Friday, November 7, 2008

El mundo entero celebra la histórica victoria de Barack Obama

Por Michelle Austein

Washington - En hogares y calles de todo el país, los estadounidenses celebraron la elección del primer presidente afro estadounidense como un momento importante en la historia de Estados Unidos.

El demócrata Barack Obama, hijo de una mujer blanca de Kansas y un hombre negro de Kenia, había ganado la presidencia con 349 votos del Colegio Electoral (al mediodía del 5 de noviembre). Aunque todavía quedan algunos votos que contar, al menos 63 millones de estadounidenses votaron por el senador de Illinois.

"Llega un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense", dijo Obama en su discurso de aceptación. (Véase "Barack Obama gana histórica elección presidencial (
http://www.america.gov/st/elections08-spanish/2008/November/20081105130532pii0.3045923.html )").

Aunque Obama pronunció su discurso de victoria a la medianoche (Hora del Este), muchos estadounidenses se quedaron hasta tarde para escucharlo. A la conclusión de su discurso, barrios de todo el país se llenaron de gente celebrando la ocasión histórica.

En la capital del país, cientos de estudiantes universitarios se reunieron en el centro de estudiantes de la Universidad de George Washington para ver los resultados en televisión. En cuanto las cadenas anunciaron la victoria de Obama, estallaron los aplausos y los estudiantes se abrazaron unos a otros. A pocas cuadras de allí, miles de personas se congregaron en las verjas de la Casa Blanca, agitando banderas y cantando canciones patrióticas.

En Chicago, ciudad natal de Obama, más de 125.000 personas acudieron al parque Grant para presenciar el discurso del presidente electo. Cámaras de televisión capturaron las imágenes de destacados líderes afro americanos que conmemoraban la ocasión y tenían lágrimas en los ojos.

En Atlanta, cientos de personas se reunieron en la Iglesia Bautista Ebenezer, iglesia donde el activista de los derechos civiles Martin Luther King Jr. había predicado sermones. "Esto es algo de lo que mi padre se sentiría orgulloso de Estados Unidos", dijo en Atlanta la hija del reverendo King, Bernice King.

Las celebraciones no se limitaron a Estados Unidos. En todo el mundo, personas se reunieron en restaurantes y en otros lugares para ver los resultados en televisión.

En el pequeño pueblo pesquero de Obama (Japón), ciudad que ha celebrado el compartir el nombre con el famoso estadounidense, más de 30.000 personas se sumaron a las festividades relacionadas con las elecciones. Muchos corearon una frase comúnmente utilizada por los seguidores de Obama en Estados Unidos: "¡Sí podemos!"

Pero quizá ningún país se entusiasmó tanto por la victoria de Obama como Kenia. El país de origen del padre de Obama ha seguido de cerca la campaña del senador de Illinois y considera que es uno de los suyos. A las siete de la mañana, hora local, Nairobi estalló en aplausos cuando se anunció la victoria Obama.

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, declaró el 6 de noviembre feriado nacional. "Debido a sus raíces aquí en Kenia, su éxito nos llena de orgullo como país. Por lo tanto, quiero anunciar que mañana [...] será día festivo público para que todos los kenianos puedan celebrar este logro histórico del presidente electo Obama", dijo Kibaki.

DIRIGENTES DEL MUNDO FELICITAN AL PRESIDENTE ELECTO

En todo el mundo, dirigentes y personas comunes por igual comunicaron su mensaje de apoyo a Obama.

Sólo minutos después de que Obama ganara la presidencia, el presidente Bush llamó al senador de Illinois para felicitarlo. "Le dije al presidente electo que puede contar con la plena cooperación de mi administración durante su transición a la Casa Blanca", dijo en la Casa Blanca el 5 de noviembre.

"Independientemente del modo en que depositaron sus votos, todos los estadounidenses pueden sentirse orgullosos de la historia que se hizo ayer", dijo Bush. "Demostraron al mundo que nos observaba la vitalidad de la democracia y los avances que hemos logrado hacia una unión más perfecta".

La secretaria de Estado Condoleezza Rice también felicitó a Obama, y dijo que el Departamento de Estado está dispuesto también a ayudar con la transición.

Y en tono más personal Rice agregó: "Como estadounidense, estoy especialmente orgullosa, porque este país ha atravesado un largo trayecto en términos de superar las heridas y no hacer que la raza sea un factor en nuestras vidas. Esa tarea no se ha concluido, pero ayer fue, evidentemente, un extraordinario paso adelante".

Líderes de todas las regiones del mundo transmitieron mensajes de felicitación a Obama.

"Al elegirlo a usted, el pueblo de Estados Unidos ha optado por el cambio, la apertura y el optimismo", dijo el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"En una nueva era histórica, espero que podamos [...] llevar nuestra relación bilateral de cooperación constructiva a un nuevo nivel", dijo el líder de China, Hu Jintao.

"La elección del senador Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos ha introducido al pueblo de Estados Unidos y al resto del mundo en una nueva era, una era donde la raza, el color y el origen étnico, espero, también desaparezcan", dijo el presidente afgano Hamid Karzai.

Ciudadanos comunes de todo el mundo también felicitaron al presidente electo, dejando comentarios dirigidos a Obama en el blog de elecciones de
America.gov.

"¡Enhorabuena al pueblo estadounidense por demostrar al mundo que forma parte del momento histórico del pueblo más importante de la historia que creó la democracia! ¡Qué país!", escribió un lector. "El mundo tiene ahora esperanza. Que Dios bendiga a Estados Unidos y le deseo todo lo mejor a Obama!"

"El Sr. Obama es un hombre que inspira a muchas personas fuera de Estados Unidos, y envidiamos al inteligente, valiente, compasivo y sofisticado dirigente que el pueblo de Estados Unidos ha elegido", escribió otro lector. "Estamos seguros de que bajo su liderazgo, Estados Unidos volverá a ser un pueblo que el mundo venera y ama".

Thursday, November 6, 2008

EL VOTO LATINO ALCANZA NÚMEROS RÉCORD EN ESTA ELECCIÓN

Washington DC – Los votantes latinos votaron en números récord a través de todo el país e hicieron que la voz de la comunidad se escuchara. Las encuestas de salida indican que al menos 10 millones de latinos votaron, número que representa un incremento de 32% del número que votó en el 2004.

“Nuestro mensaje fue alto y claro: el voto latino cuenta”, expresó complacida Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR por sus siglas en inglés). “Nuestra comunidad ha demostrado el rol que jugamos y que continuaremos jugando en el proceso político de este país. Nos inspira la motivación de los votantes latinos, particularmente aquellos que votaron por primera vez y sobrepasaron las barreras del lenguaje para hacer que su voz se escuchara en esta elección”.

“En el NCLR estamos muy orgullosos del trabajo que hemos hecho para incrementar el electorado latino, que incluye los esfuerzos que hicimos de ayudar a más de 1.5 millones de inmigrantes elegibles a solicitar la ciudadanía y el registro de más de 186,000 nuevos votantes hispanos”, añadió Clarissa Martínez de Castro, directora de inmigración y campañas nacionales del NCLR.

A través de Ya es Hora, una campaña de servicio público sin precedente diseñada para ayudar a los residentes legales permanentes a convertirse en ciudadanos y en futuros votantes, el NCLR y sus socios – La Asociación Nacional de Oficiales Latinos Electos (NALEO, por sus siglas en inglés), Mi Familia Vota, Univision, Impremedia y Entravision – ayudaron a más de 1.5 millones de personas a solicitar la ciudadanía en los últimos dos años, y proveyeron apoyo e información para que los ciudadanos participaran del proceso electoral. Ya es Hora también proveyó una línea de ayuda bilingüe que asistió a 9,000 personas y les proveyó información esencial acerca del voto en las semanas previas a y durante el día de la elección.

Democracia USA, organización asociada a NCLR, recogió 138,000 inscripciones de votantes y unas 23,000 personas se inscribieron a través de la página web de NCLR y sus Afiliadas mientras que otras organizaciones que forman parte del programa de Apoderamiento Latino y Abogacía de NCLR (LEAP, por sus siglas en ingles), inscribió a más de 25,000 latinos elegibles en las comunidades latinas en desarrollo. Las organizaciones de LEAP alcanzaron a 60,000 latinos como parte su esfuerzo de movilizar a los votantes a salir a votar en el día de la elección.

De acuerdo a un reporte reciente del Immigration Policy Center titulado El Nuevo Electorado Americano (The New American Electorate), el número de nuevos ciudadanos inscritos para votar aumentó significativamente casi un 60%.

“El número récord de votantes latinos y nuevos ciudadanos que se dio estuvo motivado por el deseo de éstos en restablecer la economía, alcanzar mejores oportunidades de trabajo, de educación y el deseo de que reforme el sistema de salud. Estos votantes también se energizaron ante la urgencia de que se repare el sistema ineficiente de inmigración y que se erradique la retórica de odio que trajo el debate de la reforma migratoria”, concluyó Murguía.

LATINO VOTERS’ DECISIVE ROLE IN HISTORIC ELECTIONS ARE FOLLOWED BY HIGH EXPECTATIONS OF OBAMA ADMINISTRATION, CONGRESS

WASHINGTON, D.C. – Today, Mexican American Legal Defense and Educational Fund (MALDEF) President and General Counsel John Trasviña congratulated President-elect and Vice President-elect Barack Obama and Joseph Biden. The Latino community played a major part in the election outcomes of key states, including Florida, Colorado, New Mexico and Nevada, and participated at historically high levels throughout the nation. Trasviña also congratulated Representatives-elect Benjamin Lujan of New Mexico and Pedro Pierluisi of Puerto Rico, the new Latino Members of the U.S. House of Representatives.

“Latinos must be a major part of the new Administration and needed changes in national policy. Latinos serve the nation in innumerable ways. We have the talent and expertise to help the new Administration advance policies that reflect the nation’s needs and contribute to the national advancement. We urge President-elect Obama to appoint Latinos and Latinas in significant positions at all levels of the new Administration as well as to the federal judiciary,” stated MALDEF President and General Counsel John Trasviña.

“Latinos voters showed concern with the economy, the quality of our public education system, our broken immigration system, and other critical issues that require decisive action,” added MALDEF Washington, D.C. Regional Counsel Peter Zamora. “Congress and the new President must act quickly on Latino voters’ concerns and move to fix the economy, reform and reauthorize the No Child Left Behind Act, pass comprehensive immigration reform, and engage the Latino electorate on a range of issues.”

The National Hispanic Leadership Agenda (NHLA), chaired by MALDEF, will lead efforts to encourage and support Latino applicants for positions in the new Administration. The NHLA has presented Latino policy priorities outlined in the NHLA 2008 Hispanic Public Policy Agenda to both major parties during their Democratic and Republican National Conventions this past summer. In addition, it will work closely with Latinos interested in serving the Administration to assist with their candidacies.

COMENTARIO: Desde la lupa de Patricia Barba

Durango, 4 de noviembre de 2008

Al igual que millones de habitantes en varias naciones del mundo, aquí en México hemos atestiguado tanto los debates y actividades de los dos candidatos presidenciales, como el triunfo, por primera vez en los anales de la política norteamericana, de un afro-americano en la que se considera, sin duda alguna, la elección más singular de los Estados Unidos de Norteamérica.

Lo anterior no tanto por el hecho sin precedentes de que el ahora Presidente Electo Barack Obama, de ascendencia keniana, haya logrado lo que hace más de cuatro décadas era impensable, ya que varios miembros de de la minoría afro-americana como la Sra. Condoleeza Rice –cuya cercanía con el actual Presidente Bush es incuestionable-- entre otros, han alcanzado elevados puestos dentro de la alta jerarquía gubernamental. Lo que ha hecho de esta elección algo verdaderamente extraordinario ha sido, entre otros factores, el entusiasmo que el ganador de la elección de este día histórico despertó en un sector antes displicente y ausente de las actividades políticas: los jóvenes que hoy como nunca se volcaron no sólo a las calles en una campaña multitudinaria en la que intervino en gran medida el Internet.

Otra de las características que dejará una huella indeleble en los anales de la historia norteamericana, será el nivel de expectativas que despertó en un amplio abanico de sectores de la sociedad de aquel país, así como en los gobiernos de las distintas naciones tanto de América Latina como de otras regiones, especialmente el Medio Oriente.

En lo que respecta a América Latina, tenemos varios asuntos de primerísimo importancia como el problema migratorio y la renegociación del TLC. Sin duda alguna, Barack Obama no sólo ha dado muestras de ser un excelente orador, sino un hombre de una sensibilidad y una inteligencia muy superiores a las de su antecesor. Esto nos haría suponer que él entiende que la creciente tasa de migración de mexicanos hacia su país se debe, en gran medida, a las condiciones de enorme desigualdad en las que se firmó el TLC entre Salinas de Gortari y George Bush padre. Por lo tanto y por otras razones de sentido común que tienen que ver con la estabilidad tanto interna como de las relaciones entre ambos Estados, es de esperar que el ahora Presidente Electo de los EE.UU. tenga la mejor voluntad de acceder a una renegociación del Tratado de Libre Comercio.

En cuanto a la política exterior con naciones como Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, entre otras, todo parecería indicar, no sólo por la apertura que pudimos percibir en algunos de sus discursos, sino por el mismo contexto mundial dentro del cual varios países se han pronunciado por la suspensión definitiva del injusto bloqueo económico que por más de cuatro décadas los Estados Unidos han castigado a la Isla caribeña simplemente porque no están de acuerdo con su política.


Y en lo que se refiere al constante intervencionismo norteamericano a través de la CIA, en Venezuela, cuando ayudados por los sectores más poderosos de aquél país, intentaron un golpe de estado en abril de 2002 contra el legítimamente electo Presidente Hugo Chávez Frías, intervencionismo que años después intentaron contra Bolivia para debilitar el régimen del
Presidente Evo Morales, sería igualmente deseable que el nuevo y joven presidente efectivamente haga historia con un cambio sustancial en las relaciones de su administración con aquellos gobiernos.

Virtualmente en todas las naciones tanto latinoamericanas como europeas y, por supuesto, en la tierra natal del padre de Obama, hubo expresiones de alegría y satisfacción por el triunfo del
candidato demócrata ya que se espera un cambio en la otrora política agresiva y expansionista de George Bush y todos aquellos que lo apoyaron en su infortunada aventura criminal contra la población civil en Irak, con el pretexto de que ahí se escondían los líderes de Al Qaeda, mentira que posteriormente fue revelada al pueblo norteamericano.

Es muy positivo que, pese a los miles de millones de dólares que Barack Obama tuvo que gastar en su campaña, la mayor parte de sus contribuyentes hayan sido gente de de todos los sectores de la población, desde gente muy acaudalada como Oprah Winfrey hasta personas humildes que donaron $10 y 20 dólares. El problema de la “democracia” norteamericana –y mexicana, por qué no decirlo—es que tenga que venderse como mercancía, desvirtuando el verdadero sentido del concepto que se deriva de las raíces grecolatinas: demos=pueblo; cratos=poder, o sea: poder del pueblo…y aquí la pregunta es obligada: si el pueblo posee el poder ¿por qué tiene que costarle millones de dólares el tenerlo para que, a final de cuentas, sean otros los que tomen las grandes decisiones que afectan su calidad de vida?

Para concluir, junto con muchos millones de gente que en verdad espera un cambio no sólo en la política interior de ese país, sino en su política exterior, hago votos porque las promesas que hizo Barack Obama durante su campaña, no se estrellen contra los muchos intereses que predominan en la hoy muy globalizada economía mundial, pues su oferta de retirar las tropas de Irak, de renegociar el TLC con México, de no firmar un tratado con Colombia a menos que haya respeto por los derechos laborales, entre otras políticas, van a tocar a muchos poderes fácticos que por años han ejercido una enorme influencia en la política norteamericana.

Comentarios: barba.patricia@gmail.com




Wednesday, November 5, 2008

Discurso de Obama con motivo de su histórica victoria presidencial

El 4 de noviembre, los votantes de Estados Unidos eligieron a Barack Obama como el 44º presidente de Estados Unidos. Al final de la larga jornada electoral, Obama pronunció un discurso ante más de 125,000 partidarios en el parque Grant de Chicago, Illinois.

A continuación una traducción de su discurso:

"Hola, Chicago:

Si todavía queda alguien que aún duda que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible, quien todavía se pregunta si el sueño de nuestros fundadores sigue vivo en nuestros tiempos, quien todavía cuestiona la fuerza de nuestra democracia, esta noche es su respuesta.

Es la respuesta dada por las colas que se extendieron alrededor de escuelas e iglesias en un número como este país jamás ha visto, con personas que esperaron tres y cuatro horas, muchas de ellas por primera vez en sus vidas, porque creían que esta vez tenía que ser distinta, y que sus voces podían hacer la diferencia.

Es la respuesta dada por los jóvenes y los viejos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, asiáticos, indígenas norteamericanos, homosexuales, heterosexuales, discapacitados o no discapacitados. Estadounidenses que transmitieron al mundo el mensaje de que nunca hemos sido simplemente un colectivo de individuos ni un colectivo de estados rojos y estados azules.

Somos, y siempre seremos, los Estados Unidos de América.

Es la respuesta que impulsó a aquellos que durante tanto tiempo han sido aconsejados a ser cínicos y temerosos y dudosos de lo que podemos lograr cuando ponemos las manos en el arco de la Historia para doblarlo una vez más hacia la esperanza de un día mejor.

Ha tardado tiempo en llegar, pero esta noche, debido a lo que hemos hecho en esta fecha, en estas elecciones, en este momento decisivo, el cambio ha llegado a Estados Unidos.

Esta noche, recibí una llamada extraordinariamente cortés del senador McCain.

El senador McCain luchó larga y duramente en esta campaña. Y ha luchado aún más larga y duramente por el país que ama. Ha aguantado sacrificios por Estados Unidos que la mayoría de nosotros no podemos ni imaginar. Todos nos hemos beneficiado del servicio prestado por este líder valiente y abnegado.

Le felicito, y felicito a la gobernadora Palin, por todo lo que han logrado. Y estoy deseando colaborar con ellos en los próximos meses para renovar la promesa de este país.

Quiero agradecer a mi socio en este viaje, un hombre que hizo campaña desde el corazón, y habló en nombre de los hombres y mujeres con quienes se crío en las calles de Scranton y con quienes viajaba en tren de vuelta a su casa en Delaware, el vicepresidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

Y no estaría aquí esta noche sin el respaldo infatigable de mi mejor amiga durante los últimos 16 años, el cimiento de nuestra familia, el amor de mi vida, la próxima primera dama del país, Michelle Obama.

Sasha y Malia, las quiero a las dos más de lo que pueden imaginar. Y se han ganado el nuevo cachorrito que nos acompañará a la Casa Blanca. Y aunque ya no está con nosotros, sé que mi abuela nos está viendo, junto con la familia que hizo de mí lo que soy. Los extraño esta noche. Sé que mi deuda para con ellos es incalculable.

A mi hermana Maya, mi hermana Alma, al resto de mis hermanos y hermanas, muchísimas gracias por todo el apoyo que me han dado. Estoy agradecido a todos ustedes.

Y al director de mi campaña, David Plouffe, el héroe no reconocido de esta campaña, quien construyó la campaña política, creo, en la historia de Estados Unidos.

A mi estrategia principal, David Axelrod, quien ha sido un socio mío a cada paso del camino.

Al mejor equipo de campaña que se ha compuesto en la historia de la política. Ustedes hicieron realidad esto, y estoy agradecido para siempre por lo que han sacrificado para lograrlo.

Pero sobre todo, nunca olvidará a quién pertenece realmente esta victoria. Les pertenece a ustedes. Les pertenece a ustedes.

Nunca fui el candidato con más posibilidades para este cargo. No comenzamos con mucho dinero ni con muchos avales. Nuestra campaña no fue ideada en los salones de Washington. Comenzó en los patios traseros de Des Moines y las salas de estar de Concord y los pórticos de las casas en Charleston. Fue elaborada por hombres y mujeres trabajadores que recurrieron a sus pequeños ahorros para dar cinco, o diez o veinte dólares a esta causa.

Adquirió fuerza de los jóvenes que rechazaron el mito de la apatía de su generación, que dejaron atrás sus casas y sus familias para hacer trabajos que les procuraron poco dinero y menos sueño.

Adquirió fuerza de las personas no tan jóvenes que hicieron frente al gélido frío y el sofocante calor para llamar a las puertas de desconocidos y de los millones de estadounidenses que se ofrecieron voluntarios y organizaron y demostraron que, más de dos siglos después, un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no se ha desvanecido de la Tierra.

Esta es su victoria.

Y sé que ustedes no lo hicieron sólo para ganar unas elecciones. Y sé que no lo hicieron por mí. Lo hicieron porque entienden la magnitud de la tarea que queda por delante. Mientras celebramos esta noche, sabemos que los retos que nos traerá el día de mañana son los mayores de nuestras vidas: dos guerras, un planeta en peligro, la peor crisis financiera desde hace un siglo.

Mientras estamos aquí esta noche, sabemos que hay estadounidenses valientes que se despiertan en los desiertos de Irak y las montañas de Afganistán para jugarse la vida por nosotros.

Hay madres y padres que se quedarán desvelados después de que sus hijos se hayan ido a dormir y se preguntarán cómo pagarán la hipoteca o las facturas médicas o ahorrarán lo suficiente para la educación universitaria de sus hijos.

Hay nueva energía que aprovechar y nuevos puestos de trabajo que crear, nuevas escuelas que construir y amenazas que enfrentar y alianzas que reparar.

El camino por delante será largo. La subida será empinada. Puede que no lleguemos en un año ni en un mandato. Sin embargo, Estados Unidos, nunca he estado tan esperanzado como estoy esta noche de que llegaremos.

Les prometo que, nosotros, como pueblo, llegaremos.

Habrá percances y falsos comienzos. Hay muchos que no estarán de acuerdo con cada decisión o política que haga como presidente. Y sabemos que el gobierno no puede solucionar todos los problemas.

Pero siempre seré sincero con ustedes sobre los retos que afrontamos. Les escucharé, sobre todo cuando estemos en desacuerdo. Y sobre todo, les pediré que participen en la labor de reconstruir este país, de la única forma en que se ha hecho en Estados Unidos durante 221 años, bloque por bloque, ladrillo por ladrillo, mano encallecida sobre mano encallecida.

Lo que comenzó hace 21 meses en pleno invierno no puede terminar en esta noche de otoño. Esta victoria en sí misma no es el cambio que buscamos. Es sólo la oportunidad para que hagamos ese cambio. Y eso no puede suceder si volvemos a las cosas como eran.

No puede suceder sin ustedes, sin un nuevo espíritu de sacrificio.

Así que convoquemos un nuevo espíritu de patriotismo, de responsabilidad, en que cada uno echa una mano y trabaja más y se preocupa no sólo de nosotros mismos sino el uno del otro.

Recordemos que, si esta crisis financiera nos ha enseñado algo, es que no puede haber un Wall Street próspero mientras que Main Street (los comercios de a pie) sufren.

En este país, avanzamos o fracasamos como una sola nación, como un solo pueblo. Resistamos la tentación de recaer en el partidismo y mezquindad e inmadurez que han intoxicado nuestra vida política desde hace tanto tiempo.

Recordemos que fue un hombre de este estado quien llevó por primera vez a la Casa Blanca la bandera del Partido Republicano, un partido fundado sobre los valores de la autosuficiencia y la libertad del individuo y la unidad nacional.

Esos son valores que todos compartimos. Y si bien el Partido Demócrata ha logrado una gran victoria esta noche, lo hacemos con cierta humildad y la decisión de curar las divisiones que han impedido nuestro progreso.

Como dijo Lincoln a una nación mucho más dividida que la nuestra: no somos enemigos, sino amigos. Aunque las pasiones pesen, no deben romper nuestros lazos de afecto.

Y a aquellos estadounidenses cuyo respaldo me queda por ganar, puede que no haya obtenido su voto esta noche, pero escucho sus voces. Necesito su ayuda. Y seré su presidente, también.

Y a todos aquellos que nos ven esta noche desde más allá de nuestras costas, desde parlamentos y palacios, a aquellos que se juntan alrededor de las radios en los rincones olvidados del mundo, nuestras historias son únicas, pero nuestro destino es compartido, y llega un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense.

A aquellos dispuestos a derribar el mundo, les derrotaremos. A aquellos que buscan la paz y la seguridad, los apoyamos. Y todos los que se preguntan si el faro de Estados Unidos aún sigue brillando intensamente, esta noche hemos demostrado una vez más que la verdadera fortaleza de nuestro país no se deriva del poder de nuestras armas ni del alcance de nuestra riqueza, sino del poder perdurable de nuestros ideales: la democracia, la libertad, la oportunidad y la implacable esperanza.

Allí está la verdadera genialidad de Estados Unidos: que Estados Unidos puede cambiar. Nuestra unión se puede perfeccionar. Lo que ya hemos logrado nos da esperanza con respecto a lo que podemos y tenemos que lograr mañana.

Estas elecciones tuvieron muchas primicias y muchas relatos que se contarán durante generaciones. Pero una que tengo en mente esta noche trata de una mujer que emitió su papeleta en Atlanta. Es una mujer parecida a los millones que hicieron colas para hacer oír su voz en estas elecciones, salvo por una cosa: Ann Nixon Cooper tiene 106 años.

Nació sólo una generación después de la esclavitud; en una era en la que no había automóviles en las carreteras ni aviones en el cielo; cuando alguien como ella no podía votar por dos razones: porque era mujer y por el color de su piel.

Y esta noche, pienso en todo lo que ella ha visto durante su siglo en Estados Unidos- la desolación y la esperanza, la lucha y el progreso; las veces que nos dijeron que no podíamos y la gente que se esforzó por seguir adelante con ese credo estadounidense: sí podemos.

En tiempos en que las voces de las mujeres fueron acalladas y sus esperanzas descartadas, ella sobrevivió para verlas levantarse, expresarse y alargar la mano hacia la papeleta. Sí podemos.

Cuando había desesperación y una depresión en todo el país, ella vio cómo una nación conquistó el propio miedo con un Nuevo Acuerdo, nuevos empleos y un nuevo sentido de propósitos comunes.

Sí podemos.

Cuando las bombas cayeron sobre nuestro puerto y la tiranía amenazó al mundo, ella estaba allí para ser testigo de cómo una generación respondió con grandeza y la democracia fue salvada.

Sí podemos.

Ella estaba allí para los autobuses de Montgomery, las mangueras en Birmingham, un puente en Selma y un predicador de Atlanta que dijo a un pueblo: "Lo superaremos".

Sí podemos.

Un hombre llegó a la luna, un muro cayó en Berlín y un mundo se conectó a través de nuestra ciencia e imaginación.

Y este año, en estas elecciones, ella tocó una pantalla con el dedo y votó, porque después de 106 años en Estados Unidos, durante los mejores tiempos y las horas más oscuras, ella sabe cómo Estados Unidos puede cambiar.

Sí podemos.

Estados Unidos, hemos llegado tan lejos. Hemos visto tanto. Pero queda mucho más por hacer. Así que, esta noche, preguntémonos: si nuestros hijos viven hasta ver el próximo siglo, si mis hijas tienen la suerte de vivir tanto tiempo como Ann Nixon Cooper, ¿qué cambio verán? ¿Qué progreso habremos hecho?

Esta es nuestra oportunidad de responder a ese llamado. Este es nuestro momento.

Este es nuestro momento, para dar empleo a nuestro pueblo y abrir las puertas de la oportunidad para nuestros hijos; para restaurar la prosperidad e impulsar la causa de la paz; para recuperar el sueño americano y reafirmar esa verdad fundamental, que, de muchos, somos uno; que mientras respiremos tenemos esperanza. Y donde nos encontremos con cinismo y dudas y aquellos que nos dicen que no podemos, contestaremos con ese credo eterno que resume el espíritu de un pueblo: sí podemos.

Gracias. Que Dios los bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América".

Bush felicita al presidente electo Obama por su impresionante e histórica victoria

En una declaración sobre el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos el presidente George Bush afirmó que todos los estadounidenses, "pueden estar orgullosos de que ayer se haya hecho historia. En todo el país, votó una gran cantidad de ciudadanos. Mientras el mundo nos observaba, demostraron la vitalidad de la democracia de Estados Unidos y los logros que hemos alcanzado hacia una unión más perfecta. Escogieron a un Presidente cuya trayectoria representa un triunfo para la historia de Estados Unidos, un testamento de trabajo arduo, optimismo y fe en la promesa perdurable de nuestra nación."

A continuación el texto de la declaración, tal cual fue difundido por la Casa Blanca

(comienza el texto)

LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
5 de noviembre de 2008

Para publicación inmediata

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE

SOBRE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

Rose Garden

EL PRESIDENTE: Buenos días. Anoche, tuve una conversación cordial con el Presidente electo Barack Obama. Los felicité a él y al senador Biden por su impresionante victoria. Le dije al Presidente electo que puede contar con la cooperación total de mi gobierno en el proceso de transición a la Casa Blanca.

También hablé con el senador John McCain. Lo felicité por la enérgica campaña que llevó a cabo la gobernadora Palin y él. El pueblo estadounidense siempre estará agradecido con John McCain por toda una vida de servicio a esta nación. Y sé que continuará haciendo grandes contribuciones a nuestro país.

Todos los estadounidenses, independientemente de su voto, pueden estar orgullosos de que ayer se haya hecho historia. En todo el país, votó una gran cantidad de ciudadanos. Mientras el mundo nos observaba, demostraron la vitalidad de la democracia de Estados Unidos y los logros que hemos alcanzado hacia una unión más perfecta. Escogieron a un Presidente cuya trayectoria representa un triunfo para la historia de Estados Unidos, un testamento de trabajo arduo, optimismo y fe en la promesa perdurable de nuestra nación.

Muchos de nuestros ciudadanos pensaron que nunca verían este día. Este momento entraña particular emoción para una generación de estadounidenses que presenciaron con sus propios ojos la lucha por los derechos civiles y que, cuatro décadas más tarde, ven que el sueño se hace realidad.

Ha concluido una larga campaña, y seguimos adelante como un país unido. Se inicia un periodo de cambios en Washington, pero hay ciertas cosas que no cambiarán. El gobierno de Estados Unidos permanecerá alerta para cumplir con su más importante responsabilidad: proteger al pueblo estadounidense. Y el mundo puede tener la certeza de que nuestro próximo Comandante en Jefe asumirá este inquebrantable compromiso.

En los meses próximos, hay una labor importante por hacer, y continuaré gobernando a favor del pueblo mientras este cargo siga bajo mi responsabilidad. Durante este periodo de transición, mantendré al Presidente electo plenamente informado sobre decisiones importantes. Y cuando llegue el 20 de enero, Laura y yo regresaremos a Texas con recuerdos entrañables del tiempo que pasamos aquí y con profunda gratitud por el honor de servir a este maravilloso país.

Será conmovedor ver al Presidente Obama, su esposa, Michelle, y sus bellas hijas entrar por las puertas de la Casa Blanca. Sé que el orgullo embargará a millones de estadounidenses en ese inspirador momento que tantos aguardan desde hace tiempo. Sé que a los queridos abuelos y a la madre del senador Obama les habría encantado ver al hijo que criaron subir los escalones del Capitolio y prestar juramento para defender la Constitución del mejor país en la faz de la Tierra.

Anoche les hice una invitación al Presidente electo y a la Sra. Obama para que vengan a la Casa Blanca. Y Laura y yo estamos deseosos de darles la bienvenida lo antes posible.

Muchísimas gracias.

John McCain reconoce el triunfo de Barack Obama

Los estadounidenses eligieron al senador demócrata de Illinois Barack Obama 44to. Presidente de Estados Unidos. El candidato republicano perdedor, John McCain, pronunció el mismo día, en Fénix, Arizona, un discurso en el que reconoció el triunfo de Obama y pidió a los estadounidenses que se unan en apoyo de la presidencia.

A continuación una traducción de la trascripción del discurso de McCain:

(comienza el texto)

McCAIN: Gracias, gracias amigos. Gracias por venir aquí en esta bella noche de Arizona.

Amigos, hemos llegado al final de un largo viaje. El pueblo estadounidense ha hablado y ha hablado claro.

Hace un rato he tenido el honor de llamar por teléfono al senador Barack Obama para felicitarlo. (Gritos de rechazo). Por favor. Lo he felicitado por haber sido elegido el próximo presidente del país que ambos amamos.

En una competencia tan larga y difícil como ha sido esta campaña, su éxito exige sólo mi respeto por su capacidad y perseverancia. Lo logró al inspirar la esperanza de muchos millones de estadounidenses que una vez creyeron equivocadamente que tenían poco que jugarse o que tenían poca influencia en la elección de un presidente estadounidense, y ello es algo que admiro profundamente y lo elogio por lograrlo.

Esta elección es histórica y reconozco el especial significado que tiene para los afros estadounidenses y el orgullo especial que deben sentir esta noche. Siempre he creído que Estados Unidos ofrece oportunidades a aquellos que tienen la industriosidad y voluntad de aprovecharlas. El senador Obama también lo cree así. Sin embargo, ambos reconocemos que aunque hemos avanzado muchísimo desde las viejas injusticias que una vez mancillaron la reputación de nuestro país y denegaron a algunos estadounidenses los beneficios plenos de la ciudadanía estadounidense, su recuerdo todavía tenía el poder para causar heridas.

Hace un siglo, el presidente Theodore Roosevelt invitó a Booker T. Washington a cenar en la Casa Blanca y ello causó un escándalo en muchos lugares.

Hoy día Estados Unidos está muy lejos del cruel y atemorizante racismo de aquel tiempo, no hay mayor evidencia de ello que la elección de un afro estadounidense para ser presidente de Estados Unidos.

Ahora no hay razón...Ahora no hay razón para que ningún estadounidense no se sienta orgulloso de su ciudadanía en éste, el país más grande de la Tierra.

El senador Obama ha logrado algo grande para sí mismo y para su país. Le aplaudo por ello, y también deseo ofrecerle mis sinceras condolencias por el hecho de que su amada abuela no haya llegado a vivir para ver este día. Aunque nuestra fe nos asegura que está descansando en presencia de su creador y muy orgullosa del hombre que ayudó a criar.

El senador Obama y yo tenemos nuestras diferencias y las hemos discutido, y el ha prevalecido. No hay duda de que muchas de esas diferencias todavía continúan existiendo. Estos son tiempos difíciles para nuestro país, y le prometo esta noche que haré todo lo posible para ayudarle a liderarnos en los muchos desafíos que enfrentamos.

Insto a todos los estadounidenses ... Insto a todos los estadounidenses que me apoyaron a que se me unan no sólo para felicitarlo, sino para ofrecer a nuestro próximo presidente nuestra buena voluntad y firme esfuerzo para hallar maneras de unirnos y llegar a los compromisos que sean necesarios para superar nuestras diferencias y ayudar a restaurar nuestra prosperidad, defender nuestra seguridad en un mundo peligroso y dejarles a nuestros hijos y nietos un país más fuerte y mejor del que heredamos.

Cualesquiera que sean nuestras diferencias, somos compatriotas estadounidenses y por favor, créanme cuando les digo que no hay otra conexión que signifique más para mi que esa.

Es natural. Es natural que esta noche nos sintamos un poco decepcionados, pero mañana debemos superarlo y trabajar juntos para que nuestro país empiece a avanzar de nuevo.

Luchamos, luchamos tanto como pudimos y aunque nos quedamos atrás, el fallo es mío y no de ustedes.

PÚBLICO: No!

MCCAIN: Estoy tan...

PÚBLICO: (COREANDO)

MCCAIN: Estoy tan profundamente agradecido a todos ustedes por el gran honor de haber recibido su apoyo y por todo lo que ustedes han hecho por mí. Ojalá que el resultado hubiera sido otro, amigos.

El camino fue difícil desde el principio pero su apoyo y amistad nunca cejaron. No tengo palabras para expresar adecuadamente la deuda profunda que siento hacia ustedes.

Estoy especialmente agradecido a mi esposa, Cindy, mis hijos, mi querida madre ... mí querida madre y toda mi familia, y a los muchos viejos y queridos amigos que han permanecido a mi lado durante las muchas altas y bajas de esta larga campaña.

Siempre he sido un hombre afortunado, y nunca más que ahora por el amor y los ánimos que ustedes me han brindado.



Saben...las campañas suelen ser más difíciles para la familia del candidato que para éste y eso ha sido cierto en esta campaña.

Todo lo que puedo ofrecer como compensación es mi amor y gratitud y la promesa de años venideros más pacíficos.

También, también por supuesto estoy muy agradecido a la gobernadora Sarah Palin, una de las mejores campañistas que he conocido ... una de las mejores campañistas que he conocido, y una impresionante voz nueva por la reforma en nuestro partido y por los principios que siempre han sido nuestra mayor fortaleza... su esposo Todd y sus bellos cinco hijos ... por su dedicación incansable a nuestra causa, y el coraje y la gracia que han mostrado en la dureza y estrés de una campaña presidencial.

Podemos anticipar con ilusión y gran interés su futuro servicio a Alaska, el partido republicano y nuestro país.

A todos mis compañeros de la campaña, desde Rick Davis y Steve Schmidt y Mark Salter, hasta el último voluntario, que han luchado tan dura y valientemente, mes tras mes, en lo que a veces parecía ser la campaña más desafiante de los tiempos modernos, muchísimas gracias. Perder una elección nunca significará más para mí que contar con el privilegio de su confianza y amistad.

No sé, no sé qué más podríamos haber hecho para intentar ganar esta elección. Eso dejaré que otros lo determinen. Todos los candidatos cometen errores y seguro que yo cometí unos cuantos, pero no pasaré ni un momento del futuro lamentando lo que pudo haber sido.

Esta campaña fue y continuará siendo el gran honor de mi vida y mi corazón está lleno nada más que de gratitud por la experiencia y hacia el pueblo estadounidense por darme esta justa audiencia antes de decidir que el senador Obama y mi viejo amigo el senador Joe Biden tengan el honor de liderarnos durante los próximos cuatro años.

(Gritos de rechazo)

Por favor, por favor.

No sería, no sería un estadounidense que mereciera ese calificativo si me arrepintiera del destino que el extraordinario privilegio de servir a este país durante medio siglo me ha otorgado. Hoy fui un candidato para el cargo más alto en el país que tanto amo, y esta noche sigo siendo su servidor. Ello es bendición más que suficiente para cualquiera y le doy las gracias al pueblo de Arizona por ello.

PÚBLICO: USA. USA. USA. USA.

MCCAIN: Esta noche, más que ninguna otra noche, tengo en mi corazón sólo amor para mi país y sus ciudadanos, ya me hayan apoyado a mi o al senador Obama, ya me hayan apoyado a mi o al senador Obama.

Le deseo al hombre que era mi oponente y que será mi presidente que Dios le ilumine, y pido a todos los estadounidenses como he hecho con frecuencia en esta campaña que no se desesperen frente a nuestras dificultades actuales, sino que siempre crean en la promesa y la grandeza de Estados Unidos porque nada es inevitable aquí.

Los estadounidenses nunca abandonamos, nunca nos rendimos.

Nunca nos escondemos de la historia, hacemos historia.

Gracias, Dios les bendiga y Dios bendiga a los Estados Unidos de América. Machismos gracias a todos.

Barack Obama gana histórica elección presidencial


Por Stephen Kaufman


Washington - El 4 de noviembre, los estadounidenses eligieron al senador de Illinois Barack Obama como 44º presidente de Estados Unidos.

En su discurso a sus partidarios en Chicago el 4 de noviembre, el presidente electo dijo: "A todos los que se han preguntado si el faro de Estados Unidos aún sigue brillando intensamente, esta noche hemos demostrado una vez más que la verdadera fortaleza de nuestro país no se deriva del poder de nuestras armas ni del alcance de nuestra riqueza, sino del poder perdurable de nuestros ideales: la democracia, la libertad, la oportunidad y la implacable esperanza".

Obama dijo que, a través de sus votos, los estadounidenses enviaron un mensaje "de que nunca hemos sido sólo un grupo de personas o un colectivo de estados rojos y estados azules. Somos, y siempre seremos los Estados Unidos de América".

"Se aproxima un nuevo día en el liderazgo estadounidense", agregó. "A quienes deseen destruir el mundo, los derrotaremos. A quienes busquen paz y seguridad, los apoyamos".

En la madrugada del 5 de noviembre, Obama había ganado por lo menos 26 estados y el Distrito de Columbia con un total de 338 votos electorales, colocándolo muy por encima de los 270 votos necesarios para afianzar la presidencia. Se seguía informando de los resultados de algunos estados en las tempranas horas del día posterior al día de las elecciones.

Obama se convertirá en el primer presidente afro americano de Estados Unidos y también en la primera persona de color en gobernar un país con una mayoría anglosajona.

El senador de Illinois triunfó en todos los estados donde ganó el demócrata John Kerry en 2004, así como en Ohio, Iowa, la Florida, Nuevo México, Colorado, Nevada y Virginia, estados en los que anteriormente había triunfado el republicano George Bush.

En su discurso de concesión de la victoria en la ciudad de Phoenix, el senador John McCain dijo que había llamado al presidente electo Obama para darle su enhorabuena. Reconoció la importancia de la victoria de Obama para los afro estadounidenses y el "orgullo especial que deben sentir esta noche" después de una larga historia de esclavitud, segregación y discriminación.

Indicó que Estados Unidos está hoy "muy lejos del cruel y atemorizante racismo de aquel tiempo, no hay mayor evidencia de ello que" la elección de Obama. También se comprometió a apoyar al presidente entrante e instó a sus partidarios a brindar su "buena voluntad y firme esfuerzo para hallar maneras de unirnos".

La victoria de Obama se presentó después de una larga y difícil lucha en las elecciones primarias del Partido Demócrata contra la senadora de Nueva York, Hillary Clinton, seguida por una intensa campaña en las elecciones generales contra McCain.

Las elecciones presidenciales de 2008 en Estados Unidos han sido históricas en distintas formas. Después de que el grupo de candidatos del Partido Demócrata se redujese a principios de 2008, estaba claro que los electores elegirían entre la primera mujer candidata a la presidencia y el primer candidato afro estadounidense.

Del lado republicano, la decisión de McCain de elegir como compañera de fórmula a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, fue solamente la segunda ocasión en que una mujer ha formado parte de la papeleta presidencial de uno de los partidos políticos principales.

OBAMA DECLARA VICTORIA

En la madrugada del 5 de noviembre, Obama y su compañero de fórmula, el senador de Delaware Joe Biden, se dirigieron a sus jubilosos partidarios en Chicago y el primero prometió ser el presidente de todos los estadounidenses, independientemente de haber recibido o no su apoyo. Cientos de miles de personas, algunas de las cuales llegaron un día antes, celebraron en el Parque Grant de Chicago.

La concentración fue especialmente conmovedora, ya que hace 40 años en ese mismo parque se produjeron las violentas demostraciones contra de la Convención Nacional Demócrata de 1968. Esa violencia ilustró el distanciamiento dentro del partido entre los jóvenes activistas liberales y los incondicionales más conservadores y de mayor edad. (Véase Recuerdos de la Convención Demócrata de 1968 resuenan en 2008 (
http://www.america.gov/st/washfile-spanish/2008/August/20080805184228ks0.7461511.html )).

Fue también en 1968 cuando el candidato presidencial demócrata Robert F. Kennedy vaticinó que un afro estadounidense llegaría a ser presidente en 2008.

"La situación se desarrolla tan rápido en las relaciones entre las razas, que una persona de la raza negra podría ser presidente en 40 años. No hay duda de ello. En los próximos 40 años, una persona de raza negra puede alcanzar el mismo cargo que ostenta mi hermano [...] los prejuicios existen y probablemente seguirán existiendo [...], pero hemos intentado progresar y estamos progresando. No vamos a aceptar el statu quo", dijo Kennedy el 27 de mayo de 1968, aproximadamente una semana antes de que fuera asesinado.

Pew Hispanic Center Releases a Report on the Hispanic Vote in the Presidential Election

Hispanics voted for Democrats Barack Obama and Joe Biden over Republicans John McCain and Sarah Palin by a margin of more than two-to-one in the 2008 presidential election, 66% versus 32%, according to a new report from the Pew Hispanic Center, a project of the Pew Research Center. The report finds that 8% of the electorate was Latino, unchanged from 2004.

Nationwide, the Latino vote was significantly more Democratic this year than in 2004, when President Bush captured an estimated 40% of the Hispanic vote, a modern high for a Republican presidential candidate.1
Obama carried the Latino vote by sizeable margins in all states with large Latino populations. His biggest breakthrough came in Florida, where he won 57% of the Latino vote. President Bush carried 56% of the Latino vote in Florida in 2004.

Obama's margins were much larger in other states with big Latino populations. He carried 78% in New Jersey, 76% of the Latino vote in Nevada, 74% in California, and 73% in Colorado.

This report contains an analysis of exit poll results for the Latino vote nationally and in the states of Arizona, California, Colorado, Florida, Illinois, Nevada, New Jersey, New Mexico and Texas.

The report is available on the Center's website at www.pewhispanic.org.

EDITORIAL: Se rompen las barreras raciales con el histórico triunfo de Obama

Por Armando García

Recuerdo hace treinta años se veía como un sueño que un día un hombre de la raza negra llegaría a ocupar la Casa Blanca. Un sueño, como el que tuvo el extinto Martin Luther King Jr.
Ahora ese sueño se hace realidad. La victoria de Obama conmocionó no sólo a los propios estadounidenses, sino a las estructuras del poder del país provocando una ola de entusiasmo mundial abrazando el mensaje de la necesidad urgente de un cambio. El triunfo de Obama rompe las barreras raciales que por 232 años han existido en este país. La mayoría poblacionaria sigue siendo blanca, las finanzas siguen en sus manos, pero la fuerza del poder político es demócrata y el ejecutivo es un afro americano y presidente de todos nosotros, los estadounidenses sin importar nuestro origen étnico ni el color de nuestra piel. El triunfo de Obama sana las heridas y cicatrices de la xenofobia racial. Estados Unidos es ahora un nuevo país. Despierta las mentes racistas de que el Siglo XXI es el del cambio, un cambio del rostro de esta nación de inmigrantes, de todos colores y no sólo de uno solamente. A partir de ahora, el país no será el mismo. Obama tendrá que pasar por muchas pruebas, pero la primera como presidente electo es llegar a la ceremonia de juramento presidencial. Un letrero que portaba un ciudadano entre la multitud en una de las ciudades del país decía, “Aguanten, la esperanza del cambio y la ayuda comienza el 20 de enero”. El pueblo estadounidense habló, se manifestó, en cantidades poco vistas en muchos años, motivados claramente por la existente crisis financiera, lo mermado de la economía popular, la guerra contra el terrorismo y la seguridad nacional.

Monday, November 3, 2008

CARTAS AL EDITOR

La experiencia militar de McCain

Hace poco fue el aniversario 41 del derribo del avión y captura de McCain sobre Hanoi. Los grandes medios de comunicación hablan de la experiencia del Senador John McCain, usando esa experiencia como argumento para atraer votos en las elecciones presidenciales dentro de ocho días en EEUU. Pero lo que parece estar prohibido o censurado es el informar algunos datos muy revelantes de su misión-experiencia militar durante la abortada Guerra de Vietnam.

McCain voló 23 misiones de bombardeo sobre Vietnam del Norte en una campana llamada Operación Trueno Rodante. Durante esta operación que duro 44 meses consecutivos, la fuerza aérea de EEUU ataco 307,000 veces, descargando 643,000 toneladas de explosivos sobre Vietnam del Norte (mas o menos la misma cantidad de explosivos tirados en el Pacifico durante la Segunda Guerra Mundial). Miles de esas bombas cayeron sobre viviendas, escuelas, templos y hospitales. En medio de aquella intensa campana el entonces Secretario de Defensa Robert McNamara estimo que EEUU estaba matando 1,000 civiles por semana. Eso es, mas de un 9/11 cada mes- por 44 meses consecutivos. En uno de sus escritos, McCain implicaba que la Guerra de Vietnam se pudiese haber ganado si se hubiesen consistentemente tirado todavía muchas más bombas sobre Vietnam del Norte. Planeara más de lo mismo contra Cuba, Ecuador, Irán, Irak, Pakistán, Venezuela, etc.?

Cuando el avión de McCain fue derribado en Octubre 26, 1967, el estaba muy ocupado bombardeando lo que el mismo describió como una zona densamente poblada de Hanoi, la entonces capital de Vietnam del Norte. En ese momento el sentido de impunidad que el invisible escudo de superioridad aérea le brindaba se esfumo. Cuantos ancianos, mujeres y niños inocentes habrán sido descuartizados por las bombas que McCain implacablemente descargo? Quizás unas 200, 400, o probablemente muchas más! Y por eso fue condecorado, y por eso el mismo repetidamente menciona sus cicatrices como prueba de su experiencia. Atrevieses la gran prensa norteamericana incluir aquel brutal bombardeo como parte de la tan chachareada experiencia del Senador McCain?

Durante Operación Trueno Rodante, la gran mayoría de los que volaban como águilas sobre territorio norvietnamita descargando despiadadamente sus bombas y cohetes llamaron: Patriotismo de Libertadores. Sin embargo todos los que en la tierra trataban inútilmente de protegerse como gatos encerrados llamaron: Terrorismo de Invasores.

Y cuando venga la supuesta crisis internacional que McCain repetidamente pronostica; cual seria la primera opción que McCain usaría? Al parecer no la diplomática cual Obama predica y cual McCain continua criticando negativamente. Entonces obviamente se usaría la que McCain uso, escribió y predico en Vietnam, eso es: bombardeo, bombardeo, bombardeo! Sátiros coreanos, vietnamitas, grenadianos, panameños, etc., etc., dirían: que más da descuartizar otros 100 o 300, siempre y cuando sean de otras culturas.

Latinos sin Fronteras, Los Ángeles.


¿Qué esta pasando con la izquierda?, vale la pena revisar las siguientes reflexiones.


De acuerdo con el texto del maestro Saramago!! Debería darse una vuelta por México para que compruebe el pragmatismo de la "izquierda" mexicana, la cual está más comprometida con sus intereses sectarios de partido que con los soberanos intereses del país. En México ya no hay posturas de izquierda, al menos no institucionalizadas en partidos, la izquierda que vive está en las universidades pero apagada por los macabros intereses de quien detenta el poder en esas instituciones, sí es una izquierda pensante, pero no la dejan salir al sol, es necesario mantenerla en la oscuridad. Por ello es indispensable reagrupar a la verdadera izquierda, a la que sí piensa y está preocupada por el futuro, en este sentido hay una tarea pendiente....eso creo.

Saludos.

Gladis López Hernández.

¿Dónde está la izquierda mexicana?

Por José Saramago

Me ausento de este espacio durante veinticuatro horas, no por necesidad de descanso o falta de asunto, simplemente para que la última crónica se mantenga un día más en el lugar en que está. No estoy seguro de que lo merezca por la forma en que dije lo que pretendía, sino para darle un poco más de tiempo mientras espero que alguien me informe donde está la izquierda.
Hace alrededor de tres o cuatro años, en una entrevista a un diario sudamericano, creo que argentino, entre la retahíla de preguntas y respuestas solté una declaración que inmediatamente supuse que iba a causar agitación, debate, escándalo (hasta este punto llegaba mi ingenuidad), comenzando por las huestes locales de la izquierda y a continuación, quien sabe, como una onda que se expandiera en círculos, en los medios internacionales, tanto políticos, sindicales o culturales que de la dicha izquierda son tributarios.
En toda su crudeza, sin escamotear su propia obscenidad, la frase, puntualmente reproducida por el periódico, era la siguiente: "La izquierda no tiene ni puta idea del mundo en que vive". A mi intención, deliberadamente provocadora, la izquierda así interpelada, respondió con el más gélido de los silencios.
Ningún partido comunista, por ejemplo, empezando por aquel del que soy miembro, salió a la palestra para rebatir o simplemente argumentar acerca de la propiedad o la falta de propiedad de las palabras que pronuncié. Con mayor razón, tampoco ninguno de los partidos socialistas que se encuentran en los gobiernos de sus respectivos países, pienso, sobre todo, en los de Portugal y España, consideró necesario exigir una aclaración al atrevido escritor que había osado lanzar una piedra al putrefacto charco de la indiferencia. Nada de nada, silencio total, como si en los túmulos ideológicos donde se refugian no hubiese nada más que polvo y telarañas, como mucho un hueso arcaico que ya ni para reliquia serviría.
Durante algunos días me sentí excluido de la sociedad humana como si fuese un apestado, víctima de una especie de cirrosis mental que provocaba que no diera pie con bola. Llegué a pensar que la frase compasiva que andaría circulando entre los que así callaban sería más o menos ésta: "Pobrecillo, ¿qué se podría esperar de él con esa edad?" Estaba claro que no me encontraban opinante con la estatura adecuada.
El tiempo fue pasando, pasando, la situación del mundo complicándose cada vez más, y la izquierda, impávida, seguía desempeñando los papeles que, en el poder o en la oposición, les habían sido asignados. Yo, que mientras tanto había hecho otro descubrimiento, el de que Marx nunca había tenido tanta razón como hoy, supuse, cuando hace un año reventó la burla cancerígena de las hipotecas en los Estados Unidos, que la izquierda, allá donde estuviera, si todavía le quedaba vida, abriría por fin la boca para decir lo que pensaba del asunto.
Ya tengo la explicación: la izquierda no piensa, no actúa, no arriesga ni una pizca. Pasó lo que pasó después, hasta lo que está ocurriendo hoy, y la izquierda, cobardemente, sigue no pensando, no actuando, no arriesgando ni una pizca. Por eso no es de extrañar la insolente pregunta del título: "¿Dónde está la izquierda?" No doy albricias, he pagado demasiado caras mis ilusiones.

El sistema de EE.UU.

Por Isaac Bigio

EE.UU. elige a sus mandatarios con un modelo que está a medio camino del que rige al sur y al norte de sus fronteras.

América Latina ha venido adoptando el sistema francés, en el cual el presidente debe ser electo con más del 50% de los votos, permitiendo que haya dos vueltas y que en la primera puedan competir una pluralidad de partidos que expresen a bases y proyectos sociales distintos.

Canadá tiene el mismo modelo de Gran Bretaña, en el cual no hay presidente sino un jefe de Estado vitalicio y heredado (la reina Elizabeth II) y donde el jefe de gobierno es un primer ministro electo por un Parlamento uninominal.

Como allí no hay representación proporcional, el ganador suele quedarse con todo (el laborismo británico detenta el 55% del Parlamento pese a que sacó sólo el 35% de los votos).

EE.UU. comparte con el primer modelo el hecho de ser una república presidencialista, pero carece de dos vueltas. EE.UU. no es una monarquía constitucional, pero su mandatario no es electo de manera directa, y el candidato que gana en un Estado se queda con todos los electores de éste (con lo cual pueden darse casos como el de Bush quien llegó a la Casa Blanca pese a haber perdido en votos).

Con ese sistema, EE.UU. ha logrado ser el único país importante que ha logrado evitar que haya más de dos partidos.


Bush al Guinness

Por Isaac Bigio


El actual mandatario de EEUU bien podría entrar al libro Guinness por ostentar tres récords.

Primero, el de ser el presidente norteamericano que más porcentaje de apoyo haya sacado. Según Gallup, él es el único que ha llegado al 90% de aprobación, cifra a la que arribó a diez días del 11 de setiembre del 2001.

Segundo, es el ocupante de la Casa Blanca que menos soporte haya tenido. Hoy él tiene, según Gallup, apenas un 23% de aprobación.

Tercero, es el presidente norteamericano que más se ha desplomado. Si la primera cifra es mayor a la que obtuvo Roosevelt, quien venció la II Guerra Mundial; la segunda es peor a la que Nixon recibió poco antes de renunciar.

Lo más serio es que la caída de Bush puede profundizarse a medida que haya nuevos derrumbes financieros. Según otra encuesta de CBS y The New York Times, el porcentaje de apoyo al actual mandatario ya bajó al 22%. El tiene aún casi 3 meses donde debería hacer todo lo posible para no quedar por debajo del 20% de aprobación.

Tal es su desgaste, que al candidato de su partido republicano (McCain) le resulta muy difícil ganar las elecciones y ha debido demarcarse lo más que ha podido de él. El creciente antibushismo puede ser capitalizado por el candidato que representa más diferencias con él dentro del sistema.


Elecciones 2008: El voto hispano

A continuación, una trascripción del audio emitido en podcast el 31 de octubre sobre el voto hispano en las elecciones 2008 de Estados Unidos.

Hoy hablamos con dos importantes miembros de la comunidad hispana de Estados Unidos. Raúl Vargas es fundador y presidente de la consultora de comunicaciones y mercadotecnia VARCom Solutions, y ex vicepresidente de America Online para América Latina. Estuardo Rodríguez sirve en el Consejo de Medios y Comunicaciones del Grupo Raben y trabaja con varias organizaciones hispanas sin fines de lucro en temas de relaciones con la comunidad, vigilancia legislativa y creación de coaliciones.

Raúl y Estuardo se reunieron con nosotros recientemente para conversar sobre cuestiones importantes en cuanto a las relaciones de Estados Unidos con América Latina. Primero les preguntamos de qué manera ha impactado la elección presidencial de 2008 la población hispana. Raúl nos ofreció el punto de vista del partido republicano de John McCain:

"Creo que me parece importante destacar el hecho de que en esta elección el votante hispano en Estados Unidos va a tener un impacto muy importante... eeh... hay como diez estados donde el voto latino ..eeh.. realmente va a ser decisivo y creo que hoy día hemos visto que ha habido muchas campañas para registrar votantes, para que todo el mundo se involucre en el proceso electoral y creo que cuando llegue el 4 de noviembre vamos a ver una cifra muy interesante de votantes que realmente van a ir a las urnas y van a tener un impacto decisivo en el resultado, mucho más que en años anteriores. O sea, vemos que en esta elección habrá entre nueve y diez millones de votantes hispanos a través de todo Estados Unidos y en sitios como Nevada, Nuevo México, Florida, etc., o Colorado, el impacto será muy interesante, muy importante, vamos a ver el 4 de noviembre, el 5 de noviembre, realmente, cual fue el impacto real.

Es importante ver que hay en la comunidad latina hoy día, hay como dos millones de negocios latinos en Estados Unidos, y creo que para la comunidad latina ver que en parte la oportunidad del sueño americano, como dicen entre comillas, tiene mucho que ver con poder lanzar un negocio. Creo que se sienten preocupados aquellos negociantes pequeños sobre las políticas del senador Obama en aumentar impuestos para aquellas empresas que realmente están logrando éxito, así que en gran parte esa gente, ese segmento del pueblo hispano también tiene sus preocupaciones".

Estuardo apoya al senador Barack Obama. Nos ofreció el punto de vista demócrata de las comunidades hispanas.

"Definitivamente el impacto del voto hispano, este... va a... se va a sentir el 4 de noviembre. Lo interesante también es que los votantes nuevos registrados, o sea, ciudadanos nuevos que, de descendencia o de países latinoamericanos, ha subido por un millón, entonces hay más de tres millones de nuevos ciudadanos que se han registrado para votar y ésos, según las encuestas, de esas personas un noventa por ciento tienen tendencia de votar por el partido demócrata o sea por el senador Barack Obama. Entonces, viendo esa cifra y más viendo, este, el ambiente anti inmigrante que se ha visto a través de estos cuatro años, donde no hubo una reforma inmigratoria, eem... y también a nivel local ha habido nuevos temas, nuevos, nuevas leyes anti inmigrantes hemos visto también que la comunidad hispana se siente amenazada y la mayoría esta interesada más en votar por un demócrata, porque creen que van a tener mayor oportunidad para reformar el sistema de inmigración de este país".

Les preguntamos a Raúl y a Estuardo sobre las relaciones comerciales con América Latina. ¿De qué forma enfocaría cada candidato este importante tema del comercio? Estuardo nos ofreció el punto de vista de los demócratas respecto a asuntos comerciales.

"El senador Obama apoya el tratado de libre comercio con países de Latinoamérica que, como el Perú, aah... que pueden ofrecer los beneficios mutuos para los negocios en Latinoamérica, en Perú, por ejemplo, y en Estados Unidos. Lo que hemos visto durante las campañas, durante las campañas presidenciales ha sido que en Ohio por ejemplo NAFTA se considera una mala palabra. ¿Por qué? Porque varios trabajos, varias este..., varias corporaciones eem... se han ido de estados donde por décadas, generaciones, habían, habían ofrecido mucho empleo y esos negocios se fueron a México, eem.. y de ahí, de México algunos se fueron hasta a la India, entonces el beneficio mutuo...no ha habido con NAFTA. Tenemos que ver dónde mejorar estos tratados de libre comercio para que haya beneficio mutuo; el senador Obama se compromete a eso. Por ejemplo, con el tratado de libre comercio, este, con Colombia, que no se ha aprobado, el senador Obama ha dicho claramente que lo apoya, pero hay necesidad de ver bien dos elementos, el de medio ambiente, aah.. y también sobre las protecciones para el liderazgo de los sindicatos. Colombia desafortunadamente ahora todavía sufre muchos asesinatos de los líderes de los sindicatos, este, aunque ha mejorado la situación muchísimo en Colombia. Sin embargo, este año ha habido 46 asesinatos, un número más alto de lo que hubo el año pasado, entonces, este, hay necesidad de resolver esos problemas, eem... y al mismo tiempo asegurarnos que vamos a poder ofrecer un tratado de libre comercio que proteja a los empleadores, los empleados, y también ofrezca una oportunidad para los empleados en Estados Unidos, que sigan beneficiando no solamente a las corporaciones, pero en Estados Unidos ahora tenemos una crisis económica, no podemos seguir ignorando la situación en Estados Unidos simplemente para, para, para demostrar que apoyamos a Latinoamérica con otro tratado de libre comercio".

Raúl explicó el punto de vista republicano en cuanto a las relaciones comerciales con América Latina.

"Bueno, libre comercio es un aspecto, una forma de poder mejorar la situación en los países en América Latina. Es una forma de poder demostrar el apoyo, eeh...que tenemos con los países en América Latina. Hay un candidato que apoya fuertemente los tratados de libre comercio con los países en América Latina, eeh..., sin excusas, hay un candidato que realmente ha hecho mucho para poder apoyar los mercados, apertura de los mercados para el beneficio de todos, para el beneficio de aquellos países y para el beneficio de Estados Unidos. Ese candidato es John McCain. Claramente él tomó tiempo de su campaña presidencial para ir directamente a Colombia, para ir a México, para demostrar su apoyo a nuestros amigos, a nuestros aliados en la región. Lastimosamente, vemos que el senador Obama en la...en el último debate dijo claramente que no sólo no apoya el tratado de libre comercio con Colombia, pero no apoya a Colombia, eeh... y eso es algo preocupante francamente para la comunidad latina en Estados Unidos. El presidente Uribe en Colombia ha hecho muchísimo para mejorar la situación, eeh.., y el hecho de que estén usando la excusa de Colombia para no apoyar el tratado de libre comercio es algo no visto, porque vemos que en la realidad, el senador Obama y el partido demócrata está mucho más, eeh... se encuentra tomado como rehén en el proceso político dentro de su partido con los sindicatos en Estados Unidos que quieren ejercer su influencia, su poder y lastimosamente el víctima en este asunto es Colombia, y es el pueblo americano, francamente, porque el acuerdo con Colombia sería para el beneficio no solamente de Colombia sino para la economía de Estados Unidos, donde vemos que aproximadamente mil millones de dólares al año, eeh... puede ir generando negocio para Estados Unidos también. Así que libre comercio, apertura de mercados, comercio justo entre países, eeh... se apoyara con un presidente McCain y el senador Obama se opone".

Les pedimos a Raúl y a Estuardo que dieran su opinión respecto al futuro de la relación entre Estados Unidos y América Latina. Estuardo nos ofreció la perspectiva demócrata respecto a qué es lo que los ciudadanos pueden esperar en el futuro.

"Estoy de acuerdo el próximo presidente tiene que trabajar con los dos partidos. El senador Barack Obama creo que es el presidente que puede trabajar con los dos partidos. El senador McCain, aah... ha estado en el liderazgo republicano a través de los ocho años de la administración del presidente Bush donde se habían hecho promesas que íbamos a trabajar más con Latinoamérica, que íbamos a empezar una nueva era, una nueva etapa de amistad, aah... y colaboración entre Latinoamérica y Estados Unidos y no se hizo. Se han, se han, se han visto, se ha visto en los tratados de libre comercio, pero no se ha visto de otra, de otra forma un trabajo con Latinoamérica que le ayude más a desarrollar la democracia en países en Latinoamérica y por ese abandono, ahora vemos los problemas en, en varios países en Latinoamérica: en Venezuela, en Bolivia y también en Ecuador; entonces nuestros amigos en Latinoamérica se sienten un poco ignorados y también amenazados por sus propios vecinos. Entonces necesitamos ver este próximo presidente, necesitamos que el senador Barack Obama siendo el próximo presidente entre verdaderamente en una nueva etapa. Lo que se vio en los ocho años fueron promesas, visitas, reuniones con la prensa, cosas que más que todo han sido para dar la ilusión de que hay una nueva, hay un esfuerzo entre Estados Unidos y Latinoamérica, pero no ha habido...el senador McCain no obstante sus visitas a Latinoamérica y reuniones con el presidente, sinceramente no ha ofrecido algo más que lo mismo que el senador...que el presidente Bush ofreció y al último hemos visto los resultados. Y eso tenemos que tomar en cuenta. Una nueva política con Latinoamérica significa más que reunirnos con las revistas y los medios para fotografías y cosas así, que no nos han servido".

Raúl explicó el punto de vista republicano respecto a cómo podrían desarrollarse las relaciones con América Latina en una administración encabezada por McCain.

"Creo que cualquiera de los candidatos, sea quien sea el próximo presidente, tendrá que enfocarse mucho más en América Latina. No solamente por los temas económicos que acabamos de discutir, sino también por temas de seguridad, temas geopolíticos también. Así que nos encontramos una situación donde no hay, eeh..., no tenemos el lujo de-de pensar únicamente en una parte del mundo y no otra. En el caso de América Latina me parece importante que cualquiera que sea el próximo presidente tendrá que poner mucho más énfasis, mucho más tiempo, mucho más enfoque en América Latina y tendría que hacerlo en una forma bastante completa, o sea, mirando libre comercio, mirando apoyo y asistencia técnica en temas de economía, de salud, asuntos sociales, de derechos humanos, organizaciones cívicas, y lo demás tendrá que hacer un aspecto bastante completo y no solamente país por país, sino de una forma regional también y multilateral, así que va a ser un... El próximo presidente tendrá que tomar en cuenta que es un asunto bastante complejo y tendría que mirar a América Latina como un socio bastante importante para... en el futuro. El senador McCain es una persona que realmente conoce la región, nació en la región, nació en Panamá, es una persona que realmente conoce la importancia que tiene América Latina, conoce la región. Lastimosamente el senador Obama nunca ha ido a la región y las políticas que el ha demostrado son preocupantes. Darle la espalda a nuestro mejor amigo, a nuestro mejor aliado en la región que es Colombia y prefiere sentarse con gente como Chávez y Castro y Morales, eeh...en vez de apoyar a nuestros amigos y aliados, eso para mí es algo preocupante".

Análisis a Fondo: La guerra sucia continuará; le conviene a Washington

Foto proporcionada por el autor. No lo dejaran gobernar, le dije a Olivia en el 2019   Ahora lo acusan de ser financiado por los narcos ...