​​en la raza en 2018".


White Supremacy Number One Threat - Dangerous as ISIS, Al-Qaeda



Preparing for the next crisis












By Goethe Behr

Most of the crises we’ve covered have been natural events, such as an asteroid strike, or human-made problems, such as global warming. Let’s turn to a purely human phenomenon. What is the number one risk that we face from each other? The consensus appears to be white-supremacist terrorism.

Politico lists eight issues that experts fear. Number ONE among them is the globalization of white supremacy.
In recent weeks, the State Department—for the first time—formally designated a white supremacist organization, the Russian Imperial Movement, as a terrorist organization, in part because it’s trying to train and seed adherents around the globe. . . There are serious—and explicit—warnings about this coming from U.S. government and foreign officials that eerily echo the warnings that came about for al Qaeda before 9/11.
Military Times warns that our own military have dangerous white supremacy involvement. A poll of active military found that 36% witnessed white supremacy within the ranks—compared to 21% the previous year.
More than one-third of all active-duty troops and more than half of minority service members say they have personally witnessed examples of white nationalism or ideological-driven racism within the ranks in recent months, according to the latest survey of active-duty Military Times readers.

Overall, troops who responded to the poll cited white nationalists as a greater national security threat than both domestic terrorism with a connection to Islam, as well as immigration. . .

Congressional response–House Armed Services Committee members will hold a hearing on the issue next Tuesday titled “Alarming incidents of white supremacy in the military — how to stop it?”
War-on-the-Rocks says white supremacy is built into the military, which has so many monuments, military posts, and ships named after leaders of the Confederacy—who declared and waged war on the United States of America.

Fear of white supremacy is not just among the military. A YouGov-Fox poll noted that half the population, as a whole, sees white supremacy as a “very serious” problem, with one-out-of-five considering it a “somewhat serious” problem. Democrats are more concerned that Republicans, but among Independents, 65% see the problem as “serious.” One Republican got into trouble about it. . .
Rep. Steve King came under fire earlier this year for his statements about white supremacy. “White nationalist, white supremacist, Western civilization — how did that language become offensive?” he said in an interview with The New York Times.
The Department of Homeland Security says white supremacy violence is now as big a danger as ISIS or al Qaida.
Domestic terrorism and mass attacks are as great a threat to the United States today as foreign terrorism, the Department of Homeland Security said in a new strategy report. . . “In our modern age, the continuation of racially based violent extremism, particularly violent white supremacy, is an abhorrent affront to the nation,” acting homeland security secretary Kevin McAleenan said.The FBI is also concerned.
Individuals adhering to racially motivated violent extremism ideology have been responsible for the most lethal incidents among domestic terrorists in recent years, and the FBI assesses the threat of violence and lethality posed by racially motivated violent extremists will continue. The current racially motivated violent extremist threat is decentralized and primarily characterized by lone actors. These actors tend to be radicalized online and target minorities and soft targets using easily accessible weapons.

The FBI has already made a series of arrests among members of U.S. white supremacist organizations who had been harassing journalists and houses of worship and discussing violent attacks, and it has now elevated such traditionally domestic terror groups to the same priority level as foreign groups like the Islamic State. . . Before 9/11, the deadliest terror incident on U.S. soil was Timothy McVeigh’s bombing in Oklahoma City. . .
Foreign Policy in Focus says law enforcement should change its focus from Islamic extremists to domestic, white terrorists.
There’s a strong argument to shift law enforcement resources from Muslim organizations to domestic white terrorists. . . Although its precise scale is hard to measure, violent white supremacy is clearly a problem in the United States.
The Wall Street Journal says, “The U.S. should use its hard-won experience against al Qaeda and Islamic State to combat today’s surge of lethal white supremacist attacks.” Meanwhile, Business Insider says, “Justice Department data reveal that alleged white supremacists were behind nearly all race-based cases of domestic terrorism in 2018.”

Voice of America warns that the problem is worse than we think, since it’s mostly underground—on the Internet.
In September, the U.S. Department of Homeland Security released its framework for countering terrorism and targeted violence, which states that online space appears essential to the recent growth of white supremacists, in particular. . .

“We are witnessing the internationalization of the white supremacist movement,” the Anti-Defamation League found in a recent report. “European and American adherents are learning from each other, supporting each other and reaching new audiences.”
The issue has struck inside the White House. Former Breitbart editor Katie McHugh, who was fired after racist tweets, says she was radicalized into white supremacy by Trump’s senior adviser, Stephen Miller. Business Insider notes that McHugh provided more than 900 emails between her and Miller, relating to the issue—some of which were sent from an official government account.

Fox Carolina reports that 25 Jewish members of Congress have called on Trump to fire Miller.

The conservative Washington Examiner also says, “It’s high time for Trump to dump Miller,” not just for his racist views, but also for what conservatives view as incompetence or malevolence in his job.
Ann Coulter, perhaps the most significant influence on Trump’s immigration stance, weighed in on Miller’s unwillingness to make a deal.

“He’s never taken to heart the important Reagan slogan, there’s no end to what can be accomplished if you don’t care who gets the credit,” Coulter told Frontline. “He’s the one blocking a lot of the things in the Trump administration, like hiring anyone who knows how to get it done.”

We can’t say with certainty what hate is or isn’t in Miller’s heart, but we know that he was happy enough to use the work of hatemongers and kill the GOP’s last shot at immigration reform, apparently because it would help predominantly Mexican immigrants. It’s long past time for Trump to dump Miller.
And finally, back to the general topic, the conservative National Review says, “It’s time to declare war on white-nationalist terrorism.”
It’s time to face some dreadful, terrible facts. The United States is now facing a deadly challenge from a connected, radical, online-organizing community of vicious white-nationalist terrorists. They are every bit as evil as jihadists, and they radicalize in much the same way. And just like the ISIS terrorists our nation and our allies have confronted in the great cities of the West, they use the most modern of tools to advance the oldest of hatreds. . .

Beginning in 2015, however, it became apparent to those who had eyes to see that our nation was starting to experience a new youth movement of hate. The Charleston church massacre was followed by a strange — and for those who experienced it — terrifying wave of bizarre online racist harassment. The word “alt-right” entered the American lexicon. It targeted Jews, it targeted African Americans and Hispanics, and it targeted critics of Donald Trump.
The article lists just a few of the white-supremacist terror attacks.
A young man drove his car into a crowd of anti-racist protesters in Charlottesville. . . One of the “trolls” . . .armed himself, slaughtered worshippers in two New Zealand mosques, and filmed the attack. . . The next month, a young man in California. . .tried to slaughter worshippers in a California synagogue. . . the Tree of Life synagogue massacre in Pittsburgh. . . white supremacist who killed a black man in New York with a sword. . . attempted church massacre in Kentucky. . .gunned down two black victims at a Kroger grocery store instead. . . an “alt-Reich” Facebook group stabbed a black Maryland college student to death. . . a white man in Kansas shouted ethnic slurs before shooting two Indian engineers in a bar, killing on. . .
And that short list doesn’t even mention the most horrendous attack on American soil, prior to 9/11: the 1995 Oklahoma City bombing—on which the government quickly and quietly closed the book, after condemning only two participants.
A disaffected veteran named Timothy McVeigh drove a Ryder truck stuffed with explosives into downtown Oklahoma City and destroyed a federal office building, killing 168 people, including 19 children, and maiming hundreds of others. . .

Obvious suspects were offered deals by government prosecutors, usually but not always in exchange for their testimony. Others slithered down the priority list until they were lost or forgotten. Half a dozen rightwing radicals fingered as possible suspects by government informants or by fellow anti-government warriors were not questioned about the bombing, even when it became clear they had lied about their whereabouts on 19 April.

Larry Mackey, the No 2 prosecutor against McVeigh and the lead prosecutor against Nichols, has acknowledged his team did not entirely believe it, either. “If you had said to us: ‘Anybody in the room 100% confident that McVeigh was alone, raise your hand,’ we would have all kept our hands in our laps.”
This is a big article about a big problem—white-supremacist terrorism

Thursday, May 28, 2020

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: ¿Fin del Covid-19 o inicio de lo peor?




El lunes 1 de junio ¿saldrá la gente del confinamiento?



Todos tendrán que llevar cubrebocas y cubrecara



Por Francisco Gómez Maza


Me temo que la recesión económica, que ya se veía venir hace por lo menos dos años, y que ha sido impulsada brutalmente por la pandemia de SARS-Cov-2, es y será más dramática que la Gran Depresión de 1929, aunque en entornos demográficos muy diferentes.
En esta prolongada pandemia, generada por el mortal Covid-19, en Estados Unidos de Norteamérica - de casi 10.000,000 millones de kilómetros cuadrados-, unos 330 millones de personas han estado y siguen estándolo a expensas del mortal SARS-Cov-2. Y ahora con mayor riesgo por el desconfinamiento. O sea que es muy posible que sigan los contagios masivos y la mortandad.
En México, en una superficie de casi 3 millones de kilómetros cuadrados, unos 130 millones de personas casi enloquecen por llevar ya dos meses y medio confinadas en casa para salvar el pellejo frente a los escupitajos de los interlocutores en la calle, en los mercados, en las oficinas, en los bancos, en las escuelas, en las iglesias, entre otros sitios, y muchas veces hasta en la propia casa.
Estados Unidos, que era, antes del Covid-19, la primera economía del mundo por volumen del PIB, podría decirse que está colapsada, hecha polvo, con el mayor desempleo nunca visto en su historia
Imaginen de qué catadura es el “catarrito” coronoviral que sufre la economía del país vecino, con la quinta parte de contagios mundiales, principalmente en su centro urbano más dañado por el nuevo coronavirus, la ciudad de Nueva York. Este centro urbano mundial reporta alrededor de 30 mil muertos (hasta hoy) de los 100 mil que oficialmente se dice que han muerto en todo el país.
Y eso que no se registran todos los fallecimientos, en el primer mundista imperio y menos en un país emergente como México.
Pero se está acabando el tiempo de protección prácticamente en todo el mundo. Parece que a partir del primero de junio todos tendrán que rascarse con sus propias uñas frente a la pandemia. Así que aún no se acaba el trabajo de muerteros y panteoneros.
Muchos estados, y México no será la excepción, han iniciado gradualmente a reiniciar sus actividades económicas, al permitir el gobierno que algunos negocios —desde gimnasios, tiendas minoristas y restaurantes, hasta peluquerías y salones de belleza— reabran con algunas restricciones.
Los fabricantes de automóviles están recontratando a una parte de sus empleados despedidos cuando arreció la pandemia, por lo que la cantidad de personas que reciben beneficios de desempleo ha disminuido, pero no se crea que están en un lecho de rosas.
Hubo un momento en el cual la economía estadounidense expulsó a unos 41 millones de trabajadores, los registrados, pero con el parcial desconfinamiento, las cifras de personas que solicitaron ayuda por desempleo por primera vez, aunque aún son altas según los estándares históricos, ahora han caído durante ocho semanas consecutivas. Además de los que presentaron la solicitud la semana pasada, 1.2 millones adicionales lo hicieron bajo un programa nuevo para trabajadores independientes, que por primera vez son elegibles para recibir la asistencia por desempleo.
Los datos de las tarjetas de crédito y débito de Chase Bank muestran que los consumidores han aumentado lentamente sus gastos, desde que el gobierno de Trump distribuyó cheques de estímulo a mediados de abril.
Allá, al momento, se encuentran recibiendo seguro por desempleo unos 21 millones de personas, pero hasta el 23 de mayo, casi 41 millones habían solicitado ese seguro, cuando el Covid-19 se intensificó en marzo, de acuerdo con los reportes del Departamento de Trabajo.
Imaginen. Si cuando a Estados Unidos le da un catarrito, a la economía mexicana le da pulmonía, cómo estará la actual situación, en la que la economía del imperio colapsó. No dispongo de cifras de desempleo en México porque al parecer no hay cifras confiables, Tanto las del Instituto Mexicano del Seguro Social, como las del Instituto de Estadística e Informática y el Banco de México, no son ciertas, son sólo estimaciones. Recientemente, el banco central estimó que se perderían entre un millón y un millón 400 mil puestos de trabajo, y los contadores del Seguro andan perdidos. Habrá que esperar la encuesta del Inegi. Pero a esta la conoceremos hasta el 2021.
Las cifras que van a ser aún descubiertas por los estadísticos serán escalofriantes, de acuerdo con los montos de población económicamente activa. México tiene unos 56 millones de personas en esta categoría y muchos viven de pobres, otros millones han tenido que refugiarse en la economía subterránea. Pero ya por todos lados del país se siente la hediondez de la pobreza.
Millones de mexicanos van a salir a las calles el lunes primero de junio, porque ese día se acaba la jornada de sana distancia y empieza la ignota “nueva normalidad”. Este escribidor no es agorero como la lechuza que vivía en un árbol del patio de mi casa materna, pero ya estoy viendo un masivo contagiadero de SARS-Cov-2. Ojalá que este malvado virus no me oiga.
Y como siempre, quien siempre pone el mal ejemplo es el presidente López Obrador, quien ya anunció que nuevamente se va de pata de chucho a recorrer los estados del sureste de la república, primero para dar el banderazo de salida de la odiada construcción del ferrocarril que transportará los vagones del Tren Maya.




EDITORIAL: El país vive bajo un racismo abierto



Por Armando García
Editor y Fundador de Nuestra América Magazine

Aunque es muy común que en Estados Unidos el racismo exista, en los últimos días se han visto episodios muy abiertos contra la gente afroamericana, a los asiáticos americanos, inmigrantes e hispanoamericanos, simplemente por cosas como el no llevar puesto en cubrebocas en un centro comercial, o por estornudar siendo de origen asiático o por ser latino, diciéndoles agresivamente que se devuelvan a su país de origen, aun siendo nacidos en este país.
Por parte de la policía, se han visto en los medios, cómo los oficiales del orden público, los responsables de imponer la paz en la sociedad, han abusado de su poder, hasta el punto de asesinar a personas no blancas o, hasta sajones persiguiendo a personas de color o, acusándolas de algún delito que no cometieron. También, hasta sugerir que dueños de negocios tienen el “derecho” de negar servicios a personas hispanas o de otro color de piel.


Todo esto es debido en primera al discurso racista, xenofóbico del presidente Donald J. Trump contra los migrantes latinos, los asiáticos y musulmanes; entre otros y en segunda por el impacto de la pandemia de coronavirus en lugares como las cárceles y las reservaciones de los nativos americanos o en las zonas agrícolas del país, en su mayoría invisibles para el resto la población.


El pleno Siglo XXI estamos regresando a los años de los siglos Siglo XIX y XX, donde no se les permitía a mexicanos o de piel oscura entrar a un restaurante. Historias de linchamientos en los estados que alguna vez pertenecieron a México, llenan páginas en los libros de historia que se empolvan en las bibliotecas y hemerotecas.
Hay que estar vigilantes y recordar lo que dijo Martin Luther King Jr. con palabras más o palabras menos que las leyes de derechos civiles no impiden que una persona te odie por el color de tu piel, pero si impiden que lo lleguen a linchar.

Wednesday, May 27, 2020

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: Nos va a llevar el tren




Megaproyecto a contracorriente






Capricho que saldrá caro a Morena



Por Francisco Gómez Maza


La determinación de López Obrador de ir a contracorriente del malestar de varios pueblos y comunidades originarias del sureste, por la construcción del tren maya, va a costarle caro en lo futuro cercano. No es bien vista la decisión presidencial, y no sólo por el panismo – eso sería explicable -, sino por muchos inclusive de sus seguidores. En el sureste, en Chiapas y en Tabasco particularmente, la gente ya está cansada de que los gobiernos decidan por ella y de que sean objeto de imposiciones.
Él está seguro de que los indios quieren el tren. La verdad es que le tienen miedo porque es una aberrante intromisión en su cultura, en su biodiversidad, y están seguros de que es un proyecto destructor.
Sin embargo, corre el peligro de que, en el propio estado donde nació, no sea bien evaluado electoralmente y su partido Morena se convierta en flor de un día y en el ya cercanísimo proceso electoral de 2021. La derecha está integrando alianzas con las organizaciones campesinas, con indígenas, con empresarios y la ciudadanía.
Y es que la decisión de López Obrador, de entrada, está fuera de la realidad. Es calificada como un capricho personal. Además, no realizó una verdadera consulta entre los pueblos y comunidades (ya no estamos en los tiempos de la consulta a mano alzada. Ésta sólo es funcional en los comisariados ejidales y en las organizaciones comunales del campo.
Y los indios están aún más enojados porque el Tribunal Colegiado en Materia Administrativa con sede en Tuxtla Gutiérrez revocó la suspensión provisional de las labores de construcción del tren en el tramo Palenque -Escárcega, había otorgado la jueza Lucía Anaya Ruiz Esparza, del Segundo Distrito de Amparo y Juicios Federales del Estado de Chiapas en favor de indígenas choles, que se oponen a la construcción del tren.
El amparo se presentó con el argumento central del peligro de contagio de COVID-19, que para la población indígena representa esa construcción, y fue precisamente atendiendo a ese riesgo que la jueza otorgó la suspensión. Con todo, los magistrados de ese Tribunal Colegiado la revocaron con el argumento de que el riesgo para la comunidad Maya Ch’ol constituye un acto futuro de realización incierta. “Es decir, que para los magistrados la población tendría que estar contagiada para que la suspensión de los trabajos debiera de otorgarse, lo que llevaría al absurdo de que las medidas sanitarias preventivas, en este caso a cargo del Poder Judicial de la Federación, carecieran de sentido”. Así, los jueves afectaron a las comunidades Ch’ol de Palenque, Ocosingo y Salto de Agua y la organización Indignación.
Los magistrados alegaron que las autoridades (fundamentalmente Fonatur) dicen que las empresas encargadas de la ejecución del proyecto han observado las medidas de prevención para sus trabajadores y los pobladores de esa región. 
Sin embargo, si con lavarse las manos, cubrirse la boca y no escupir fuera suficiente para prevenir los contagios del SARS-Cov-2, bastaría que en cualquier empresa, centro de trabajo o educativo se afirmara lo mismo para que toda la población dejara el confinamiento al que las autoridades de salubridad han inducido”, resaltaron las y los defensores del territorio, quienes señalaron la contradicción de que los magistrados trabajen de manera remota para no contagiarse, pero sí desechen la medida en favor de las comunidades indígenas argumentando que no hay riesgo de contagio.
Igualmente insostenible es el argumento de los magistrados, consistente en que el Tren Maya es, en sí mismo, de interés público y social, ya que supuestamente podría generar a la colectividad desarrollo en económico. Pero la verdad es que, con tal argumentación, lo que hacen los magistrados no es más que repetir lo que dicen las autoridades y que ha sido ampliamente contradicho por numerosas organizaciones, comunidades y académicos, además de que hacen caso omiso de que, en estos momentos, el mayor orden público e interés social debe de estar fincado primordialmente en la salud de la población. 
En realidad, lo que los magistrados defienden, a costa de la salud de los Maya Ch’ol y de otros sectores de la región, es un proyecto presidencial favorable para las empresas constructoras y para el interés de Fonatur. Lejos están los propios magistrados de resolver, poniendo por delante las necesidades de los pueblos y comunidades indígenas.
Otros que también, como dicen en Chiapas, se están haciendo pijijis son los legisladores morenistas, que han incurrido en omisión legislativa sobre el derecho de los pueblos originarios a la consulta verdadera. 

·         Hacerse pijiji es hacerse tonto, por no decir una palabra que las buenas conciencias califican de majadería


Análisis a Fondo: La guerra sucia continuará; le conviene a Washington

Foto proporcionada por el autor. No lo dejaran gobernar, le dije a Olivia en el 2019   Ahora lo acusan de ser financiado por los narcos ...