jueves, 25 de mayo de 2023

Análisis a Fondo: Prietos contra prietos, o la discriminación mexicana

 


¡Piel morena, por ser morena, es de ladrones!  
 
Encuesta Nacional Sobre Discriminación 2022

 

Por Francisco Gómez Maza

 ¿Ha visto usted algo increíble? ¿¡Un prieto discriminando a otro prieto!? ¡¿O una prieta discriminando a otra prieta?! Esto puede ocurrir en países racistas. En Estados Unidos vi una vez, hace años, a un hombre rico, empresario, de color, despreciando a una mujer igualmente de color. Pero atribuí el hecho a una desviación hormonal del poderoso. No resulta común la discriminación entre gente del mismo color.

Pero no lo va usted a creer. Entre los mexicanos es común el racismo, la exclusión, el desprecio entre pares. Prietos, la inmensa mayoría (por ahí, uno que otro albino) es muy frecuente ver discriminación de un prieto a otro prieto.

Prieto contra prieto. Este fenómeno lo vi hace años en alguna garita aduanal de la frontera norte, en la que los policías aduanales de la Patrulla Fronteriza (morenos de origen mexicano) eran más duros con los prietos mexicanos que cruzaban la frontera para internarse a la ciudad (mexicana) de San Diego, en California.

La esposa de un amigo mío es morena caribeña. Y ella es testigo de la discriminación absurda que hay en México. Cada vez que tiene que ir al super mercado de Walmart, en Toluca, al ingresar a la tienda es acompañada “de lejitos” por personal de seguridad, que la siguen por todos los pasillos de la tienda, observando lo que hace, lo que toca, lo que coloca en el carrito de las compras. Es muy obvio que la empresa ordena que la vigilen por su color de piel. Inclusive, la registran en su cuerpo cuando llega al cajero a pagar lo que lleva en el carrito. Mi amiga es rica. No tiene manías. No es cleptómana. Ah. Pero es morena. Y los dueños de la tienda son racistas. ¡Y los de piel morena, por ser morenos, son ladrones! 

 

Esto viene a cuento en ocasión de que el INEGI, acompañado del CONAPRED y la CNDH, entregó ayer a periodistas la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2022, que no deja de darme la razón.

La encuesta reveló que entre la cuarta y tercera parte de la población mexicana manifestó haber sufrido discriminación en su propio país.

Y aquí le reproduzco los datos duros de la discriminación mexicana, según la ENADIS 2022:

En el ámbito nacional, 23.7% de la población de 18 años y más manifestó haber sido discriminada entre julio de 2021 y septiembre de 2022.

24.5% de las mujeres y 22.8% de los hombres de 18 años y más declararon haber tenido alguna experiencia de discriminación.

De la población de 18 años y más que refirió haber sido discriminada, entre julio de 2021 y septiembre de 2022, 30.6% declaró que la razón fue su forma de vestir o arreglo personal (tatuajes, ropa, forma de peinarse, perforaciones).

Entre julio de 2021 y septiembre de 2022, las entidades federativas con mayor porcentaje de población de 18 años y más, que manifestó haber sido víctima de discriminación, fueron: Yucatán (32.1%), Puebla (30.6%), Querétaro (30.5%), Ciudad de México (29.6%) y Jalisco (27.1%).

Del 18 de julio al 9 de septiembre de 2022 el INEGII levantó la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2022. Su objetivo general era reconocer la magnitud de la discriminación y sus diversas manifestaciones en la vida cotidiana.

La encuesta profundizó en el conocimiento sobre quién o quiénes discriminan, en qué ámbitos de la vida se presenta este problema con mayor frecuencia y los factores socioculturales con los que se relaciona.

La ENADIS 2022 buscó conocer las percepciones generales en torno a la discriminación, así como las vivencias de grupos específicos de la población que, por sus características, sufren de discriminación. La encuesta tiene representatividad nacional.

En México, la discriminación continúa siendo un tema de preocupación. A pesar de los avances en materia de derechos humanos, aún existen situaciones en las que se vulneran los derechos de las personas por motivos de género, raza, orientación sexual, entre otros. Mauricio Padrón Innamorato, experto en derechos humanos y secretario académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM, señala que estos actos discriminatorios están estrechamente relacionados con fenómenos como la exclusión, la xenofobia, la pobreza y la desigualdad. La discriminación, además de afectar a las personas en lo individual, perpetúa estos fenómenos y contribuye a la división y polarización social.

 

 

miércoles, 24 de mayo de 2023

MOVILIDAD LABORAL CON VISADOS: PALIATIVO A LA CRISIS

 


 

Dr. Jorge Lera, Cd. Victoria, Tamaulipas & Lic. Humberto Salinas,
Monterrey, Nuevo León

 

Ante una crisis migratoria creciente desde territorio mexicano, donde diariamente se hacinan diásporas migrantes centroamericanas, venezolanas y caribeñas, sin dejar de lado africanos y asiáticos, pero que, por cada tres extranjeros observamos un migrante mexicano, por lo que vuelven a dominar nuestras propias expulsiones y éxodos nacionales. 

 

Nos preguntamos, cuál política y agenda migratoria están aplicando los gobiernos de México y de Estados Unidos (EEUU), y qué papel juegan de políticas públicas los gobiernos expulsores que, ante su silencio, muestran su complicidad ante esta desgracia humana de grandes éxodos descontrolados y dejados a la deriva y bajo total responsabilidad y riesgo de las propias diásporas, que hoy se componen mayormente por mujeres y niños, muchos menores, incluso no acompañados.

 

Pero en esta crisis migratoria, la mayor responsabilidad la cargan los propios ciudadanos mexicanos que son los que más apoyan y respaldan a los grandes grupos humanos desde las ciudades donde aparecen de la noche a la mañana, los encargados de las casas de migrantes de diferentes religiones y grupos de ONG's y los gobiernos municipales, principalmente del sur de Chiapas y de la frontera norte desde Tijuana, Ciudad Juárez, Piedras Negras, Monterrey, Reynosa y Matamoros, que es donde más se concentran los grupos migrantes, que solamente en 2022, de acuerdo a cifras del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE), fueron 2.4 millones las personas retornados a México, de los cuales más de 800 mil, fueron de origen mexicano.

 

Para el gobierno de EEUU, no se presentó el portazo esperado desde el 11 de mayo, que se derogó el Título 42 y apareció el nuevo Título 8, que no sólo deporta "ipso facto" al migrante ilegal sino, a la par, ahora los "ficha" y "criminaliza" con penas de hasta 5 años de veto para no ser aceptados ni tomados en cuenta, y con penas de cárcel si son reincidentes.

 

Por estas amenazas de criminalización, que permearon en pocos días desde la línea norte fronteriza, se amortiguó la crisis migratoria en territorio norteamericano, donde en menos de 5 días disminuyeron los cruces ilegales y se vieron efectivas sus amenazas amparadas de este nuevo Título 8 y la militarización fronteriza por lo que toda la carga de esta explosiva crisis migratoria, se quedó en nuestras ciudades fronterizas, convirtiendo a México de facto, en un Tercer País Seguro, que además se muestra totalmente rebasado ante la gravedad de tener un Instituto Nacional de Migración (INM) en plena crisis de credibilidad, que además anunció el cierre de sus 23 estaciones migratorias dejando en una total deriva las políticas públicas que en lugar de apoyar al transmigrante, los dejan a su sola suerte. Adicionalmente, el gobierno mexicano está dejando de apoyar a la COMAR, disminuyendo los apoyos financieros para los refugiados.

 

SOLUCIÓN A TRAVES DE VISADOS DE EMPLEOS TEMPORALES

 

En medio de esta crisis migratoria, la opción que se muestra viable y urgente, es que los gobiernos de EEUU y México se pongan de acuerdo, y apoyen la expedición de Visados Temporales de Empleo, a los migrantes mexicanos y extranjeros que cumplan los requisitos específicos para poder trabajar en ese país. Es decir, volver a lanzar una gran cruzada de los empleos que ese propio país demanda, pero que sean ofrecidos de forma ordenada, específica y remunerada a través de los Departamentos del Trabajo de México y de EEUU.

 

Para el gobierno mexicano, esta nueva movilidad laboral debe ser controlada principalmente por dependencias especializadas que atiendan integralmente problemas como el caso de la salud, entonces el papel del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aparece como fundamental, para que no sea solo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la que atienda esta crisis migratoria. Otra dependencia esencial, que debe dar salida ordenada a la movilidad laboral migrante, es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a través del Servicio Nacional de Empleo (SNE), que conjuntamente con los Departamentos de Estado y del Trabajo de los Estados Unidos ordenarían y gestionarán las visas temporales de empleo con plazos desde 6 meses hasta por 4 años, reclasificando los empleos que demandan los sectores productivos norteamericanos, desde el agropecuario hasta el considerado de alta especialización técnica.

 

De la misma forma, debe ser tratada la crisis, como un riesgo de salud industrial desde el punto de vista de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) para prevenir riesgos y costos exagerados de ambos sistemas de salud, por un lado, un sistema caro desde EEUU y otro, de atención prioritaria hacia la familia de los migrantes que cumplen las normas de estos visados temporales.

 

Para el embajador de México en EEUU, Esteban Moctezuma, “La migración regular y ordenada debe fortalecer la idea de Norteamérica: buscamos dar un ejemplo al mundo entero, sobre cómo se pueden aliar los países para impulsar los derechos laborales”. Además, reitera que “La migración regular beneficia a todos: las empresas, las personas trabajadoras y sus derechos laborales, las economías, así como al orden y legalidad de los dos países”.

 

Por otra parte, el embajador norteamericano en México, Ken Salazar, enfatiza que la relación bilateral atraviesa por un excelente momento tras la visita histórica del presidente Joe Biden, por lo que estamos en buen tiempo para trabajar una salida ordenada e inteligente a esta crisis, provocando a través de los visados temporales una válvula de escape.

 

Aquí se muestra el meollo del asunto, ya que ahora no se observa ni se previene un auténtico acompañamiento del transmigrante, desde el punto de origen hasta el lugar del visado, que se concentra principalmente en Monterrey, Nuevo León.

 

Ahora no hay preparación, para poder dar y proporcionar en solo dos o tres días de espera en estos centros, para así fortalecer la seguridad industrial como un plus de la movilidad responsable. Esto es, poder transformar esta crisis migratoria, en una oportunidad laboral expedita y ordenada.

 

El subsecretario del Empleo y Productividad Laboral de la STPS, Marath Bolaños, externó que “con este memorándum se da un paso firme a la protección de los derechos humanos y laborales de los mexicanos que estén buscando una oportunidad de trabajo en Estados Unidos, posibilitando así, un esquema de movilidad laboral regular, ordenado y seguro”. Además, destacó la colaboración con EEUU para fortalecer la nueva plataforma virtual del Servicio Nacional de Empleo (SNE).

 

De acuerdo a estudios realizados por la Universidad migrante Santander, en la frontera norte el impacto que ha causado esto en ciudades como Monterrey, Santa Catarina, Matamoros, Nuevo Laredo, Guadalajara y Tijuana, entre otros Consulados norteamericanos en México, representaría una derrama económica de 650 dólares por cada visado y un gasto municipal de más de 400 dólares por asistir y atender a este flujo con una carga de servicios y atención desde trasporte, hotel y alimentación.

 

No hay instrumentos puestos en operación, para que los filtros consulares de movilidad laboral de México a EEUU, que por ahora sean seguros.

 

Hoy día, no hay un verdadero modelo de acompañamiento desde los municipios hasta los 9 consulados norteamericanos distribuidos en México, para atender la demanda actual, estimada en medio millón de trabajadores temporales anuales, en medio de esta nueva crisis migratoria y de movilidad.

 

Por todo lo citado, el diálogo y la colaboración entre grupos de trabajo binacionales, ahora están dejando más incógnitas que respuestas.  

 

La primera propuesta de salida, es poder blindar de todos los posibles riesgos sanitarios, cuando una población masiva y descontrolada, que representa la menos atendida por la falta de alimentación adecuada y sus bajas dosis de vacunación y post pandemia, se moviliza desde lo rural hasta la ciudad, al visitar al Consulado sin menores controles. Específicamente, el Consulado de Monterrey y en Santa Catarina, Nuevo León, donde se reciben grandes flujos de esta masa migratoria en un sistema que los deja desprotegidos, ya que no es parte del programa de salud federal.

 

Por lo citado, esta movilidad laboral debe ser controlada principalmente por el IMSS y no solo la SRE, y por el Servicio Nacional de Empleo (SNE) junto con los Departamentos de Estado y del Trabajo de los Estados Unidos. De la misma forma debe ser tratada como un riesgo de salud industrial para prevenir riesgos y costos exagerados de ambos sistemas de salud por un lado un sistema caro de EEUU y otro de atención prioritaria hacia la familia...

NUESTRA SALUD: Niveles de conciencia: del sueño al despertar

 


Por Jordi Jiménez

 Todos tenemos la experiencia del sueño, del despertar del sueño y del irse a dormir diariamente. La conciencia funciona con este ciclo diario de sueño-vigilia gracias al cual puede abrirse al mundo externo y realizar actividades en él durante un buen número de horas y se encierra en sí misma para reorganizar y elaborar las experiencias del día.

Se suele decir que durante el sueño la conciencia y todo el cuerpo descansan y se recuperan para un nuevo día de actividad, pero lo cierto es que durante el sueño la conciencia realiza infinidad de operaciones en las que “pone orden” en todas las experiencias complejas que se han vivido en vigilia. Pero será en el próximo artículo que hablaremos del mundo de los sueños e incluso de sus posibles interpretaciones cuando se dan con imágenes.

Hoy nos conformaremos con describir, desde el punto de vista de la experiencia, los distintos niveles de conciencia por los que vamos transitando todos los días y también describiremos algún nivel poco habitual, aunque accesible a cualquiera de nosotros. 

Los niveles de conciencia forman un continuo, es decir, no hay un salto brusco entre el nivel de vigilia y el de sueño profundo, sino que se va pasando por niveles intermedios para entrar progresivamente en el sueño o para salir de él. Sin embargo, aunque en la experiencia se dé ese degradado sin saltos entre niveles, nosotros vamos a diferenciarlos para poder explicar mejor sus características y las consecuencias que tiene cada uno en nuestro funcionamiento.

Haremos entonces esta diferenciación pedagógica entre los niveles de conciencia

– Vigilia atenta 

– Vigilia con ensueños

– Semisueño activo

– Semisueño pasivo

– Sueño con imágenes

– Sueño profundo o vegetativo

 

El sueño

Empecemos por el nivel más “bajo” que es el de sueño profundo o vegetativo. Por cierto, que lo de “bajo” o “alto” se suele decir porque, como dijimos en los primeros artículos de esta serie, toda representación mental tiene una ubicación espacial en un espacio tridimensional. Y de los niveles de conciencia también se tiene registro de cierta ubicación espacial. Por ejemplo, sentimos que cuando dormimos nuestra ubicación se va como hacia abajo y cuando estamos muy despiertos y con mucha energía decimos que “nos venimos arriba”.

Además, ocurre que en los niveles más bajos el registro de uno mismo se internaliza, es decir, se amplifican las señales de los sentidos más internos (cenestesia del intracuerpo) y se atenúan las señales de los sentidos externos (vista, oído, tacto…). Por eso para dormir es mejor lugares oscuros y silenciosos, para ayudar a atenuar los sentidos externos y dejarnos «caer» al sueño más fácilmente. A medida que subimos de nivel de conciencia, el registro de uno mismo (o sea, el registro del «yo») se va externalizando al tiempo que aumentan las señales de los sentidos externos y disminuyen las de sentidos internos, lo que permite abrirnos al mundo exterior y realizar nuestras actividades.

Partiendo de ahí, volvamos al nivel más bajo de conciencia que es el de sueño profundo. Hay una fase que es de sueño vegetativo, muy profundo, en el que no hay imágenes ni sensaciones de ningún tipo y en el que el registro del “yo” ha desaparecido. Es como si uno dejara de existir durante esas horas. En otros momentos de la noche ese sueño se hace un poco más superficial (sube de nivel un poquito) y es entonces cuando aparecen los sueños con imágenes de los cuales nos encargaremos en el próximo artículo.

El semi-sueño y la vigilia

Cuando salimos del sueño nos encontramos con un nivel de conciencia que podríamos llamar de semi-sueño. Este nivel intermedio lo registramos tanto al salir del sueño como al entrar en él. Ahí hay cierta actividad vigílica bastante básica y también una gran influencia del nivel de sueño ya que los sentidos internos aún están enviando fuertes señales y los sentidos externos aún no han acabado de activarse del todo, en el caso de que nos estemos despertando. El registro de uno mismo es como si estuviera en un lugar también intermedio, ni dormido, ni despierto. La actividad en el mundo es, digamos perezosa, lenta y sobre todo muy mecánica. Podemos hacer cosas que ya tengamos mecanizadas y las hagamos sin pensar mucho (ducharse, hacer el café, vestirse…). A medida que vamos haciendo eso notamos que vamos despertando y que tenemos más control sobre lo que hacemos y sobre lo que queremos. Hay gente a la que el semi-sueño le dura unos minutos y enseguida está como una moto, y otra gente necesita horas para activarse adecuadamente. En fin, la diversidad humana es amplia.

En el semi-sueño también hay multitud de imágenes pasando por nuestra cabeza de forma igualmente mecánica: sobre algo que voy a hacer hoy o sobre algo que quedó pendiente de ayer, sobre eso de lo que tengo que acordarme hacer y que luego se me olvida, etc. Pero sobre todo se trata de “trenes” de imágenes que corren sin mucho control por mi parte y que se van enlazando unos a otros casi por voluntad propia. La conciencia en su conjunto muestra una actividad muy mecánica y muy poco dirigida, y por eso muchas veces se me olvidan cosas en esos fatídicos momentos del semi-sueño matinal, aunque me proponga no olvidarme de ellas, como por ejemplo las famosas llaves de casa.

Si es al revés y estoy en semi-sueño, pero para irme a dormir, ocurre algo curioso en algunos casos. En lugar de dejarme llevar y olvidarme de las cosas del día para caer al sueño (hacia abajo), al contrario, noto una gran actividad mental y una gran energía que me produce un «subidón» (otra expresión muy acertada) que me impide dormir como quisiera. Y al revés, cuando me estoy despertando por las mañanas parece que mi conciencia quisiera seguir durmiendo. Pero ¿por qué va a la contra? Bueno, está claro que los niveles de conciencia tienen su inercia y se necesita un tiempo para pasar de uno a otro, hay una tendencia a mantener el nivel en el que se está, excepto en situaciones donde hay mucho cansancio y caemos fácilmente. Esta inercia o tendencia a mantener el nivel nos interesará más adelante. 

Y después del cafecito pasamos al nivel de vigilia. En este nivel la conciencia dirige con cierta independencia las actividades, llegan las señales de los sentidos externos con su máxima intensidad y la capacidad de crítica y autocrítica están también en su punto más alto. Esto quiere decir que tenemos la posibilidad de reflexionar sobre lo que hacemos, de planificar y de elegir, gracias a que podemos imaginar primero nuestra acción y después decidir en base a las sensaciones que nos produce esa situación imaginada (para más detalles ver los primeros artículos de la serie).

Los ensueños

Pero en la vigilia ocurre un fenómeno curioso: el de los ensueños. ¿Qué son los ensueños? Esa especie de fantaseo mecánico, de imágenes que van circulando por nuestra conciencia, aunque estemos con los ojos abiertos y haciendo cualquier actividad. Se suele decir también que es como un «soñar despierto». Por ejemplo, estamos cocinando y vamos pensando en otras cosas, o vamos caminando por la calle y pensando en otras cosas. Ese «pensando» son los ensueños. Aparecen y se van moviendo de manera automática, sin que se lo pidamos, y cubriendo con un fino velo nuestra percepción.

Este es el estado más común y habitual de todos nosotros en el día a día. Estos ensueños que inundan la vigilia sólo se acallan cuando realizamos alguna actividad en la que necesitamos poner toda la atención, cuando estamos muy concentrados en algo que requiere los cinco sentidos. Luego, si esa actividad se mecaniza, se hace más automática, volvemos a bajar la atención y regresan los famosos ensueños. Por tanto, la atención es lo único que puede sobrepasar esos ensueños. El problema es que, por desgracia, el acto de atender lo solemos tener asociado a la tensión física y mental, con lo cual se registra como no deseable, así que en cuanto llevamos un tiempo atendiendo a algo, lo dejamos.

Y ¿por qué tendríamos que sobrepasar los ensueños? Porque a nosotros nos interesa «despertar», nos interesa una conciencia despierta, lúcida y fresca. Nos interesa que nuestro sistema psíquico avance hacia un nuevo nivel de conciencia que llamamos «conciencia de sí». Es un nivel que está por encima de la vigilia ordinaria y se caracteriza por la disminución de los ensueños, por un estado atencional casi permanente, pero asociado a una calma interna evidente. Atención calmada sobre lo que sucede alrededor de uno, pero también sobre lo que sucede en uno mismo. Es decir, es un estado donde los fenómenos internos y externos se observan y perciben entrelazados, al mismo tiempo. Por eso puede haber ensueños e imágenes que aparecen y se mueven, como en la vigilia, pero la diferencia es que cuando uno está en ese nivel de conciencia de sí, observa esas imágenes, esos ensueños, los ve como desde fuera, al tiempo que se percibe a sí mismo actuando en el mundo externo también como un poco desde atrás, a una pequeña distancia de lo que hace. 

La conciencia de sí

Ya hemos dicho que la ubicación espacial de las imágenes es muy importante para comprender el funcionamiento de la conciencia. En este caso de la conciencia de sí, el registro de uno mismo parece estar como un poco hacia atrás y a cierta distancia. Lo importante de este nivel es que aumenta mucho la reversibilidad, es decir, la capacidad para darse cuenta de lo que uno hace y decidir la respuesta a dar con mucha más conciencia de ello. 

No es fácil entrenar la atención para que funcione con intensidad y al mismo tiempo con calma dispensa, pero se puede hacer. De igual forma, también lleva tiempo ir forjando esa actitud, esa predisposición a la conciencia de uno mismo, ya que la mecanicidad de los ensueños es muy potente y está muy consolidada en la conciencia desde muy tierna edad. Cómo dijimos antes, la conciencia tiende a mantener el nivel en el que está, por lo que desde la vigilia se requiere un pequeño esfuerzo (aunque sostenido) para saltar a un nivel superior. Es como levantarse de la cama cuando estamos ahí tan calentitos y a gusto. Se necesita una intención clara en ese sentido, aunque tampoco hay que forzar las cosas, sino avanzar con suavidad y sin prisa. Sin embargo, esos esfuerzos tienen una recompensa a la que muy pocas personas acceden, a pesar de ser algo que todos tenemos al alcance de la mano: acercarnos a un nuevo nivel de conciencia y a una nueva vida más lúcida, limpia y, finalmente, mucho más libre.

 


martes, 9 de mayo de 2023

EL QUINTO PATIO: Flores, corazones y bombones de chocolate

 


Cerca del Día de la Madre, veamos la realidad desde otra perspectiva.

 
La infancia abandonada es el caldo de cultivo para un escenario de violencia y desigualdad.

 

Por Carolína Vásquez Araya

 

¿Sabías que dentro de unos días se celebra el Día de la Madre? Seguro que no, ya que naciste en donde esas noticias no llegan. Tu madre te dio a luz en las peores condiciones y seguramente nunca ha tenido oportunidad de celebrar nada. Cuando llegaste, caíste en medio de unos trapos sobre el suelo duro y sobreviviste por puro milagro. Si no te hubieras aferrado al pecho de tu madre, no hubieras durado ni un día porque no traías carne suficiente sobre tus huesitos diminutos. A partir de ese instante pasaste a ser un dígito más en las estadísticas de la desnutrición infantil, esas preparadas con tanta acuciosidad por doctos expertos internacionales en sus elegantes oficinas de la capital. 

Dicen que nunca debiste haber nacido, dicen también que por culpa de tu madre el país está como está, tan subdesarrollado: por parir un hijo tras otro y no entender que eso solo multiplica la pobreza. Mejor se hubiera esterilizado y así habría más oportunidades para todos. Eso dicen, ¿tú, qué opinas? En fin, tu infancia ha sido difícil, la tortilla remojada no calma la urgencia de tu estómago pero no hay más para comer. 

Pero dicen por ahí que hay programas para niños como tú, lo que es muy bueno, eso dicen también. Vienen los camiones y reparten las bolsas con la foto de una señora galana, pero dura poco y el hambre vuelve por días, semanas y meses. Tu padre está en el campo y ni se entera, lo llevaron a la costa a trabajar mientras tu madre se las ingenia para darles aunque sea esa tortilla remojada.

Has visto a otros niños asistir a la escuela de la aldea, y no entiendes por qué tu madre no te deja ir. Dice que no tiene con qué pagar los útiles y tampoco con qué comprarte ropa ni zapatos. Esto de nacer pobre sí que es feo. Las bolsas de la señora galana no traen ropa ni zapatos y tampoco traen cuadernos, porque seguro esa señora no ha pensado que quizás los necesites.

Ayer amaneciste con fiebre y una diarrea que no paraba, pero no había para medicinas. Tu madre te envolvió bien en una chamarra y te cargó hasta el centro de salud, a más de tres horas de camino. Allí se sentaron a esperar pero pasó el tiempo y nadie se acercó a verte. Al fin te ingresaron, pero le dieron a tu madre pocas esperanzas porque no hay antibióticos. No entendiste muy bien, pero al parecer no hay dinero para medicinas ni equipo, por eso no te canalizaron la vena para hidratarte ni te pusieron suero porque no había. De todos modos el médico le dio a tu madre unas pastillas y le dijo que te llevara la semana próxima. 

Así has vivido algunos meses; toda una hazaña para un niño como tú en un país como este. Cuando crezcas, si acaso creces, tu cerebro habrá desarrollado solo una pequeña porción de su potencial, ese que sería indispensable para darte la oportunidad de prosperar y volverte un ciudadano productivo. Tampoco tu cuerpo habrá alcanzado el peso ni la estatura normal para tu edad; serás esmirriado y bajito, con poca resistencia a las enfermedades y escasa capacidad intelectual. 

Lo que no sabes es que formas parte de una cadena de explotación y abuso. La Constitución dice que deben protegerte, alimentarte, educarte y ofrecerte todas las oportunidades para tu desarrollo integral. Pero eso tampoco venía en la bolsa de la señora galana.

 

CRÓNICAS DE UNA INQUILINA: Una ramita de hierbabuena

 


Por Ilka Oliva-Corado

Blog de la autora: https://cronicasdeunainquilina.com

 

A las once y treinta de la mañana, Jacinta sintió el olor de la hierbabuena fresca después de la lluvia y el de unas ramitas de culantro recién cortadas envueltas en una tortilla recién salida del comal, la sensación del jugo de tomate escurriéndose por las comisuras de los labios le hizo extrañar aún más su natal Olopa, Chiquimula, Guatemala y los años de su infancia en los que la familia estaba unida. 

 Es un día caluroso de principios de mayo, cosa rara, porque el verano aterriza en junio con su canícula y las lluvias torrenciales, el calor la hace viajar en el tiempo y regresar a los caminos empolvados de su natal aldea El Carrizal y a su infancia de campesina. En esos vaivenes emocionales Jacinta vuelve a sentir la tierra seca acariciándole las plantas de los pies, el aroma propio de la vega, donde cortaba chico zapotes, mangos, palmitos, malanga, yuca y disfrutaba los surcos de hierbabuena y culantro que sembraba junto a sus hermanos.

 De los doce sólo uno quedó en Guatemala, los otros están dispersos a lo largo y ancho de Estados Unidos, Jacinta lleva veinte años sin verlos físicamente, son indocumentados como ella y se limitan a ir del trabajo a su casa y viceversa. Esperando una reforma migratoria lloraron la muerte de sus padres en sus trabajos, de albañiles, cocineros, y mantenimiento.

Viviendo en el mismo país no han podido verse, como le tocó a su mamá con sus hermanos que se regaron a lo largo y ancho de Guatemala en los tiempos de la dictadura, no fue el desamor como han dicho muchos, fueron las circunstancias de lo que le tocó vivir a su generación, le ha explicado su hijo mayor, que estudia antropología en una universidad de Boston, en donde viven.

A distancia Jacinta conoció a sus sobrinos, que ya de grandes fueron a conocer Olopa y al tío que se quedó, siempre regresan agradecidos con sus padres por haber emigrado y haberles dado una vida distinta a la de los paisanos que buscan entre las piedras qué comer en la sequía del oriente guatemalteco. 

No queda mucho allá, le cuenta su hijo pequeño cuando regresa de visitar la tumba de sus abuelos, la casa donde crecieron su mamá y sus tíos y la aldea que se deteriora con los años. Jacinta sin embargo en las horas más duras de su trabajo en un rastro de cerdos, donde limpia la sangre con una manguera,  se imagina los tiempos verdes, cuando los frutos del invierno llegaban y vienen a su memoria la  vega, los surcos de culantro y el aroma inconfundible de las ramitas de hierbabuena antes de dejarlas caer en el caldo de gallina de patio hirviendo en la olla en el polletón de la casa donde creció, sólo así, en ese vaivén puede soportar los tres turnos que tiene en el rastro y con los que ha sacado adelante a sus tres hijos.  

 Quisiera contarles a sus papás que la vida de indocumentada en Estados Unidos también es dura, lo hará algún día cuando consiga los papeles y vaya a visitarlos al camposanto. 

 

 

 

 

 

¿PREPARAN UN PORTAZO MIGRANTE ESTE 11 DE MAYO?

 PINTEREST

Por Dr. Jorge A. Lera Mejía

En los últimos 30 días, se han estado difundiendo que miles de transmigrantes en tránsito desde Centroamérica, Venezuela, Cuba, Haití, Nicaragua, Ecuador y Colombia, han venido avanzando lentamente desde la frontera sur de Chiapas y Oaxaca hasta las principales ciudades fronterizas desde Tijuana, Nogales, Ciudad Juárez, Piedras Negras, Monterrey, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Estos nuevos éxodos migratorios, son motivados, a la par de continuar las causas de la pobreza, violencia, amenazas políticas y el desempleo galopante de los países expulsores, más ahora por la falsa información divulgada por grupos de traficantes, polleros y organizaciones que se autonombran como de asesores de derechos humanos "pro migrante", que en el fondo están buscando beneficiarse por la desinformación referente a que el gobierno norteamericano y las autoridades de migración en realidad no están aceptando gruesos contingentes bajo el amparo de justificar un "asilo humanitario o político".

La realidad es que este jueves 11 de mayo, al derogarse el "Título 42" que permite que las autoridades migratorias de EEUU expulsen fast track a los migrantes que cruzan en forma indocumentada la frontera, sean expulsados bajo el argumento de contagio de la pandemia del Covid-19. Existe la creencia que ante dicha derogación las autoridades podrán recibir sin mayor control a los miles de personas, hombres, mujeres, niños, adultos mayores que buscan el llamado "sueño americano".

La realidad es que, el gobierno de Joe Biden, desde enero de este año, viene aplicando otro instrumento conocido como el Título 8, que no sólo prohíbe la entrada de los migrantes extranjeros, sino que ahora los estarán penalizando bajo el argumento que su son reincidentes en cruzar sin permiso legal, serán criminalizados con posibilidad de ser encarcelados hasta por 5 años.

Sin embargo, esta realidad no ha sido permeada entre la comunidad migrante que no sólo se contabiliza por extranjeros de Centroamérica, el Caribe, Sudamérica e, incluso, diásporas de África y Asia, se sabe que los contingentes principales se componen de mexicanos que volvieron a aspirar a huir del país, ante los mismos motivos que los extranjeros que ahora transitan por nuestro territorio, esto es, motivados por el desempleo, pobreza, violencia y problemas políticos.

Al no ser permeada esta realidad, los emigrantes se están multiplicando y ampliando los números de expulsados, al tener contingentes multitudinarios que superan los 670 mil personas, distribuidas desde Tijuana en el Pacífico, hasta Matamoros, en el Golfo. Además trasciende que los migrantes empiezan a abandonar las casas de migrantes, los refugios temporales municipales, los campamentos de apoyo del INAMI, y se están conglomerando en las márgenes del Río Bravo con Texas, y en las bases del muro migratorio desde Tijuana hasta Ciudad Juárez, con los peligros que se han estado anunciando desde los EEUU, donde se han desplegado tropas del ejército norteamericano, mayores guardias de la Border Patrol y reforzados por policías federales, estatales y municipales norteamericanos, formando una gran fuerza de élite que pudieran ser rebasadas en números si se llegan a presentar en un mismo tiempo los conocidos como "portazos" de los migrantes que por su desesperación y números de personas son de fácil descontrol.

Todo lo citado, se observa contaminado ante las propias respuestas de los Gobernadores fronterizos de EEUU, como es el ejemplar caso del gobernador de Texas, Greg Abbott, que amenaza con violentar los derechos humanos fundamentales de los migrantes.

Así trasciende este lunes que Texas acaba de desplegar una fuerza fronteriza especial para atacar los "puntos calientes" por los que los inmigrantes intenten entrar ilegalmente en Estados Unidos después de que finalicen esta semana las amplias restricciones covid-19 en la frontera con México, dijo el gobernador Greg Abbott.

El gobernador republicano, desde hace dos años ha criticado la decisión del presidente demócrata Joe Biden de poner fin a la política del Título 42, por lo que el jueves, informó que miembros de la Fuerza Táctica Fronteriza de Texas, una nueva unidad de la Guardia Nacional especialmente entrenada, estaban siendo subidos a helicópteros Black Hawk para su despliegue, para interceptar, repeler y rechazar a los inmigrantes que intentan entrar ilegalmente en Texas.

CONSECUENCIAS:

Los resultados de toda esta crisis migratoria, verán días muy duros y difíciles para los grupos migrantes que no cesan de llegar a México, mal informados y manipulados por manos criminales que detentan en el tráfico migratorio en un grande y nuevo negocio transnacional.

Adicionalmente, los eventos no deseados que se han presentado cada vez más frecuentemente se están multiplicando sin mayor control de las autoridades mexicanas, como la Guardia Nacional, los agentes del INAMI, y las autoridades locales.

Desgracias como la ocurrida a los 40 migrantes inmolados en la estación migratoria de Ciudad Juárez en marzo, las constantes noticias de secuestros, las graves amenazas durante el trayecto de tránsito de sur a norte, y la lamentable noticia del atropellamiento este fin de semana de migrantes venezolanos en Brownsville Texas, solo son consecuencias derivadas de este fenómeno histórico de crisis migratoria que nadie parece poder resolver y cada vez se torna en un verdadero "crimen de lessa humanidad".


lunes, 1 de mayo de 2023

EL QUINTO PATIO: Prejuicios y estereotipos

 


La repetición irreflexiva de estereotipos construye muros y condena sin pruebas.
 
Los derechos humanos son condiciones inherentes a la persona que le permiten integrarse a la sociedad de manera digna.

 

Por Carolína Vásquez Araya

 

Preocupa observar la divulgación de conceptos discriminatorios, cuyo trasfondo indica cuánto más fácil es evitar el trabajo de analizar que elaborar una explicación fácil a nuestras frustraciones. Estos surgen cada vez de que se menciona la importancia del respeto por los derechos humanos como una de las columnas fundamentales que sostiene las relaciones dentro de una comunidad. Desde hace mucho es posible observar cómo la mayoría repite: “cuando lo sufra en carne propia, dejará de defender a mareros y criminales”.

Es importante señalar que las obligaciones de cualquier instancia estatal o internacional dedicada a velar por el respeto a los derechos humanos no se limitan a velar por los de las personas correctas que viven dentro del marco de la ley. También incluyen vigilar que no se repitan los abusos que han llevado a nuestros países a convertirse en los más violentos, con cientos de miles de víctimas inocentes enfrentadas a conflictos armados más estratégicos que políticos, en los cuales muchas instituciones de los Estados se dedicaron a eliminar selectivamente a líderes populares y abrieron las puertas a la intervención de gobiernos extranjeros.

Los mareros, pandilleros, “vacunadores” -o como quiera llamarlos- aunque usted no lo crea, no pueden ser condenados sin oportunidad de un juicio justo. Para llegar a la raíz del problema los tiros, en este caso, han de apuntar al fortalecimiento y depuración de los sistemas de justicia, pero también hacia la reformulación de políticas públicas más orientadas al desarrollo y la sostenibilidad que al enriquecimiento de las élites. Muchos de los delincuentes que amenazan la seguridad ciudadana son producto del abandono de los Estados, con índices de corrupción vergonzosos y cuyos niveles de oferta educativa para las mayorías están entre los más bajos del mundo. Es inconcebible que la población tolere ser representada en las asambleas legislativas por individuos marcados por la corrupción, pero rechace enfáticamente el trabajo de instancias creadas para evitar la proliferación de escuadrones de la muerte.

Ve con impasible conformidad cómo diputados, jueces y gobernantes –entre los cuales los hay corruptos, abusivos, violentos y adictos al poder- se recetan exenciones de todo tipo, mientras permite que los fondos estatales destinados a salud, seguridad, educación, alimentación y vivienda sean saqueados por esos mismos vividores. En contraste con el discurso tibio y ambiguo de estos funcionarios, los informes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos insisten en señalar claramente la participación directa o indirecta de agentes estatales en ejecuciones extrajudiciales, asesinatos de reclusos en las cárceles y operativos de limpieza social, y señala que los índices de violencia para países oficialmente sin guerra están entre los más altos del mundo. 

Repetir frases condenatorias hacia el trabajo de quienes creen en la protección de los derechos inherentes a nuestra condición de humanos, revela una pérdida de perspectiva cuyo poder desarticulador del tejido social constituye un retroceso moral en nuestras sociedades. Los derechos humanos son inherentes a todos nosotros, con independencia de nacionalidad, género, origen étnico o nacional, color, religión, idioma o cualquier otra condición. Defenderlos es deber de todos.

¿Viven extraterrestres entre nosotros?

 Foto nhallow Por Larry G. Álvarez Un artículo reciente de Avi Loeb, un destacado astrofísico de Harvard, ha provocado un importante debat...