Sunday, December 21, 2008

PARAGUAYAN SECRET POLICE COVERED UP FORCED DISAPPEARANCE OF FOUR YOUNG PEOPLE IN 1976

Edited by Carlos Osorio

Washington D.C, December 21, 2008 - A document from the Archive of Terror in Paraguay revealed today confirms that the Chief of the Secret Police tried to cover up the disappearance of Amilcar Oviedo, Carlos Mancuello, Benjamin Ramirez Villalba and Rodolfo Ramirez Villalba on September 21, 1976. Posted today for the first time on the Web site of the National Security Archive, a note from Commissary Eliodoro Sánchez reported that "THERE IS NO NEWS WORTH MENTIONING," emphatically contradicting the Chief of Investigations (D-3) Pastor Coronel who reported that the four missing youth had escaped on that night.

"The discovery of the report without news from a high ranking official at the D-3 contradicts the story that there had been an escape and is evidence that the police tried to conceal the forced disappearance of the four young men," declared Alfredo Boccia, researcher and author, together with other collaborators, of the first detailed summary of the Terror Archive content.

On the occasion of another anniversary of the discovery of the Archive of Terror on December 22, the collection of 14 Spanish language documents published today provides a look into the ordeal endured by the four young people through documentation that has been key in trials for reparations in Paraguay and before the Inter American Human Rights Court, including:

* a high level report prepared for dictator Alfredo Stroessner on December 1974 at the time of their capture;

* Argentinean intelligence documents that tie the fate of the four missing persons to a system established to coordinate security forces in the Southern Cone in the 1970's: Operation Condor;

* and the tragic testimony from relatives who delivered a change of clothes to their detained son, stating that "on numerous occasions the clothes were brought back from the Department of Investigations stained with blood."

Visit the Web site of the National Security Archive for more information.

http://www.nsarchive.org

___________________________________________________________

POLICÍA SECRETA DE PARAGUAY ENCUBRIMIO LA DESAPARICIÓN FORZOSA DE CUATRO JÓVENES EN 1976

Washington D.C., diciembre 21, 2008 - Un documento del Archivo del Terror de Paraguay revelado hoy por primera vez corrobora que el Jefe de la Policía Secreta trató de encubrir la desaparición de Amílcar Oviedo, Carlos Mancuello, Benjamín Ramírez Villalba y Rodolfo Ramírez Villalba el 21 de Septiembre de 1976. El documento publicado hoy por el National Security Archive es un reporte del Comisario Eliodoro Sánchez que informaba que "NO SE REGISTRO NOVEDAD DIGNA DE MENCIONAR", contradiciendo tajantemente al Jefe de Investigaciones (D-3) Pastor Coronel quien informó que los cuatro desaparecidos se habían fugado esa noche.

"El descubrimiento del informe sin novedades de un Oficial superior de la D-3 desmiente que haya habido una fuga y es evidencia que la policía trató de encubrir la desaparición de los cuatro jóvenes," declaró Alfredo Boccia, investigador y autor junto a otros colaboradores del primer resumen minucioso del contenido del Archivo del Terror.

En la fecha de un aniversario más del Archivo del Terror el 22 de diciembre próximo, la selección de catorce documentos publicada hoy, da un vistazo al periplo padecido por los cuatro jóvenes a través de documentación que ha sido clave en juicios por reparación en Paraguay y ante la Corte interamericana de Derechos Humanos: un informe de alto nivel dirigido directamente al dictador Alfredo Stroessner cuando son capturados; documentos de inteligencia argentinos que ligan la suerte de los cuatro desaparecidos a Operación Cóndor; el trágico testimonio de los familiares que declaraban que en ocasión de llevar cambio de ropa para su hijo detenido "en numerosas ocasiones las ropas eran retiradas del Departamento de Investigaciones manchadas de sangre."

http://www.nsarchive.org

Wednesday, December 17, 2008

Cumbre latino caribeña



Por Isaac Bigio


Brasil es el anfitrión de las citas del Mercosur, la Unión Suramericana de Naciones y de la 1’ cumbre de integración de 33 países de América Latina y el Caribe. El mayor país latino del mundo quiere convertirse en el pilar de un nuevo bloque regional para ir hacia un posible mercado común y ayudar a que Brasil llegue al consejo de seguridad de Naciones Unidas.
A pesar de la homogeneidad cultural y lingüística de dicha región, es difícil que ésta vertebre una unión a la europea debido al atraso y a la dependencia de sus economías. También hay allí una brecha entre quienes se orientan hacia hacer políticas monetaristas y pro-TLC con EEUU y quienes se izquierdean. En el Mercosur hay fuertes choques entre Argentina y Uruguay y sobre aranceles. La Comunidad Andina sufrió la salida de Venezuela y está escindida entre Perú y Colombia que son pro-TLC y los nacionalistas de Bolivia y Ecuador. La cumbre debiera abordar el tema de los más de 50 millones de latinos y caribeños que vive en el Norte y cuya población y economía es mayor que casi la de cualquiera de los países de la región. La cumbre podría ir preparando una suerte de Unasur ampliada que apunte hacia un mundo más multipolar. A la luz de ello Obama deberá recuperar terreno perdido e ir hacia una ofensiva amistosa a fin de recuperar aliados en la región.

Zapatazo





Por Isaac Bigio

Al inicio de su gestión Bush se jactaba de cómo casi toda América Latina y el Caribe seguía al consenso de Washington y de cómo los iraquíes agradecían a las tropas de EEUU por liberar a su país dando zapatazos a las estatuas de Hussein.

Sin embargo, ahora mucho de ello se ha revertido. Para despedirse de su mandato Bush fue a Irak donde le recibieron con un zapatazo. Esto muestra la debilidad de los ocupantes tanto en apoyo popular como en seguridad. Si el atacante le hubiese disparado esto hubiese provocado una mayor militarización, pero él no quiso matarle o herirle, sino humillarlo. Su gesto ha dañado profundamente la moral y la autoridad de Bush.

Empero, hay dos peores zapatazos que Bush viene recibiendo en su propio continente. En el norte se ha convertido en el presidente más impopular que hayan registrado las encuestadoras. Al sur de su frontera él ha ido logrando que la mayoría de América latina y el Caribe vaya eligiendo gobiernos que se reclaman de una u otra forma de izquierda y que Cuba haya ido logrando ampliar sus aliados y romper el cerco.

Hoy se da la primera cumbre de América Latina y el Caribe hecha sin EEUU o Europa. Sin embargo, mientras Bush viaja sin mucha honra por el medio oriente Cuba logra ser aceptada en dicha cita. También dicho cónclave muestra ciertos intentos de lo que fuera el patio trasero de Washington de zapatear en la política mundial con su propio pañuelo, lo cual es, también, una forma de zapatear a Bush.

Monday, December 15, 2008

Immigrant Latino Workers and the Recession

A small but significant decline has occurred during the current recession in the share of Latino immigrants active in the U.S. labor force, according to a new analysis of Census Bureau data by the Pew Hispanic Center, a project of the Pew Research Center. Workers who are employed or looking for work are said to be active in the labor market.

The proportion of working-age Latino immigrants active in the labor force has fallen, at least through the third quarter of 2008, while the proportion of all non-Hispanics as well as of native-born Hispanics has held steady. Among Hispanic immigrants, the decrease is sharpest among those from Mexico and those who arrived in the U.S. since 2000. Also, the increase in the number of foreign-born Latinos in the labor force is much smaller than previous years.

The labor market data do not paint an unrelentingly negative picture for Hispanic immigrants. The estimated increase in their unemployment rate is not as high as the increase for native-born Hispanic workers. Also, median weekly wages fell for native-born Hispanics but not for foreign-born workers. These developments, however, could be an artifact, a consequence of the likely withdrawal of low-wage foreign-born Hispanics from the labor force.

The report, "Latino Workers in the Ongoing Recession: 2007 to 2008," authored by Rakesh Kochhar, Associate Director for Research, is available at the Pew Hispanic Center's website, www.pewhispanic.org.
The Pew Hispanic Center, a project of the Pew Research Center, is a nonpartisan, non-advocacy research organization based in Washington, D.C. and is funded by The Pew Charitable Trusts.

Friday, December 12, 2008

Una nueva administración presidencial trae nuevas oportunidades para cambiar el curso de la política migratoria

Washington, DC John Podesta, jefe del equipo de transición del Presidente electo Barack Obama anunció esta semana que el equipo de transición realizará una amplia revisión de las agencias, regulaciones y políticas gubernamentales para así identificar cuales acciones se pueden tomar a nivel administrativo para empezar a mejorar las prácticas del gobierno. La siguiente es una declaración de Ali Noorani, Director Ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración sobre la necesidad de evaluar minuciosamente las prácticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

No pudo llegar a mejor hora la promesa del equipo de transición del Presidente electo Obama de dejar a un lado aquellas prácticas de organismos gubernamentales que son contradictorias a su visión de cambio. Nuestro actual sistema de inmigración es profundamente defectuoso y aunque se requiere una legislación para asegurarse de que exista una reforma permanente, cambios necesarios a nivel administrativo son un buen comienzo.

Las estrategias de solo deportación y mano dura del DHS y ICE en los últimos años no son más que un agobio para los trabajadores indocumentados y sus familias, así mismo han aterrorizado a comunidades inmigrantes legales y han degradado los derechos fundamentales del debido proceso. Incluso la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi reconoce que la ejecución irresponsable de las redadas no es una solución eficaz para enmendar nuestro sistema de inmigración. La nueva Administración tendrá varias oportunidades para cambiar el curso de la política migratoria sin tener que esperar por acciones del Congreso.

Con un solo trazo, el Presidente electo Obama puede disminuir los excesos y despilfarros del gasto público de la última Administración, enfocándose en medidas razonables de seguridad que protegen auténticamente a todos los inmigrantes y estadounidenses. Otro cambio que es bienvenido es el nombramiento de un(a) Secretario(a) de DHS y Secretario(a) Asistente de ICE que valore y respete las contribuciones de los inmigrantes y la inmigración.

Mediante sus votos en las urnas, los votantes inmigrantes demostraron su disgusto hacia las fallidas políticas de inmigración de la última Administración y estos mismos votantes estarán pendientes de ver si la nueva Administración es digna de su confianza. Aplacar el descontrolado sistema de inmigración no será fácil, pero es algo que se debe hacer y el equipo de transición no tiempo que perder.

Tuesday, December 9, 2008

Irán y América Latina






Por Isaac Bigio


Irán ha sido la cuna de grandes civilizaciones, pero ninguna de ellas produjo comerciantes que llegasen al nuevo mundo. La mayoría de los inmigrantes del Asia Occidental que llegaron a América Latina y el Caribe provienen del antiguo imperio turco o del subcontinente indio, pero casi nadie de Persia.

Tras la revolución chiita de 1979, Irán se distanció de Washington y de Moscú, mientras proscribió a liberales y a comunistas. Ello hizo que ni los gobiernos latinoamericanos pro EE.UU. o pro soviéticos se le acercasen mucho.

Pero en este milenio las cosas han cambiado. Por una parte el chavismo se fue consolidando, radicalizando y expandiendo internacionalmente, y por otro lado Teherán ha adoptado una línea más dura ante EE.UU. y más proclive hacia Rusia, China y su socio venezolano en la OPEP. Mientras Irán ha creado un arco musulmán antiBush con Siria, Hamas, y chiitas de Irak y Líbano, Venezuela ha hecho algo similar con Cuba, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Dominica.

A pesar de las diferencias entre ayatolas y pro castristas, lo que les une a ambos es un proyecto nacionalista y antiliberal basado en el petróleo, en una mayor intervención del Estado en la economía y en la sociedad y en una diplomacia de resistencia a EE.UU. y pro multilateralidad.

Correa en Irán

El presidente ecuatoriano visita por 5 días a Irán junto a 7 de sus ministros. Un viaje de tal envergadura destaca porque hasta antes de su gobierno, Ecuador casi no comerciaba con esta república.

Quito quiere acercarse a esta potencia petrolera que se está dotando de plantas nucleares. Al igual que Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Cuba, Ecuador va entrando al club de amigos de Irán, esperando sus inversiones y acuerdos para contrarrestar a Washington.

A pesar de las diferencias que tienen los que pregonan un socialismo multipartidario, bolivariano, secular y no machista con una teocracia islámica antisocialista que demanda el velo a las mujeres, a ambos lados les conviene un acercamiento. A los ayatolas les interesa debilitar a EE.UU. en su patio trasero para así contrarrestar su creciente presencia en Irak y el Asia oeste.

Los nacionalistas latinoamericanos quieren acercarse a Irán, Rusia, China y otras repúblicas contestatarias para encontrar nuevos socios comerciales y políticos para buscar ir saliendo de la anterior tan fuerte influencia que tuvo Washington en sus países.

Ecuador se distancia de EE.UU. rechazando el TLC y la base militar norteamericana en su suelo; choca con Brasil; y ha roto relaciones con Colombia. Su diplomacia busca acercarse a países críticos a Washington.








A fondo: Chávez busca la re-elección

Por Isaac Bigio

Al conmemorar 10 años desde que ganó las elecciones generales, el presidente venezolano Hugo Chávez reunió a cientos de miles de personas en una manifestación como las que Obama o cualquier de los actuales líderes de alguna potencia occidental jamás hayan liderado. En su discurso de dos horas no mencionó ninguna reforma social o alguna medida que hacer ante la gran caída del precio del petróleo o a la recesión mundial, aunque si éste estuvo dominado por una sola banderola y una sola consigna: ‘Chávez no se va’.

Re-elecciones

En la actualidad Chávez es el único mandatario occidental que se apresta a cumplir una década en la presidencia y allí podrá legalmente estar hasta 14 años. Sin embargo, el quiere pasar una enmienda al artículo 230 de su constitución según la cual él podría competir en una nueva re-elección para quedarse al menos otro sexenio más y con posibilidad de seguir adelante.

Es de notar que en las Américas ninguna república acepta más de una re-elección inmediata y que hasta Evo Morales en Bolivia o Rafael Correa en Ecuador no han podido o no se han atrevido a querer cambiar esa regla.

Muchas democracias parlamentarias europeas no ponen límites a las reelecciones pero en ellas el jefe de Estado (presidente o rey) y el jefe de gobierno (primer ministro o canciller) siempre recaen en dos personas distintas (las cuales pueden incluso obedecer a partidos contrarios), aunque en las Américas ambas figuras son encarnadas por un mismo presidente.

Riesgos

En su alocución Chávez reconoció que la batalla por la enmienda constitucional puede ser la más difícil de todas las que él ha librado, pero él afirma que tiene la corazonada que las ganará. Su jugada es peligrosa. Si gana no hay garantía que pueda vencer las presidenciales del 2,012 o que pueda asegurar cumplir todo un nuevo sexenio entre el 2,013 y el 2,019. En diciembre 2007 él tuvo su única derrota electoral cuando no pasó su primer intento de modificar la constitución en un referendo. Si ahora él vuelve a perder esto le dañaría su autoridad e imagen.

Una nueva victoria del No haría que la oposición reclame no solo el haber ganado recientemente las elecciones locales en las dos mayores urbes (Caracas y Maracaibo) sino en haber frenado el re-eleccionismo. De esta forma ésta quisiera convertir a Chávez en un presidente sin mucho peso y que debiera sobrevivir en el poder bajo el estigma de no contar con suficiente respaldo popular.

Ejemplos

Chávez pudo haber seguido otros ejemplos de nacionalistas que él admira o respeta. El acaba de recibir en Caracas al nuevo presidente ruso Medvedev, quien llegó a su cargo por ser delfín de Putin, quien prefirió no forzar la constitución e ir a una segunda re-elección (la que ganaría debido a su alta popularidad interna). Putin se ha quedado como el premier de un nuevo mandatario. Putin cuenta con la desventaja de no ser el único jefe pero se beneficia del hecho que de ahora en adelante el puede dirigir el bote sin aparecer como su figura central.

En Panamá el general nacionalista Torrijos era el poder real aunque el presidente fuese otro. En Argentina Néstor Kirchner, tan amigo de Chávez, prefirió no ir a una reelección a la cual tenía derecho para preferir seguir influyendo en la Casa Rosada haciendo que su esposa sea la primera dama del mundo en ganar una elección presidencial.

En México Lázaro Cárdenas solo gobernó de 1934-1940 y él hizo que todos los siguientes presidentes que tuvo su país solo durasen exactamente un solo sexenio. En Bolivia la revolución de 1952 se interrumpió en 1964 cuando un golpe militar depuso a Víctor Paz Estenssoro cuando él se hizo reelegir.

Arma de doble filo

El planteo re-eleccionista fue masivamente aplaudido en Caracas por una multitud que ningún gobernante electo del mundo es quizá capaz de convocar. Esto muestra que Chávez goza de mucha popularidad y de un buen aparato.

No obstante, el planteo re-eleccionista puede volver a convertirse en algo que debilite a Chávez. Ya de por sí la oposición el acusa de querer convertirse en una dictador pues en las Américas las únicas personas que han durado más de 14 años en el cargo lo han hecho pasando por encima de democracias multipartidarias.

Dentro de las filas de los partidarios de la revolución bolivariana ello puede generar fisuras. Algunos dentro de los más cercanos colaboradores del presidente en su interior tal vez pudiesen abrigar la esperanza de recibir la posta por parte del actual presidente, a quien esperarían que él ayude a entrenar cuadros que sean capaces de relevarlo en el puesto.

Otras fuerzas han de ir hacia un distanciamiento abierto. Por ejemplo, el partido Podemos, que hasta hace poco secundaba al presidente, ha llamado a hacer un frente en defensa de la constitución. Esto haría que un sector que antes estuvo ligado al chavismo hiciese un bloque con la derecha contra el presidente.

Hay varios sectores de la izquierda quienes no han querido entrar al Partido Socialista Unido de Venezuela y algunos de ellos sostienen que el régimen, en vez de proponer socializar las grandes empresas y los capitales extranjeros, pretende poder derechizarse o ir hacia una autocracia personal que haría que el presidente se convierta en una suerte de Kadafi caraqueño: un mandatario con mucho poder y que acabe, como en el caso de Libia, reconciliándose con el imperio que en un tiempo llamó a enfrentar.

Esencial

El presidente, sin embargo, insiste en que su re-elección es algo esencial para asegurar continuidad en la revolución y en consolidar el que durante un siglo Venezuela siga siendo socialista. El, claro está, adujo que se niega que pueda quedarse 100 años en el poder (algo físicamente imposible en cualquier ser humano), pero concibe que al menos 20 años le permitirá evitar que la oligarquía retorne a palacio.

La idea de que el PSUV gobierne con otros cuadros o que Chávez se mantenga como una figura importante que entrene o asesore a futuros posibles presidentes es algo que aún él no contempla. Si el referendo que podría darse para febrero le resulta adverso, a Chávez le sería difícil, aunque no imposible, mantener esa misma fuerza que, por ejemplo, hoy tiene Putin sobre Rusia (la de seguir concentrando mucho poder aunque sin ser el jefe del estado).

En su discurso Chávez homenajeó a Castro a quien él ha tildado como su maestro. Sin embargo, él no está preparando o quiere tomar las medidas que han permitido estabilizar un sistema de partido único comunista con un líder popular indiscutido a su cabeza.

Estas medidas serían la de confiscar a las empresas privadas para crear una economía estatizada y planificada en la cual el mercado fuese reprimido. Un sistema así haría que el dinero no sirviese tanto como un capital sino como una medida de contabilidad y cambio, pues toda la economía estaría dependiendo de un plan estatal central. Este modelo implicaría la anulación del capitalismo y justificaría una forma de ‘dictadura del proletariado’.

Chávez no quiere esa ruta pues él busca mantener la economía venezolana donde se combinan gran inversión privada con empresas estatales, muy distinta al del sistema de corte soviético.

Inédito

El rumbo de Chávez no tiene precedentes. El no quiere tomar la vía de Castro de querer crear un régimen de partido único comunista y economía estatizada y planificada. Tampoco hay una potencia (como fue la URSS) que le ampare en ello.

Igualmente no quiere convertirse en una dictadura nacionalista tipo Velazco (Perú 1968-75). De querer mantenerse en el poder solamente como jefe militar no electo correría el riesgo de dar justificativos legales para querer ser depuesto.

Menos aún desea convertirse en su antípoda: un Somoza, Stroessner o dictador anticomunista pro-EEUU.

El intenta crear un camino nuevo. El PSUV no va a ser como el PRI mexicano o el MNR boliviano: un partido que busque perpetuarse en el poder cambiando de figuras. Chávez ha creado un partido que una a todos sus seguidores porque quiere hacer algo que aún no se ha visto en el hemisferio occidental: tener un jefe de estado y de gobierno nacionalista que dure al menos dos décadas pero sometido a constantes elecciones o referendos.

Muchos izquierdistas creen que la presencia de Chávez en el poder es no solo importante para consolidar al modelo venezolano sino para profundizar al giro ‘rojo’ de América Latina. El, a su vez, es visto como el nuevo líder internacional de una izquierda que sirve de referencia a la derechización de la socialdemocracia mundial y al colapso de los antiguos partidos comunistas. Para miles de socialistas en todo el mundo él encarna un modelo que respeta las elecciones, el multipartidismo y las libertades pero que hace importantes medidas sociales sin caer en el ‘totalitarismo económico o político’.

No obstante, hay socialistas que desconfían de los intentos de Chávez de mantenerse tanto tiempo en el poder. Para los más proclives a la socialdemocracia el presidente venezolano intenta superar los 14 años que tuvo François Mitterand en la presidencia francesa (1981-95), aunque él no fue jefe del gobierno y aceptó tener un primer ministro de la oposición conservadora (Chirac 1986-88). Para ellos el poder desgasta y los intentos de Chávez están condenados a coartar la generación de nuevas figuras creando el riesgo de hacer un movimiento personalista que acabase explotando.

Para los más proclives al marxismo ortodoxo Chávez puede tornarse otro Perón o Paz Estenssoro, en sentido que sería un caudillo que sea capaz de gobernar andando en una u otra dirección y que al final utilice un movimiento construido en torno solo a su imagen para acabar creando una autocracia que vire hacia la derecha tal y cual ha pasado con todos aquellos movimientos que ellos consideran como nacionalistas burgueses: MNR boliviano, peronismo argentino, el socialismo militar peruano o boliviano, etc.

Perspectivas

Para Chávez es fundamental la enmienda constitucional y él concibe que en la lucha por ello él logre calar más en la población y hacer que su partido crezca y se una más en torno a su figura.

El requiere un referendo a la brevedad posible. Esto para tratar de capitalizar la inercia del triunfo de las elecciones regionales (donde a pesar que perdió en seis zonas él ganó ampliamente en el resto del país) y evitar que se den muy tarde cuando los efectos de la crisis económica mundial y del desplome del precio del oro negro se hagan sentir.

Lo que se quiere ver es si este referendo será obtenido mediante una votación en la asamblea nacional o mediante la recolección de más de 2 millones de firmas, o de ambas cosas a la vez.

En todo caso el referendo también puede trabajar en contra de Chávez. Por un lado hará que la oposición se una y que logre atraer a algunos sectores que antes estuvieron dentro del oficialismo. Por otro lado algunos sectores sindicales radicales (como algunos que estuvieron impulsando la Central Unitaria de Trabajadores) pedirán que se vote nulo para no tener que escoger entre lo que ellos llaman la burguesía escuálida o la burguesía bolivariana.

Para los chavistas si la oposición tanto teme al presidente no debe tener miedo en ir a las ánforas y hacer que el pueblo decida. Esto, por su parte será cuestionado por la derecha diciendo que demasiadas ventajas ya tiene quien tanto poder controla o por izquierdistas disidentes diciendo que es imposible que se produzca un revelo dentro de los socialistas dado el dominio del presidente.

En todo caso los chavistas volverán a repetir lo que tanto menciona el ex alcalde de Londres Ken Livingstone: que en Venezuela no hay dictador pues es uno de los pocos regímenes que constantemente llama a elecciones y que es capaz de reconocer sus derrotas.

De hecho Chávez requiere poner todas sus energías en una batalla donde debe dirimirse si él se consolida en el poder y puede incluso aspirara cumplir 2 décadas en palacio o si es que él es derrotado en cuyo caso él podría iniciar una fase descendente o alegar que, pese a un posible revés, él ha logrado su objetivo de galvanizar a su movimiento tras él y que se ha vuelto a confirmar lo acontecido en las regionales: que el PSUV es el mayor partido, mejor organizado y más votado partido venezolano.

Si bien la puntería de Chávez son los partidos tradicionales uno de sus objetivos, al igual como pasó en las regionales, uno de sus objetivos es eliminar a las fuerzas que se reclamen de izquierda pero que se no se supediten a su proyecto. De allí la importancia de hacer una polarización entre el PSUV y la oposición unida.

En gran parte el futuro de América depende del nuevo referendo. Una victoria del NO ayudaría a que levante cabeza la oposición en Ecuador, Bolivia, Nicaragua y otras partes de la región. Una victoria del SI consolidaría al chavismo. Una fuerte abstención o voto nulo buscaría ser capitalizada por varios sectores: desde los anticapitalistas hasta los anticomunistas.

Una victoria del NO es algo que le caería a pelo a Obama para iniciar su mandato. Si esto ocurre se debilitaría el principal contrapeso que tiene Washington en su ‘patio trasero’ y gracias a ese aval el primer presidente afro-americano podría querer utilizar ello para crear un nuevo movimiento continental que cuestione al ALBA y a los bolivarianos pero sin caer en el bushismo.

En ese caso el NO sería bendecido por una serie de corrientes que buscan una América Latina más cercana al centro que a la izquierda, y podría ser bien visto incluso por sectores de la socialdemocracia (como quienes gobiernan Perú, Chile o Costa Rica).

Una victoria del SI sería saludada con todo fervor por la mayor parte de la izquierda radical mundial y por los movimientos nacionalistas islámicos ligados a Irán (incluyendo el Hamas palestino). Empero, algunos sectores de izquierda lo verían con mucha susceptibilidad pensando que tras ese aval Chávez quisiese consolidarse como un caudillo al margen de la población que trate de luego reconciliarse con el nuevo ocupante de la Casa Blanca.

El referendo de Venezuela es la primera elección que confronte Obama durante su gobierno en esa región. El rumbo que ésta adopte marcará gran parte de su periodo.



Friday, November 7, 2008

El mundo entero celebra la histórica victoria de Barack Obama

Por Michelle Austein

Washington - En hogares y calles de todo el país, los estadounidenses celebraron la elección del primer presidente afro estadounidense como un momento importante en la historia de Estados Unidos.

El demócrata Barack Obama, hijo de una mujer blanca de Kansas y un hombre negro de Kenia, había ganado la presidencia con 349 votos del Colegio Electoral (al mediodía del 5 de noviembre). Aunque todavía quedan algunos votos que contar, al menos 63 millones de estadounidenses votaron por el senador de Illinois.

"Llega un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense", dijo Obama en su discurso de aceptación. (Véase "Barack Obama gana histórica elección presidencial (
http://www.america.gov/st/elections08-spanish/2008/November/20081105130532pii0.3045923.html )").

Aunque Obama pronunció su discurso de victoria a la medianoche (Hora del Este), muchos estadounidenses se quedaron hasta tarde para escucharlo. A la conclusión de su discurso, barrios de todo el país se llenaron de gente celebrando la ocasión histórica.

En la capital del país, cientos de estudiantes universitarios se reunieron en el centro de estudiantes de la Universidad de George Washington para ver los resultados en televisión. En cuanto las cadenas anunciaron la victoria de Obama, estallaron los aplausos y los estudiantes se abrazaron unos a otros. A pocas cuadras de allí, miles de personas se congregaron en las verjas de la Casa Blanca, agitando banderas y cantando canciones patrióticas.

En Chicago, ciudad natal de Obama, más de 125.000 personas acudieron al parque Grant para presenciar el discurso del presidente electo. Cámaras de televisión capturaron las imágenes de destacados líderes afro americanos que conmemoraban la ocasión y tenían lágrimas en los ojos.

En Atlanta, cientos de personas se reunieron en la Iglesia Bautista Ebenezer, iglesia donde el activista de los derechos civiles Martin Luther King Jr. había predicado sermones. "Esto es algo de lo que mi padre se sentiría orgulloso de Estados Unidos", dijo en Atlanta la hija del reverendo King, Bernice King.

Las celebraciones no se limitaron a Estados Unidos. En todo el mundo, personas se reunieron en restaurantes y en otros lugares para ver los resultados en televisión.

En el pequeño pueblo pesquero de Obama (Japón), ciudad que ha celebrado el compartir el nombre con el famoso estadounidense, más de 30.000 personas se sumaron a las festividades relacionadas con las elecciones. Muchos corearon una frase comúnmente utilizada por los seguidores de Obama en Estados Unidos: "¡Sí podemos!"

Pero quizá ningún país se entusiasmó tanto por la victoria de Obama como Kenia. El país de origen del padre de Obama ha seguido de cerca la campaña del senador de Illinois y considera que es uno de los suyos. A las siete de la mañana, hora local, Nairobi estalló en aplausos cuando se anunció la victoria Obama.

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, declaró el 6 de noviembre feriado nacional. "Debido a sus raíces aquí en Kenia, su éxito nos llena de orgullo como país. Por lo tanto, quiero anunciar que mañana [...] será día festivo público para que todos los kenianos puedan celebrar este logro histórico del presidente electo Obama", dijo Kibaki.

DIRIGENTES DEL MUNDO FELICITAN AL PRESIDENTE ELECTO

En todo el mundo, dirigentes y personas comunes por igual comunicaron su mensaje de apoyo a Obama.

Sólo minutos después de que Obama ganara la presidencia, el presidente Bush llamó al senador de Illinois para felicitarlo. "Le dije al presidente electo que puede contar con la plena cooperación de mi administración durante su transición a la Casa Blanca", dijo en la Casa Blanca el 5 de noviembre.

"Independientemente del modo en que depositaron sus votos, todos los estadounidenses pueden sentirse orgullosos de la historia que se hizo ayer", dijo Bush. "Demostraron al mundo que nos observaba la vitalidad de la democracia y los avances que hemos logrado hacia una unión más perfecta".

La secretaria de Estado Condoleezza Rice también felicitó a Obama, y dijo que el Departamento de Estado está dispuesto también a ayudar con la transición.

Y en tono más personal Rice agregó: "Como estadounidense, estoy especialmente orgullosa, porque este país ha atravesado un largo trayecto en términos de superar las heridas y no hacer que la raza sea un factor en nuestras vidas. Esa tarea no se ha concluido, pero ayer fue, evidentemente, un extraordinario paso adelante".

Líderes de todas las regiones del mundo transmitieron mensajes de felicitación a Obama.

"Al elegirlo a usted, el pueblo de Estados Unidos ha optado por el cambio, la apertura y el optimismo", dijo el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"En una nueva era histórica, espero que podamos [...] llevar nuestra relación bilateral de cooperación constructiva a un nuevo nivel", dijo el líder de China, Hu Jintao.

"La elección del senador Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos ha introducido al pueblo de Estados Unidos y al resto del mundo en una nueva era, una era donde la raza, el color y el origen étnico, espero, también desaparezcan", dijo el presidente afgano Hamid Karzai.

Ciudadanos comunes de todo el mundo también felicitaron al presidente electo, dejando comentarios dirigidos a Obama en el blog de elecciones de
America.gov.

"¡Enhorabuena al pueblo estadounidense por demostrar al mundo que forma parte del momento histórico del pueblo más importante de la historia que creó la democracia! ¡Qué país!", escribió un lector. "El mundo tiene ahora esperanza. Que Dios bendiga a Estados Unidos y le deseo todo lo mejor a Obama!"

"El Sr. Obama es un hombre que inspira a muchas personas fuera de Estados Unidos, y envidiamos al inteligente, valiente, compasivo y sofisticado dirigente que el pueblo de Estados Unidos ha elegido", escribió otro lector. "Estamos seguros de que bajo su liderazgo, Estados Unidos volverá a ser un pueblo que el mundo venera y ama".

Thursday, November 6, 2008

EL VOTO LATINO ALCANZA NÚMEROS RÉCORD EN ESTA ELECCIÓN

Washington DC – Los votantes latinos votaron en números récord a través de todo el país e hicieron que la voz de la comunidad se escuchara. Las encuestas de salida indican que al menos 10 millones de latinos votaron, número que representa un incremento de 32% del número que votó en el 2004.

“Nuestro mensaje fue alto y claro: el voto latino cuenta”, expresó complacida Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR por sus siglas en inglés). “Nuestra comunidad ha demostrado el rol que jugamos y que continuaremos jugando en el proceso político de este país. Nos inspira la motivación de los votantes latinos, particularmente aquellos que votaron por primera vez y sobrepasaron las barreras del lenguaje para hacer que su voz se escuchara en esta elección”.

“En el NCLR estamos muy orgullosos del trabajo que hemos hecho para incrementar el electorado latino, que incluye los esfuerzos que hicimos de ayudar a más de 1.5 millones de inmigrantes elegibles a solicitar la ciudadanía y el registro de más de 186,000 nuevos votantes hispanos”, añadió Clarissa Martínez de Castro, directora de inmigración y campañas nacionales del NCLR.

A través de Ya es Hora, una campaña de servicio público sin precedente diseñada para ayudar a los residentes legales permanentes a convertirse en ciudadanos y en futuros votantes, el NCLR y sus socios – La Asociación Nacional de Oficiales Latinos Electos (NALEO, por sus siglas en inglés), Mi Familia Vota, Univision, Impremedia y Entravision – ayudaron a más de 1.5 millones de personas a solicitar la ciudadanía en los últimos dos años, y proveyeron apoyo e información para que los ciudadanos participaran del proceso electoral. Ya es Hora también proveyó una línea de ayuda bilingüe que asistió a 9,000 personas y les proveyó información esencial acerca del voto en las semanas previas a y durante el día de la elección.

Democracia USA, organización asociada a NCLR, recogió 138,000 inscripciones de votantes y unas 23,000 personas se inscribieron a través de la página web de NCLR y sus Afiliadas mientras que otras organizaciones que forman parte del programa de Apoderamiento Latino y Abogacía de NCLR (LEAP, por sus siglas en ingles), inscribió a más de 25,000 latinos elegibles en las comunidades latinas en desarrollo. Las organizaciones de LEAP alcanzaron a 60,000 latinos como parte su esfuerzo de movilizar a los votantes a salir a votar en el día de la elección.

De acuerdo a un reporte reciente del Immigration Policy Center titulado El Nuevo Electorado Americano (The New American Electorate), el número de nuevos ciudadanos inscritos para votar aumentó significativamente casi un 60%.

“El número récord de votantes latinos y nuevos ciudadanos que se dio estuvo motivado por el deseo de éstos en restablecer la economía, alcanzar mejores oportunidades de trabajo, de educación y el deseo de que reforme el sistema de salud. Estos votantes también se energizaron ante la urgencia de que se repare el sistema ineficiente de inmigración y que se erradique la retórica de odio que trajo el debate de la reforma migratoria”, concluyó Murguía.

LATINO VOTERS’ DECISIVE ROLE IN HISTORIC ELECTIONS ARE FOLLOWED BY HIGH EXPECTATIONS OF OBAMA ADMINISTRATION, CONGRESS

WASHINGTON, D.C. – Today, Mexican American Legal Defense and Educational Fund (MALDEF) President and General Counsel John Trasviña congratulated President-elect and Vice President-elect Barack Obama and Joseph Biden. The Latino community played a major part in the election outcomes of key states, including Florida, Colorado, New Mexico and Nevada, and participated at historically high levels throughout the nation. Trasviña also congratulated Representatives-elect Benjamin Lujan of New Mexico and Pedro Pierluisi of Puerto Rico, the new Latino Members of the U.S. House of Representatives.

“Latinos must be a major part of the new Administration and needed changes in national policy. Latinos serve the nation in innumerable ways. We have the talent and expertise to help the new Administration advance policies that reflect the nation’s needs and contribute to the national advancement. We urge President-elect Obama to appoint Latinos and Latinas in significant positions at all levels of the new Administration as well as to the federal judiciary,” stated MALDEF President and General Counsel John Trasviña.

“Latinos voters showed concern with the economy, the quality of our public education system, our broken immigration system, and other critical issues that require decisive action,” added MALDEF Washington, D.C. Regional Counsel Peter Zamora. “Congress and the new President must act quickly on Latino voters’ concerns and move to fix the economy, reform and reauthorize the No Child Left Behind Act, pass comprehensive immigration reform, and engage the Latino electorate on a range of issues.”

The National Hispanic Leadership Agenda (NHLA), chaired by MALDEF, will lead efforts to encourage and support Latino applicants for positions in the new Administration. The NHLA has presented Latino policy priorities outlined in the NHLA 2008 Hispanic Public Policy Agenda to both major parties during their Democratic and Republican National Conventions this past summer. In addition, it will work closely with Latinos interested in serving the Administration to assist with their candidacies.

COMENTARIO: Desde la lupa de Patricia Barba

Durango, 4 de noviembre de 2008

Al igual que millones de habitantes en varias naciones del mundo, aquí en México hemos atestiguado tanto los debates y actividades de los dos candidatos presidenciales, como el triunfo, por primera vez en los anales de la política norteamericana, de un afro-americano en la que se considera, sin duda alguna, la elección más singular de los Estados Unidos de Norteamérica.

Lo anterior no tanto por el hecho sin precedentes de que el ahora Presidente Electo Barack Obama, de ascendencia keniana, haya logrado lo que hace más de cuatro décadas era impensable, ya que varios miembros de de la minoría afro-americana como la Sra. Condoleeza Rice –cuya cercanía con el actual Presidente Bush es incuestionable-- entre otros, han alcanzado elevados puestos dentro de la alta jerarquía gubernamental. Lo que ha hecho de esta elección algo verdaderamente extraordinario ha sido, entre otros factores, el entusiasmo que el ganador de la elección de este día histórico despertó en un sector antes displicente y ausente de las actividades políticas: los jóvenes que hoy como nunca se volcaron no sólo a las calles en una campaña multitudinaria en la que intervino en gran medida el Internet.

Otra de las características que dejará una huella indeleble en los anales de la historia norteamericana, será el nivel de expectativas que despertó en un amplio abanico de sectores de la sociedad de aquel país, así como en los gobiernos de las distintas naciones tanto de América Latina como de otras regiones, especialmente el Medio Oriente.

En lo que respecta a América Latina, tenemos varios asuntos de primerísimo importancia como el problema migratorio y la renegociación del TLC. Sin duda alguna, Barack Obama no sólo ha dado muestras de ser un excelente orador, sino un hombre de una sensibilidad y una inteligencia muy superiores a las de su antecesor. Esto nos haría suponer que él entiende que la creciente tasa de migración de mexicanos hacia su país se debe, en gran medida, a las condiciones de enorme desigualdad en las que se firmó el TLC entre Salinas de Gortari y George Bush padre. Por lo tanto y por otras razones de sentido común que tienen que ver con la estabilidad tanto interna como de las relaciones entre ambos Estados, es de esperar que el ahora Presidente Electo de los EE.UU. tenga la mejor voluntad de acceder a una renegociación del Tratado de Libre Comercio.

En cuanto a la política exterior con naciones como Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, entre otras, todo parecería indicar, no sólo por la apertura que pudimos percibir en algunos de sus discursos, sino por el mismo contexto mundial dentro del cual varios países se han pronunciado por la suspensión definitiva del injusto bloqueo económico que por más de cuatro décadas los Estados Unidos han castigado a la Isla caribeña simplemente porque no están de acuerdo con su política.


Y en lo que se refiere al constante intervencionismo norteamericano a través de la CIA, en Venezuela, cuando ayudados por los sectores más poderosos de aquél país, intentaron un golpe de estado en abril de 2002 contra el legítimamente electo Presidente Hugo Chávez Frías, intervencionismo que años después intentaron contra Bolivia para debilitar el régimen del
Presidente Evo Morales, sería igualmente deseable que el nuevo y joven presidente efectivamente haga historia con un cambio sustancial en las relaciones de su administración con aquellos gobiernos.

Virtualmente en todas las naciones tanto latinoamericanas como europeas y, por supuesto, en la tierra natal del padre de Obama, hubo expresiones de alegría y satisfacción por el triunfo del
candidato demócrata ya que se espera un cambio en la otrora política agresiva y expansionista de George Bush y todos aquellos que lo apoyaron en su infortunada aventura criminal contra la población civil en Irak, con el pretexto de que ahí se escondían los líderes de Al Qaeda, mentira que posteriormente fue revelada al pueblo norteamericano.

Es muy positivo que, pese a los miles de millones de dólares que Barack Obama tuvo que gastar en su campaña, la mayor parte de sus contribuyentes hayan sido gente de de todos los sectores de la población, desde gente muy acaudalada como Oprah Winfrey hasta personas humildes que donaron $10 y 20 dólares. El problema de la “democracia” norteamericana –y mexicana, por qué no decirlo—es que tenga que venderse como mercancía, desvirtuando el verdadero sentido del concepto que se deriva de las raíces grecolatinas: demos=pueblo; cratos=poder, o sea: poder del pueblo…y aquí la pregunta es obligada: si el pueblo posee el poder ¿por qué tiene que costarle millones de dólares el tenerlo para que, a final de cuentas, sean otros los que tomen las grandes decisiones que afectan su calidad de vida?

Para concluir, junto con muchos millones de gente que en verdad espera un cambio no sólo en la política interior de ese país, sino en su política exterior, hago votos porque las promesas que hizo Barack Obama durante su campaña, no se estrellen contra los muchos intereses que predominan en la hoy muy globalizada economía mundial, pues su oferta de retirar las tropas de Irak, de renegociar el TLC con México, de no firmar un tratado con Colombia a menos que haya respeto por los derechos laborales, entre otras políticas, van a tocar a muchos poderes fácticos que por años han ejercido una enorme influencia en la política norteamericana.

Comentarios: barba.patricia@gmail.com




Wednesday, November 5, 2008

Discurso de Obama con motivo de su histórica victoria presidencial

El 4 de noviembre, los votantes de Estados Unidos eligieron a Barack Obama como el 44º presidente de Estados Unidos. Al final de la larga jornada electoral, Obama pronunció un discurso ante más de 125,000 partidarios en el parque Grant de Chicago, Illinois.

A continuación una traducción de su discurso:

"Hola, Chicago:

Si todavía queda alguien que aún duda que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible, quien todavía se pregunta si el sueño de nuestros fundadores sigue vivo en nuestros tiempos, quien todavía cuestiona la fuerza de nuestra democracia, esta noche es su respuesta.

Es la respuesta dada por las colas que se extendieron alrededor de escuelas e iglesias en un número como este país jamás ha visto, con personas que esperaron tres y cuatro horas, muchas de ellas por primera vez en sus vidas, porque creían que esta vez tenía que ser distinta, y que sus voces podían hacer la diferencia.

Es la respuesta dada por los jóvenes y los viejos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, asiáticos, indígenas norteamericanos, homosexuales, heterosexuales, discapacitados o no discapacitados. Estadounidenses que transmitieron al mundo el mensaje de que nunca hemos sido simplemente un colectivo de individuos ni un colectivo de estados rojos y estados azules.

Somos, y siempre seremos, los Estados Unidos de América.

Es la respuesta que impulsó a aquellos que durante tanto tiempo han sido aconsejados a ser cínicos y temerosos y dudosos de lo que podemos lograr cuando ponemos las manos en el arco de la Historia para doblarlo una vez más hacia la esperanza de un día mejor.

Ha tardado tiempo en llegar, pero esta noche, debido a lo que hemos hecho en esta fecha, en estas elecciones, en este momento decisivo, el cambio ha llegado a Estados Unidos.

Esta noche, recibí una llamada extraordinariamente cortés del senador McCain.

El senador McCain luchó larga y duramente en esta campaña. Y ha luchado aún más larga y duramente por el país que ama. Ha aguantado sacrificios por Estados Unidos que la mayoría de nosotros no podemos ni imaginar. Todos nos hemos beneficiado del servicio prestado por este líder valiente y abnegado.

Le felicito, y felicito a la gobernadora Palin, por todo lo que han logrado. Y estoy deseando colaborar con ellos en los próximos meses para renovar la promesa de este país.

Quiero agradecer a mi socio en este viaje, un hombre que hizo campaña desde el corazón, y habló en nombre de los hombres y mujeres con quienes se crío en las calles de Scranton y con quienes viajaba en tren de vuelta a su casa en Delaware, el vicepresidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

Y no estaría aquí esta noche sin el respaldo infatigable de mi mejor amiga durante los últimos 16 años, el cimiento de nuestra familia, el amor de mi vida, la próxima primera dama del país, Michelle Obama.

Sasha y Malia, las quiero a las dos más de lo que pueden imaginar. Y se han ganado el nuevo cachorrito que nos acompañará a la Casa Blanca. Y aunque ya no está con nosotros, sé que mi abuela nos está viendo, junto con la familia que hizo de mí lo que soy. Los extraño esta noche. Sé que mi deuda para con ellos es incalculable.

A mi hermana Maya, mi hermana Alma, al resto de mis hermanos y hermanas, muchísimas gracias por todo el apoyo que me han dado. Estoy agradecido a todos ustedes.

Y al director de mi campaña, David Plouffe, el héroe no reconocido de esta campaña, quien construyó la campaña política, creo, en la historia de Estados Unidos.

A mi estrategia principal, David Axelrod, quien ha sido un socio mío a cada paso del camino.

Al mejor equipo de campaña que se ha compuesto en la historia de la política. Ustedes hicieron realidad esto, y estoy agradecido para siempre por lo que han sacrificado para lograrlo.

Pero sobre todo, nunca olvidará a quién pertenece realmente esta victoria. Les pertenece a ustedes. Les pertenece a ustedes.

Nunca fui el candidato con más posibilidades para este cargo. No comenzamos con mucho dinero ni con muchos avales. Nuestra campaña no fue ideada en los salones de Washington. Comenzó en los patios traseros de Des Moines y las salas de estar de Concord y los pórticos de las casas en Charleston. Fue elaborada por hombres y mujeres trabajadores que recurrieron a sus pequeños ahorros para dar cinco, o diez o veinte dólares a esta causa.

Adquirió fuerza de los jóvenes que rechazaron el mito de la apatía de su generación, que dejaron atrás sus casas y sus familias para hacer trabajos que les procuraron poco dinero y menos sueño.

Adquirió fuerza de las personas no tan jóvenes que hicieron frente al gélido frío y el sofocante calor para llamar a las puertas de desconocidos y de los millones de estadounidenses que se ofrecieron voluntarios y organizaron y demostraron que, más de dos siglos después, un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no se ha desvanecido de la Tierra.

Esta es su victoria.

Y sé que ustedes no lo hicieron sólo para ganar unas elecciones. Y sé que no lo hicieron por mí. Lo hicieron porque entienden la magnitud de la tarea que queda por delante. Mientras celebramos esta noche, sabemos que los retos que nos traerá el día de mañana son los mayores de nuestras vidas: dos guerras, un planeta en peligro, la peor crisis financiera desde hace un siglo.

Mientras estamos aquí esta noche, sabemos que hay estadounidenses valientes que se despiertan en los desiertos de Irak y las montañas de Afganistán para jugarse la vida por nosotros.

Hay madres y padres que se quedarán desvelados después de que sus hijos se hayan ido a dormir y se preguntarán cómo pagarán la hipoteca o las facturas médicas o ahorrarán lo suficiente para la educación universitaria de sus hijos.

Hay nueva energía que aprovechar y nuevos puestos de trabajo que crear, nuevas escuelas que construir y amenazas que enfrentar y alianzas que reparar.

El camino por delante será largo. La subida será empinada. Puede que no lleguemos en un año ni en un mandato. Sin embargo, Estados Unidos, nunca he estado tan esperanzado como estoy esta noche de que llegaremos.

Les prometo que, nosotros, como pueblo, llegaremos.

Habrá percances y falsos comienzos. Hay muchos que no estarán de acuerdo con cada decisión o política que haga como presidente. Y sabemos que el gobierno no puede solucionar todos los problemas.

Pero siempre seré sincero con ustedes sobre los retos que afrontamos. Les escucharé, sobre todo cuando estemos en desacuerdo. Y sobre todo, les pediré que participen en la labor de reconstruir este país, de la única forma en que se ha hecho en Estados Unidos durante 221 años, bloque por bloque, ladrillo por ladrillo, mano encallecida sobre mano encallecida.

Lo que comenzó hace 21 meses en pleno invierno no puede terminar en esta noche de otoño. Esta victoria en sí misma no es el cambio que buscamos. Es sólo la oportunidad para que hagamos ese cambio. Y eso no puede suceder si volvemos a las cosas como eran.

No puede suceder sin ustedes, sin un nuevo espíritu de sacrificio.

Así que convoquemos un nuevo espíritu de patriotismo, de responsabilidad, en que cada uno echa una mano y trabaja más y se preocupa no sólo de nosotros mismos sino el uno del otro.

Recordemos que, si esta crisis financiera nos ha enseñado algo, es que no puede haber un Wall Street próspero mientras que Main Street (los comercios de a pie) sufren.

En este país, avanzamos o fracasamos como una sola nación, como un solo pueblo. Resistamos la tentación de recaer en el partidismo y mezquindad e inmadurez que han intoxicado nuestra vida política desde hace tanto tiempo.

Recordemos que fue un hombre de este estado quien llevó por primera vez a la Casa Blanca la bandera del Partido Republicano, un partido fundado sobre los valores de la autosuficiencia y la libertad del individuo y la unidad nacional.

Esos son valores que todos compartimos. Y si bien el Partido Demócrata ha logrado una gran victoria esta noche, lo hacemos con cierta humildad y la decisión de curar las divisiones que han impedido nuestro progreso.

Como dijo Lincoln a una nación mucho más dividida que la nuestra: no somos enemigos, sino amigos. Aunque las pasiones pesen, no deben romper nuestros lazos de afecto.

Y a aquellos estadounidenses cuyo respaldo me queda por ganar, puede que no haya obtenido su voto esta noche, pero escucho sus voces. Necesito su ayuda. Y seré su presidente, también.

Y a todos aquellos que nos ven esta noche desde más allá de nuestras costas, desde parlamentos y palacios, a aquellos que se juntan alrededor de las radios en los rincones olvidados del mundo, nuestras historias son únicas, pero nuestro destino es compartido, y llega un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense.

A aquellos dispuestos a derribar el mundo, les derrotaremos. A aquellos que buscan la paz y la seguridad, los apoyamos. Y todos los que se preguntan si el faro de Estados Unidos aún sigue brillando intensamente, esta noche hemos demostrado una vez más que la verdadera fortaleza de nuestro país no se deriva del poder de nuestras armas ni del alcance de nuestra riqueza, sino del poder perdurable de nuestros ideales: la democracia, la libertad, la oportunidad y la implacable esperanza.

Allí está la verdadera genialidad de Estados Unidos: que Estados Unidos puede cambiar. Nuestra unión se puede perfeccionar. Lo que ya hemos logrado nos da esperanza con respecto a lo que podemos y tenemos que lograr mañana.

Estas elecciones tuvieron muchas primicias y muchas relatos que se contarán durante generaciones. Pero una que tengo en mente esta noche trata de una mujer que emitió su papeleta en Atlanta. Es una mujer parecida a los millones que hicieron colas para hacer oír su voz en estas elecciones, salvo por una cosa: Ann Nixon Cooper tiene 106 años.

Nació sólo una generación después de la esclavitud; en una era en la que no había automóviles en las carreteras ni aviones en el cielo; cuando alguien como ella no podía votar por dos razones: porque era mujer y por el color de su piel.

Y esta noche, pienso en todo lo que ella ha visto durante su siglo en Estados Unidos- la desolación y la esperanza, la lucha y el progreso; las veces que nos dijeron que no podíamos y la gente que se esforzó por seguir adelante con ese credo estadounidense: sí podemos.

En tiempos en que las voces de las mujeres fueron acalladas y sus esperanzas descartadas, ella sobrevivió para verlas levantarse, expresarse y alargar la mano hacia la papeleta. Sí podemos.

Cuando había desesperación y una depresión en todo el país, ella vio cómo una nación conquistó el propio miedo con un Nuevo Acuerdo, nuevos empleos y un nuevo sentido de propósitos comunes.

Sí podemos.

Cuando las bombas cayeron sobre nuestro puerto y la tiranía amenazó al mundo, ella estaba allí para ser testigo de cómo una generación respondió con grandeza y la democracia fue salvada.

Sí podemos.

Ella estaba allí para los autobuses de Montgomery, las mangueras en Birmingham, un puente en Selma y un predicador de Atlanta que dijo a un pueblo: "Lo superaremos".

Sí podemos.

Un hombre llegó a la luna, un muro cayó en Berlín y un mundo se conectó a través de nuestra ciencia e imaginación.

Y este año, en estas elecciones, ella tocó una pantalla con el dedo y votó, porque después de 106 años en Estados Unidos, durante los mejores tiempos y las horas más oscuras, ella sabe cómo Estados Unidos puede cambiar.

Sí podemos.

Estados Unidos, hemos llegado tan lejos. Hemos visto tanto. Pero queda mucho más por hacer. Así que, esta noche, preguntémonos: si nuestros hijos viven hasta ver el próximo siglo, si mis hijas tienen la suerte de vivir tanto tiempo como Ann Nixon Cooper, ¿qué cambio verán? ¿Qué progreso habremos hecho?

Esta es nuestra oportunidad de responder a ese llamado. Este es nuestro momento.

Este es nuestro momento, para dar empleo a nuestro pueblo y abrir las puertas de la oportunidad para nuestros hijos; para restaurar la prosperidad e impulsar la causa de la paz; para recuperar el sueño americano y reafirmar esa verdad fundamental, que, de muchos, somos uno; que mientras respiremos tenemos esperanza. Y donde nos encontremos con cinismo y dudas y aquellos que nos dicen que no podemos, contestaremos con ese credo eterno que resume el espíritu de un pueblo: sí podemos.

Gracias. Que Dios los bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América".

Bush felicita al presidente electo Obama por su impresionante e histórica victoria

En una declaración sobre el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos el presidente George Bush afirmó que todos los estadounidenses, "pueden estar orgullosos de que ayer se haya hecho historia. En todo el país, votó una gran cantidad de ciudadanos. Mientras el mundo nos observaba, demostraron la vitalidad de la democracia de Estados Unidos y los logros que hemos alcanzado hacia una unión más perfecta. Escogieron a un Presidente cuya trayectoria representa un triunfo para la historia de Estados Unidos, un testamento de trabajo arduo, optimismo y fe en la promesa perdurable de nuestra nación."

A continuación el texto de la declaración, tal cual fue difundido por la Casa Blanca

(comienza el texto)

LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
5 de noviembre de 2008

Para publicación inmediata

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE

SOBRE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

Rose Garden

EL PRESIDENTE: Buenos días. Anoche, tuve una conversación cordial con el Presidente electo Barack Obama. Los felicité a él y al senador Biden por su impresionante victoria. Le dije al Presidente electo que puede contar con la cooperación total de mi gobierno en el proceso de transición a la Casa Blanca.

También hablé con el senador John McCain. Lo felicité por la enérgica campaña que llevó a cabo la gobernadora Palin y él. El pueblo estadounidense siempre estará agradecido con John McCain por toda una vida de servicio a esta nación. Y sé que continuará haciendo grandes contribuciones a nuestro país.

Todos los estadounidenses, independientemente de su voto, pueden estar orgullosos de que ayer se haya hecho historia. En todo el país, votó una gran cantidad de ciudadanos. Mientras el mundo nos observaba, demostraron la vitalidad de la democracia de Estados Unidos y los logros que hemos alcanzado hacia una unión más perfecta. Escogieron a un Presidente cuya trayectoria representa un triunfo para la historia de Estados Unidos, un testamento de trabajo arduo, optimismo y fe en la promesa perdurable de nuestra nación.

Muchos de nuestros ciudadanos pensaron que nunca verían este día. Este momento entraña particular emoción para una generación de estadounidenses que presenciaron con sus propios ojos la lucha por los derechos civiles y que, cuatro décadas más tarde, ven que el sueño se hace realidad.

Ha concluido una larga campaña, y seguimos adelante como un país unido. Se inicia un periodo de cambios en Washington, pero hay ciertas cosas que no cambiarán. El gobierno de Estados Unidos permanecerá alerta para cumplir con su más importante responsabilidad: proteger al pueblo estadounidense. Y el mundo puede tener la certeza de que nuestro próximo Comandante en Jefe asumirá este inquebrantable compromiso.

En los meses próximos, hay una labor importante por hacer, y continuaré gobernando a favor del pueblo mientras este cargo siga bajo mi responsabilidad. Durante este periodo de transición, mantendré al Presidente electo plenamente informado sobre decisiones importantes. Y cuando llegue el 20 de enero, Laura y yo regresaremos a Texas con recuerdos entrañables del tiempo que pasamos aquí y con profunda gratitud por el honor de servir a este maravilloso país.

Será conmovedor ver al Presidente Obama, su esposa, Michelle, y sus bellas hijas entrar por las puertas de la Casa Blanca. Sé que el orgullo embargará a millones de estadounidenses en ese inspirador momento que tantos aguardan desde hace tiempo. Sé que a los queridos abuelos y a la madre del senador Obama les habría encantado ver al hijo que criaron subir los escalones del Capitolio y prestar juramento para defender la Constitución del mejor país en la faz de la Tierra.

Anoche les hice una invitación al Presidente electo y a la Sra. Obama para que vengan a la Casa Blanca. Y Laura y yo estamos deseosos de darles la bienvenida lo antes posible.

Muchísimas gracias.

Análisis a Fondo: La guerra sucia continuará; le conviene a Washington

Foto proporcionada por el autor. No lo dejaran gobernar, le dije a Olivia en el 2019   Ahora lo acusan de ser financiado por los narcos ...