martes, 31 de marzo de 2020

Comunicado de la Secretaría General de la OEA sobre la situación en Venezuela





Por OEA

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha tomado conocimiento del plan presentado en el día de hoy por el Secretario de Estado de los Estados Unidos de América, Michael R. Pompeo, titulado "Marco para la Transición Democrática en Venezuela".

Reafirma que resulta imprescindible la liberación inmediata de los presos políticos, así como recuperar la institucionalidad representada por la Asamblea Nacional y sus integrantes democráticamente electos, así como la institucionalidad del Tribunal Superior de Justicia.

Del mismo modo, la vía posible para recuperar la democracia en Venezuela pasa inexorablemente por la salida del país de los miles de agentes de seguridad e inteligencia extranjeros.

Por lo anterior, la Secretaría General de la OEA considera que el plan presentado constituye una propuesta válida de solución para salir de la dictadura usurpadora y recobrar la democracia en el país.

El camino propuesto en el plan del Departamento de Estado en el día de hoy merece el apoyo de todos aquellos que bregamos por elecciones libres y transparentes en Venezuela, de acuerdo a los estándares de la Carta Democrática Interamericana, y con observación internacional, incluyendo la OEA.

Igualmente, el involucramiento de la comunidad interamericana e internacional resultará fundamental para ayudar a remediar la dramática situación humanitaria del pueblo venezolano, de sus migrantes, de su salud y para la necesaria reconstrucción de la economía y el tejido social del país, así como para la reconstrucción de los procesos electorales en el país.

La Secretaría General de la OEA reitera su disposición a continuar trabajando en favor del regreso de la democracia a Venezuela y compromete su apoyo a la presente propuesta en defensa de la libertad y de los valores del Sistema Interamericano.

Celebrating the birthday of a great civil rights and labor leader

NUESTRA PATRIA: Muerte anunciada







Análisis a Fondo: 

 La catástrofe fue advertida por un panel de expertos de la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación

 Lo más grave: ningún gobierno, ni siquiera los de las grandes potencias, estaba preparado para afrontarla

Por: Francisco Gómez Maza


El 18 de septiembre de 2019, la prensa mundial divulgó un informe elaborado por un panel de expertos para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM), que advertía: "Nos enfrentamos a la amenaza muy real de una pandemia fulminante"
El sombrío informe, encargado por ambas instituciones supranacionales a la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación, agregaba: "el espectro de una emergencia sanitaria mundial se vislumbra peligrosamente en el horizonte". Y quién iba a creer que los primeros síntomas de la, posteriormente, declarada pandemia empezaría a sentirse a finales de ese mismo año.
El documento, de acuerdo con una versión de la BBC y otros medios de prensa mundiales, señalaba que el mundo se enfrentaba a un creciente brote de enfermedades infecciosas: entre 2011 y 2018, la OMS registró 1,483 brotes epidémicos en 172 países: influenza, Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), ébola, zika, la peste, la fiebre amarilla y otros, precursores de una nueva era de brotes de alto impacto y propagación rápida, que se detectaban con mayor frecuencia y eran cada vez más difíciles de manejar.
(En 2015, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, vaticinó el “gran riesgo de una catástrofe global: una pandemia causada por un virus altamente infeccioso, que se propagaría rápidamente por todo el mundo, y contra el cual no estaríamos listos para luchar.”)
El documento de la OMS y el BM ponía como ejemplo la pandemia mundial de influenza de 1918 (La gripe española), que enfermó a un tercio de la población mundial y mató a unos 50 millones de personas. Si en la actualidad (2019) hubiera un brote similar, podría matar a entre 50 y 80 millones de personas, y liquidaría "casi el 5% de la economía mundial", de acuerdo con el reporte.
Esta catástrofe se vería facilitada en medio de una población que hoy es cuatro veces mayor a la de hace 100 años y que puede viajar a cualquier parte del mundo en menos de 36 horas. Si esto llega a ocurrir, decía el documento, es fácil imaginarse las consecuencias: "Una pandemia mundial de esa escala sería una catástrofe y desencadenaría caos, inestabilidad e inseguridad generalizadas".
El documento de la OMS y el Banco predecía algo más grave aún: "El mundo no está preparado". Cómo combatir la desnutrición oculta que afecta a millones de personas en todo el mundo. ¿De dónde surge este oscuro panorama y cómo un panel designado por la OMS llegó a esta conclusión?
El informe de la OMS y el BM fue redactado por la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación, panel de expertos, políticos, jefes de organismos y líderes de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. La misión de la junta fue evaluar la capacidad del mundo para protegerse de las emergencias sanitarias, detectar los puntos débiles para atender estas emergencias y proponer estrategias de preparación.
La conclusión del panel fue que muchos de los aprendizajes y recomendaciones, que surgieron de las crisis sanitarias sufridas por el mundo, "se aplicaron de forma deficiente o no se aplicaron en absoluto."
En el caso de la entonces supuesta, pero pronosticada pandemia, colapsarían muchos sistemas nacionales de salud, particularmente en países menos desarrollados.
Y una conclusión que ciertamente no puede ser producto de ninguna teoría conspiracionista: Apuntaba el documento que "una diseminación intencional (de los microorganismos) complicaría la respuesta al brote. Además de la necesidad de decidir cómo afrontar el patógeno, deberían entrar en juego medidas de seguridad, lo que limitaría la divulgación de información y fomentaría las divisiones sociales".
Los autores del estudio se preguntaban: ¿Hay salida? Y de inmediato venía la respuesta: “El riesgo de propagación de infecciones crece debido a factores como la falta de acceso a servicios básicos de las comunidades de escasos recursos, el aumento de la población, el cambio climático y las migraciones.”
Para mitigar esos riesgos, el panel recomendó una serie de "medidas urgentes" que debían tomarse a nivel global. Muchas de estas estrategias tenían que ver con que los gobiernos fortalecieran sus sistemas de respuestas y estuvieran preparados para lo peor, pero de manera coordinada…
Y parece que sólo la República Popular China tuvo conciencia y preparación para confrontar la pandemia que hoy tiene en la cuerda floja a 179 países.
En el caso de México, usted, amigo lector, tiene la pelota en sus zapatos…


NUESTRA PATRIA: Planes de Choque por la Contingencia




Dr. Jorge A. Lera Mejía

Cuando una economía doméstica o del hogar colapsa, lo primero que debe intervenir, es un plan de choque. Esto es, dejar de gastar más de lo que se ingresa e incrementar las actividades productivas versus las suntuarias o innecesarias.
Lo mismo sucede cuando una empresa local entra en déficit y desequilibrios, lo primero es soltar lastres excesivos, luego redefinir las acciones de corto plazo más urgentes y después reproducir las labores con más y mejor productividad.
Esta condición de crisis empresarial, se le conoce como 'quiebra técnica'. Significa que las empresas tienen gastos mayores que sus ingresos, llegando la empresa a no ser capaz de generar los recursos suficientes para financiar su gasto operativo y de inversión, así como para hacer frente al costo financiero de su deuda y a sus obligaciones fiscales.
Al llegar ésta crisis a una economía nacional, primero ésta se desacelera, luego entra en franca recesión, luego puede llegar a la quiebra.
En estos momentos, la economía mexicana pasa ya de las dos primeras fases y está entrando en una franca recesión técnica, producto de la propia desaceleración de la economía mundial, así como el impacto de la crisis sanitaria del Covid-19.
PLAN DE CHOQUE NACIONAL:
Desde inicios del mes de marzo, se avizoró la entrada de estas crisis, debido a los problemas derivados de la pandemia del coronavirus, complicado con la pérdida de productividad de los Estados Unidos.
Se presentan actualmente en México, amplios sectores de la población que inician a sufrir hambre y desnutrición, que carecen de ingreso o que éste es exiguo, que su situación es de desocupación o de trabajo en la informalidad, y que viven en condiciones de precariedad y pobreza.
El mayor golpe se presenta en mujeres cabeza de hogar, personas en condiciones de discapacidad, de hombres y mujeres adultos mayores, de niños, niñas y adolescentes que deambulan por las calles y caminos sin ningún sustento.
En el marco de la emergencia económica, social y ambiental, urge que el gobierno mexicano lance un PLAN DE CHOQUE SOCIAL para los siguientes cien días, conteniendo medidas urgentes e integrales, como las siguientes:
1. El fortalecimiento extraordinario de la infraestructura y dotación hospitalaria, incluida la provisión gratuita de medicinas.
2. La protección del empleo y del ingreso de quienes tienen trabajo, mediante el subsidio a las nóminas, asumido por el Estado, especialmente a las Mipyme, protegiendo la planta laboral.
3. La garantía de un ingreso básico, en la forma de subsidio al desempleo para los desempleados, los trabajadores informales, la población en discapacidad, las mujeres cabeza de hogar, los adultos mayores.
4. La gratuidad de todos los servicios públicos, incluidos el acceso a internet, por tres meses.
5. La moratoria de los créditos hipotecarios, de consumo y educativos por tres meses y la reprogramación de sus pagos mediante la redefinición de los plazos y las cuotas.
6. El subsidio de los pagos de pensión y matrícula en los centros educativos privados de educación básica, media y superior.
7. La intervención del mercado financiero para regular las tasas de interés en niveles que no superen en más 6 puntos anuales la tasa de inflación.
8. La regulación de los precios de los alimentos en casos de especulación; los estímulos extraordinarios a la producción y comercialización, incluido el transporte, de la producción campesina de alimentos; la habilitación de un sistema de compras del Estado y la creación de bancos de alimentos.
9. El aplazamiento del pago de todo tipo impuestos.     
10. La suspensión temporal de subsidios a partidos políticos, así como de los programas de corte asistencial improductivos. 

PLAN DE CHOQUE DEL BANCO DE PAGOS:

El Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), dirigido por el exsecretario de Hacienda mexicano Agustín Carstens, se pronunció este domingo por llevar liquidez desde los bancos centrales del mundo a los individuos y empresas que más lo necesitan en estos momentos.
Para hacer llegar esa liquidez se requiere ir más allá del manual de la crisis financiera de 2008, señaló Carstens, gerente general de la institución, en un artículo publicado por el Financial Times.
El primer paso es llenar el hueco dejado por las finanzas basadas en el mercado, con el congelamiento de recompras de acciones y dividendos a nivel mundial.
Luego, debe de haber préstamos bancarios garantizados por los gobiernos para las pequeñas y medianas firmas, por el equivalente a los impuestos pagados el año anterior.
Esos préstamos podrían ser titulizados y refinanciados por los bancos centrales.
Para que estas acciones de llevar liquidez funcionen, deben de ser globales, construidas con líneas de intercambios en dólares a fin de evitar el colapso de las líneas de suministro.
Los bancos centrales de todo el mundo están reduciendo las tasas de interés, interviniendo en los mercados, comprando activos corporativos o ayudando a los bancos a mantener los préstamos a las empresas.

Fuente: El Financiero. 29/03/2020.


lunes, 30 de marzo de 2020

NUESTRA PATRIA: Podrían no tener tiempo de arrepentirse





Análisis a Fondo: 

No lo hagan ya por los demás, sino por ustedes

Enciérrense en casa; un virus los espera afuera

Por Francisco Gómez Maza

Hasta ayer lunes 30 de marzo se contabilizaban, a las 08.00 horas, 770 mil 653 personas contagiadas por el nuevo coronavirus y 36 mil 946 muertes, en el mundo, de acuerdo con el mapa elaborado por la Universidad Johns Hopkins Center for Systems Science and Engineering (CSSE), publicado en el home de www.analisisafondo.com
No me gustan en lo más mínimo las profecías, los pronósticos. El futuro es un escenario que aún no aparece en mi panorama. No creo en él. Está en el terreno de las especulaciones y de la tómbola de la lotería nacional. Y menos me gustan los pronósticos tremendistas que, en las condiciones actuales de pandemia, muchos inventan. Los grandes medios, inmersos en la compra venta, son los primeros pronosticadores, sin base alguna.
Este lunes un importante diario mexicano, que presume profesionalismo y seriedad, publicó en su página digital que “esperan” un millón de contagiados a mediados de esta semana. “Esperan”. Quiénes esperan. El periódico no lo dice, lo cual me indica que es un invento del redactor sólo para vender la nota a su coordinador de redacción, al corrector de estilo si es que aún tiene) y al director y dueño de la empresa, así como crear incertidumbre y miedo en el lector.
Generalmente, la inmensa mayoría de los lectores no averiguan. Toman como verdadero todo lo que leen sin importarles quién lo informó. No conocen las leyes escritas y no escritas del periodismo. Y muchos “periodistas”, menos. Y eso ha estado ocurriendo desde que estalló la epidemia en China.
Así que, amigo, amiga, no se crea todo lo que lee en los periódicos, en la televisión, en la radio, y menos en las “redes sociales”. Mucha mentira. O como ahora le llaman los inventores de ese lenguaje que le da caché a la terminología de la tecnología, fake news, cuyas definiciones destacan el concepto de intencionalidad, unido a la idea de falsedad.
Tome, amiga, amigo, lectores, con calma, con serenidad, cualquier nota periodística que no lleve fuente de información. La nota puede ser verdadera, o puede ser falsa. Y su deber es sopesarla, averiguarla, compararla. En la actualidad hay a la mano instrumentos para verificar con precisión si una información es verdadera o falsa.
Por ejemplo, tocante al pronóstico del millón de contagios a mediados de esta semana, o sea para este miércoles, ya encima, los tendrían que haber calculado expertos y con márgenes de errores. La verdad es a simple vista, es imposible que alguien pueda predecir el futuro.
Claro. En la televisión y la radio y la prensa rosa se dan charlatanes y charlatanas que profetizan lo que le va a pasar a usted, si se comporta de determinada manera.
Pero independientemente de estas amables advertencias. Hay que ser serios. Los datos de Johns Hopkins están en concordancia con los de la OMS, que es el superorganismo mundial de la ONU, que norma el cuidado de la salud en este planeta vapuleado por los humanos.
Esos datos, incluidos en el primer párrafo de esta nota analítica (que seguro cambiaron hacia arriba a esta hora del día o de la noche, o la madrugada del martes), deberían ser otra alerta más para que, quienes aún no han tomado en serio las sugerencias de observar sana distancia y mantenerse encerrados en casa, lo hagan. Pero ya.
Ya no por los demás, amigos que andan todavía bailando la manzanilla en los parques, en los centros comerciales, en los bares, en los cafés, en las giras presidenciales, ¡en las playas! Háganlo por ustedes mismos.
Se los juro: podrían no tener oportunidad de arrepentirse… 


EL QUINTO PATIO: El agente revelador


 Tomemos un tiempo para mirar alrededor y veremos cómo, poco a poco, surge la verdad.





Por Carolína Vásquez Araya

Hoy no es fácil escribir. Entre la confusión provocada por cruces de información y desinformación que nos llevan de un extremo a otro, de la esperanza a la paranoia, de pronto nos damos cuenta de un cambio en el mapa y en las prioridades; porque aquello considerado seguro, inamovible y trascendente es, de pronto, una imagen desvaneciéndose frente a nuestros ojos. Pero eso no es lo más duro, sino el efecto adormecedor de una situación inusual como esta de permanecer recluidos por la fuerza de los mandatos oficiales y de circunstancias propias de una película de horror. Entonces viene el truco mental de acomodarse lo mejor posible a aquello que no podemos cambiar.
Sin embargo, desde nuestro pequeño reducto terminamos por olvidar cuán afortunados somos por poseer, por lo menos, el privilegio de quedarnos en casa y tener suficiente alimento para soportar esta tensa espera. Porque en nuestros países, tan abundantes en riquezas, las grandes mayorías viven en una pobreza profunda y descarnada que los convierte en las primeras víctimas de cualquier calamidad. Atados a la rueda de molino de sus necesidades insatisfechas, millones de trabajadores terminan por ser esclavos de un sistema cuyo propósito es explotarlos al máximo y escatimarles toda posibilidad de escapar a su destino. Quizá lo único rescatable del virus que hoy nos ataca sea su función como el elemento revelador que, como en un laboratorio fotográfico, nos coloca frente a la imagen en alta definición de nuestras miserias sociales y humanas.
Es ahora cuando por fin nos pega en la cara la evidencia del engaño y la manipulación. Es en esta extraña circunstancia cuando la estulticia de nuestros gobernantes y sus anillos de influencia alcanza plena visibilidad y podemos observar en vivo y en directo cómo aprovechan el momento para reforzar sus reductos de poder, capitalizar el miedo de la ciudadanía con fines electorales, desviar fondos públicos para proteger a los más ricos y elaborar un discurso engañoso para convencer a la población sobre la bondad de sus actos. En sus declaraciones y conferencias de prensa, la gran masa de seres abandonados a su suerte no existe; no se menciona a los inmigrantes deportados, como tampoco a la niñez desnutrida y vulnerable a cualquier problema sanitario. Se hace alarde de medidas de contención, pero no se describe la situación real de los servicios de salud, históricamente abandonados por un sistema inescrupuloso.
La amoralidad de nuestros gobernantes no es un hecho fortuito sino un plan cuidadosamente trazado por quienes en realidad dirigen los hilos y poseen todos los recursos de nuestros países y nunca, quizá, había quedado tan a la vista la dicotomía entre las palabras y los hechos. La pandemia que nos ataca, la cual nos deja a merced de decisiones tomadas en un contexto opaco y sospechosamente inclinado hacia el establecimiento de nuevas restricciones a las libertades ciudadanas, debe ponernos en alerta y obligarnos a analizar con mayor detenimiento las raíces de nuestras carencias y las consecuencias de nuestro conformismo. Debe, además, despertar sentidos y conciencia para ver sin filtros discriminatorios las verdaderas causas de la miseria en la cual se hunden grandes segmentos de la sociedad y, con ellos, también nuestros sueños de prosperidad y desarrollo. Hoy hemos sido igualados en la incertidumbre, hermanados en el temor por un mañana desconocido e igualmente vulnerables ante una emergencia sanitaria de la cual lo desconocemos casi todo. Estamos frente a un auténtico cruce de caminos y de nosotros depende elegir el correcto.
COMO EN UN REVELADO FOTOGRÁFICO, APARECEN NUESTRAS GRANDES DEBILIDADES.

NUESTRA PATRIA: El que por su culpa...





Análisis a Fondo: 

¿Encerrarte o enterrarte? Qué preferirías 
Tiene AMLO que gobernar con el ejemplo

Por Francisco Gómez Maza

Pareciera muy sencillo decir que, en la mayoría de los pacientes, el nuevo coronavirus – Covid-19 – sólo causa malestares leves, moderados, aunque muy incómodos o desesperantes, que desaparecen en dos a tres semanas. Y que en adultos mayores y personas con enfermedades previas – enfisema pulmonar, EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), diabetes, hipertensión, cardiopatías, entre otras, puede provocar neumonías, que generalmente son letales.
Muy sencilla la explicación. ¿Verdad?
Todas estas desgracias, que están ocurriendo en el mundo, son evitables, sencillamente, tomando las precauciones pertinentes. Las que instruyen las autoridades sanitarias, que algunos desprecian y descalifican por provenir de “autoridades” que no son afines a su ideología.
Pero, independientemente de que vengan del gobierno esas instrucciones, a los ciudadanos no nos queda más que aceptarlas y practicarlas, so pena de ser víctimas de la pandemia. Y más vale que las practiquemos.
Es realmente horrible la levedad y moderación de los malestares del Covid-19: fuertes dolores de cabeza, pérdida del gusto y del olfato, alta temperatura, incontrolable tos, muy molestosa, y secuelas aún no imaginadas, entre otras incomodidades. No se la deseo a nadie, después de escuchar testimonios de varios “resucitados”, no precisamente de la tercera edad.
Sin embargo, mucha gente, millones de personas comunes, inconscientes, empresarios voraces, gobernantes inseguros como el presidente López Obrador, o como el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no toman en serio tales protocolos. Los llamados a cuidarse son como las campanadas a misa. O son para los bueyes de mi compadre.
El tabasqueño parece que no entendiera que un día de estos puede salir positivo, y ya no está tan jovencito para soportar una neumonía de esas que provoca el coronavid a personas mayores como yo. La verdad es por encima de la popularidad de Andrés Manuel está su responsabilidad de vida. Que sus “fans” bajen o que él diga que los “conservadores” lo que buscan quitarle la silla para que se dé un horrible sentón, no tiene la menor importancia.
Lo importante, lo que esperan muchos ciudadanos, es que el hombre de palacio genere confianza en todos y que deje de ponerse al tú con sus enemigos. Lo mejor que tendría que hacer es darles la razón para que estén a gusto.
Este fin de semana, nada más, se supo, por boca del cuestionado subsecretario de salud de México, Hugo López Gatell Ramírez, que aproximadamente sólo un 30 por ciento de la población mexicana está observando la medida de #QuedateEnCasa. Al otro 70 por ciento le importa un comino, o no se ha enterado de nada. Muy semejante a lo que estaba ocurriendo en Rusia o en el sambero Brasil de Bolsonaro.
Muchos importantes empresarios también están haciendo caso omiso de los pedidos de precaución y prudencia. Con el argumento de que es imposible dejar que la economía colapse con el Covid-19, no han tomado medidas para prevenir los daños para muchos, hecho que puede evitarse tan sólo con cumplir el protocolo. Ya habrá tiempo de reorientar la marcha de la economía.
Como ejemplos, en tiendas como Sanborns, Palacio de Hierro, Liverpool, por mencionar algunas, se expone a miles de mujeres, sobre todo, con horarios de trabajo infames y salarios de miedo (otra epidemia que, en algún momento, habrá que confrontar). Los empleados – más bien, las empleadas - de estas tiendas, mientras son peras o son manzanas, tendrían que anteponerse a los intereses de explotación de la mano de obra para incrementar las ganancias del capital.
Cumplir los protocolos de seguridad sanitaria, cosa que no hicieron en Italia o en España, o en Estados Unidos, en donde el coronavirus ha barrido con mucha gente.
Esta pandemia afectaba ya, hasta ayer domingo 29 de marzo, a 177 países, en los que se ha registrado de manera oficial algún caso de infección por el virus. En total, eran ya unos 665,000 las personas contagiadas, cifra que crece a diario.
Estados Unidos era el país más afectado, con más de 136,880 infectados, seguido de los más de 97,689 de Italia, el país en el que más muertes se contabilizan desde que comenzara la pandemia.
España, con 78,799 casos de infectados y cerca de 6.000 muertos, es también otro de los países que más sufre este virus, aunque se espera que el pico de contagios se alcance en los próximos días y la situación se estabilice.
Y los muertos ya sumaban 33,597 en el mundo. Tan sólo en Italia iban 10,779 fallecidos. Y todo, entre otras causas, por no seguir los protocolos. 


El Eslabón más Débil del Coronavirus son los Trabajadores Indocumentados




Por Carlos Arango
La Zurda de Chicago

El Congreso de los Estados Unidos aprobó el mayor paquete de rescate en la historia de un billón de dólares para estabilizar la economía que se espere entre a la mayor recesión similar a 1929, según lo han estimado algunos economistas.
La crisis afectara directamente a las empresas, pequeños comercios y a los trabajadores, por los empleos que se perderán.
El Presidente Trump busca dedicar 50,00 millones para estabilizar a las aerolíneas, 150,000 millones para préstamos a otras industrias grandes y prestamos de 300,000 millones para pequeños negocios, y algunos prestamos será pagados y otros irán a fondo perdido. Hasta el momento no conocemos más detalles al respecto
Los restantes 500,000 para empezar a enviar directamente a los estadounidense a partir de Abril y canalizaran ayuda a las empresas para que mantengan a sus trabajadores en la nómina, para que no cierren sus negocios. De esa cantidad se dará dos de 250,000 millones de dólares que se entregaran en dos pagos uno el 6 de abril y otra a mediados de Mayo, el ingreso se basara en el ingreso anual menor a 75,000 dólares y el número de dependes.
La legislación tiene el candado de que únicamente recibirán ese apoyo las personas que cuenten con un número de seguro social, por lo que las personas que carecen de seguro social no recibirán este beneficio y tampoco los miembros de la clase DACA que reportan sus impuestos con sus padres.
Hay una gran molestia que las personas que archivan sus impuestos con un número ITIN, no recibirán ningún tipo de ayuda del gobierno, lo que los obligara a salir a buscar el pan de cada día durante la pandemia y estarán más limitados cuando se salga de la crisis, básicamente estarán desempleados.
La ciudad de Chicago tendrá un apoyo de 1,000.00 dólares para pagar la renta u otros gastos, y en este caso los indocumentados tendrán acceso a solicitar esa cantidad, más otros esfuerzos que se están haciendo en grupos comunitarios para buscar un alivio temporal a la comunidad más golpeada por la crisis del COVID-19.
El Congresista Jesús García seguirá luchando en el congreso para atender las necesidades de la comunidad inmigrante y las organizaciones legales de los inmigrantes buscaran en las cortes un remedio a esta exclusión.
A los beneficiados de DACA que se hayan quedado desempleados si podrán acceder a los beneficio de compensación de desempleo, al menos en el Estado de Illinois.
Las organizaciones de los inmigrantes deberán tomar algunos pasos para velar por el bienestar de la comunidad inmigrante, que a pesar del llamado “quédate en la casa” están obligados a salir para buscar el sustento.
Muchos de los inmigrantes están también en los trabajos indispensables, son triplemente héroes, trabajando en las tiendas, en los restaurantes, y otros trabajos indispensables.
Lo más indignante es que los trabajadores del campo por los que gracias a su trabajo los estadounidenses tienen comida en la mesa son los más desprotegidos, trabajadores H2 que estaban trabajando en el campo, fueron regresados a México sin ningún beneficio. Y como siempre ninguna autoridad mexicana, ni la secretaria del trabajo, ni la secretaria de Relaciones exteriores velan por los derechos de esos trabajadores mexicanos.
En el momento que México se aproxima al tercer nivel de la pandemia, en que se ha ordenado que todo el mundo se quede en su casa, se traducirá en el ingreso de remesas, que sufrirá un fuerte golpe y con la recesión se prevé una reducción considerable de ese recurso, lo que obligara al gobierno mexicano a tener un plan de rescate de las familias mexicanas que no recibirán las remesas.
El eslabón más débil del Covid-19 son los trabajadores inmigrantes sin documentación en Estados Unidos, estimados en 11 millones de personas.


domingo, 29 de marzo de 2020

EE. UU. prepara el asalto sobre Venezuela y Colombia se presta para ello




Por Oto Higuita

Los Estados Unidos buscan afanosamente recolonizar el continente latinoamericano, han perdido algunos espacios estratégicos y busca cómo resolver la grave crisis, de causas múltiples, que lo tienen golpeado. Ya antes de la pandemia del coronavirus venía avanzando algunas de las posiciones que había perdido a manos de procesos populares y gobiernos soberanos e independientes como en Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Retomando el Monroísmo y al mejor estilo del viejo Oeste, pretenden capturar al presidente legítimo del país Bolivariano, Nicolás Maduro, ofreciendo una recompensa, usando todo tipo de estrategias conspirativas, golpes, paros, saboteos. Con ello buscan revertir la derrota que sufrieron con el triunfo aplastante que lideró Hugo Chávez en 1998 quien con apoyo del pueblo sacó del poder a su aliada, la apátrida oligarquía petrolera.
La maltrecha potencia imperial busca retornar al que ha considerado su “patio trasero” tras la derrota que sufrió en el Medio Oriente (Irak, Afganistán, Libia, Siria e Irán) Pero no va a ser fácil el retorno del águila negra, y ahí podría estar el problema, porque encontrará pueblos que se han sacudido del letargo de las dictaduras que impusieron durante los años 60s y 80s y han devuelto el golpe levantándose contra el modelo neoliberal que sirvió de proceso de acumulación capitalista durante las dictaduras.
Está empeñada en recolonizar el continente para paliar la crisis múltiple que desencadenará, de un lado, la pandemia del coronavirus y, del otro, la recesión global que sufrirá la economía y que los está golpeando más duro que a otras potencias. Una muestra de ello es el desempleo masivo que se ha disparado cuadruplicando el anterior registro, estimado en 3.28 millones de desempleados hasta marzo.
La pérdida del liderazgo mundial, el fracaso en el Medio Oriente y ahora su cuestionada capacidad para ayudar a la Europa de la Unión en medio de la grave crisis del coronavirus, lo tienen en aprietos. Particularmente ante una Unión Europea medio paralizada por el coronavirus, donde Italia y España, los países más afectados por la nueva “peste”, ante el silencio a los llamados de ayuda a sus vecinos de la Comunidad, recibió en cambio ayuda de Rusia, China y Cuba (que de nuevo ilumina con luz propia en medio de la pandemia a pesar de sufrir un bloqueo económico por más de 60 años).
Europa más que unión entre pueblos y naciones para la cooperación y ayuda mutua en tiempos de problemas comunes, es un acuerdo económico basado en el modelo neoliberal (con sistemas de salud en camino a la privatización) para la circulación de mercancías y ciudadanos europeos, mientras, por otro lado, se amuralla contra la inmigración no europea.
La contextualización anterior es necesaria para entender por qué EE. UU. buscan, en medio del caos y crisis que ha generado la pandemia, asaltar Venezuela. Siempre lo han intentado, pero han fracasado (uno) por la unidad, solidaridad y resistencia del pueblo Bolivariano y (dos) porque no han encontrado las condiciones y el momento adecuado para llevar a cabo el asalto y lograr sus objetivos.
No obstante, bajo el mandato de Donald Trump, parten de que existen las condiciones favorables para asestar el golpe. Cuentan con aliado incondicional en Colombia, donde un gobierno genuflexo e incondicional a sus intereses, encabezado por un presidente, Iván Duque, elegido con fraude, ilegítimo y en manos de una derecha aliada del narcotráfico, que ha usado el paramilitarismo como caballo de batalla para exterminar la oposición, está dispuesto a lanzarse como un suicida apoyando los ataques contra Venezuela que pueden desatar una guerra regional aún  “desconocida”.
Sin una prueba real, salvo los montajes, a pesar de la capacidad de vigilancia e inteligencia con que cuentan, sobre cultivos de hoja de coca, ni de carteles de narcotraficantes, ni del uso del territorio venezolano para traficar, por el contrario, el gobierno Bolivariano ha demostrado que combate el narcotráfico.
Colombia como ninguna otra nación del continente, donde hay miles de hectáreas sembradas de hoja de coca, gobernada por un presidente elegido con votos comprados con ayuda de narcos, un embajador que tenía laboratorio de producción de coca en las afueras de Bogotá, es la aliado fundamental de EEUU en su propósito de atacar a Venezuela.
Las razones para atacar Venezuela y derrocar su gobierno están en sus enormes riquezas minerales y petroleras, donde desde 1998 no gobierna la oligarquía lacaya, riquezas de las que no pueden disponer como lo hacían cuando controlaban sus riquezas petroleras a su antojo, y que ahora se usan para distribuirla entre las necesidades básicas de todo un pueblo y no de una minoría privilegiada. Es el control sobre esa enorme riqueza la que EE. UU. y sus aliados, la oligarquía colombo-venezolana heredera del santanderismo, buscan afanosamente volver a apropiarse.
Para eso están preparando tropas mercenarias al lado de la extensa y porosa frontera con Colombia, los llamados contratistas militares privados, como lo acaba de confirmar la captura y pantomima del ex militar prófugo de la justicia venezolana, agente de la DEA, Cliver Alcalá Cordones donde confiesa el complot contra Venezuela que implica a Juan Guaidó, J.J. Rendón y reconocidos golpistas de la oposición.
Falta ver qué consiguen con esta nueva aventura, una guerra de consecuencias “desconocidas”.


VENEZUELA: Juan Guaidó es una vil patraña



Por Jesús Millán Alejos
Sputnik

El Fiscal General de los EE. UU. acusó al presidente de Venezuela de "haber participado en una asociación criminal", seguidamente, Mike Pompeo ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por información relacionada con el mandatario venezolano. ¿Es ésta la estocada final de Maduro o el epitafio de toda una política fracasada hacia Venezuela?
Hagamos un poquito de historia en los años 50 del siglo XX, en aquel contexto de la Guerra Fría, los EEUU mantenían en Venezuela un dictador a su medida: Marcos Evangelista Pérez Jiménez (MEPJ), implacable contra el comunismo, torturador, perseguidor y asesino de miles de izquierdistas; creó un régimen basado en el orden a sangre y fuego, aprovechó la circunstancia mundial de altos precios del petróleo (Guerra de Corea), para realizar obras civiles de envergadura, que forman parte fundamental de la infraestructura de la Nación suramericana.
MEPJ a medida que su prestigio internacional aumentó, producto de sus logros inobjetables en materia económica, entre 1949 y 1953 Venezuela era el cuarto país con la renta per cápita más alta del Mundo, luego de EE. UU., Reino Unido y Francia; y por encima de la Alemania Federal, URSS, Italia y Japón, intentó desafiar la hegemonía norteamericana en la Región, con la amenaza de creación de un fondo para la inversión, que quería impulsar su gobierno con un aporte inicial de 100 millones de dólares.
Circunstancia que por supuesto no fue del agrado de los EEUU, ni de las nacientes Instituciones Globales de la Segunda Guerra Mundial, aunado a otras medidas de carácter nacionalista, como exigir un mejor equipamiento para su ejército, así como un presunto intento de recuperar por la fuerza el territorio al este del Río Esequibo; se llegó a la conclusión en Washington de derrocarlo e imponer un gobierno más proclive a las compañías petroleras norteamericanas, que mandaron hasta la llegada de Hugo Chávez Frías en 1999.
Es de hacer resaltar que el 13 de febrero de 1954 le fue impuesta a MEPJ por el embajador de los EE. UU. en Venezuela Fletcher Warren, la "Legion of Merit" alta condecoración de ese País otorgada a un extranjero, honor que lo habían recibido personalidades como el Mariscal Gueorgi Zhúkov o el Generalísimo Chiang Kai-Shek, para tener una idea de la estima que tenía la administración de Eisenhower por su tirano.
Cuando se sobrevino el derrocamiento de aquel gobierno en 1958, como "casualidad" histórica MEPJ se refugió en los EEUU-Miami sus protectores y benefactores, pasó algún tiempo y cambiaron las circunstancias, ganó John Kennedy y Rómulo Betancourt, por lo que fue pedido en extradición, encarcelado y en las propias palabras de MEPJ en su libro "Frente a la Infamia", humillado por la policía de Florida hasta el punto de hacerle un tacto rectal.
Hay un adagio en relaciones internacionales, que las potencias no tienen amigos sino intereses, el tema Juan Guaidó es una vil patraña insostenible por unos imperices circunstanciales del Departamento de Estado que tarde o temprano se caerá por su propio peso, muy probablemente luego de la pandemia y de la crisis económica mundial que está a días de explotar, cambiará el escenario político y económico de los gobiernos que apoyan al autoproclamado.
Mientras, Nicolás Maduro dando cátedra de buen gobierno, de diplomacia, de líder excepcional en quizás el momento más difícil que ha afrontado la República en su historia, lo acusan vilmente de narcotraficante, precisamente el narco estado más grande de la historia, luego del Imperio Británico y sus guerras del opio.
Venezuela de seguro, luego de superar la pandemia del COVID-19, se convocarán a elecciones parlamentarias, la crisis unirá a las fuerzas democráticas en un solo rumbo de reconstrucción y se tendrá de una u otra manera, que hacer justicia a esa oposición minoritaria y entreguista que tanto daño le ha hecho a la Nación.
No obstante, los tiempos cambiarán de seguro para bien, la justicia se tendrá que implantar en ese nuevo orden, que acelera su llegada con las tristes noticias de miles muriendo por culpa de un sistema sanitario profundamente ineficiente y costoso, así como una economía puesta en servicio de los intereses más egoístas de la historia humana.
Todo cambio dependerá en los EEUU si se afecta la economía, ha optado Trump por seguir las actividades, por miedo a perder las elecciones, ¿será esto una causa justificada para que se apilen por millares los cadáveres en las esquinas de los EEUU?, amanecerá y veremos, sin embargo, podrían muchos de los que hoy quieren ver a Maduro tras las rejas, verse humillados por el dedo inquisidor imperial, cuando se tengan que rendir cuentas a la justicia.



¿Viven extraterrestres entre nosotros?

 Foto nhallow Por Larry G. Álvarez Un artículo reciente de Avi Loeb, un destacado astrofísico de Harvard, ha provocado un importante debat...