Thursday, April 30, 2020

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: Mire más al presente, presidente




Mejor denuncie a los ladrones, presidente



 Pero ya no nos atosigue con vivir el pasado



 Por Francisco Gómez Maza



Ya presidente, ya olvide lo pasado; mejor meta a la cárcel a los políticos ladrones (esto no lo ha hecho); el pasado no existe. Sólo cuenta, contamos, con el aquí y ahora, y tampoco el futuro. Aún no llega y no sabemos cómo será, aunque nos preparemos para ello.
El pasado es sólo como un archivo muerto a donde recurrimos para ver qué fue positivo, qué fue negativo; qué injusto y qué justo. Para no repetir los mismos errores.
No trasmite optimismo presidente cuando vive usted en lo pasado. Así como a sus enemigos les duele que usted ocupe la silla, así a usted le duele lo pasado; lo que usted llama neoliberalismo, que no es más que un capitalismo salvaje, de casino, aún no termina ni terminará en la historia de este mundo. Su política económica misma también tiene dosis de neoliberalismo, un neoliberalismo que ya no existe ni siquiera a la cuna donde nació.
Yo, este escribidor, no lo percibe optimista, presidente. Hay mucho que recomponer en este proceso de gobierno. El pueblo “bueno”, a pesar de las pequeñas limosnas que usted ha ordenado, sigue sobreviviendo en la pobreza, unos; en la miseria, otros. Y usted sigue insistiendo en que vamos bien, Y sigue insistiendo en que los culpables de nuestros males son los políticos del pasado.
Haga caso, presidente. Claro. Sus enemigos dirán que usted no es capaz ni siquiera de escucharse a si mismo, y está usted dándoles la razón. Y ellos, si no tienen los medios, no le darán un golpe de estado. Claro, usted tiene la mayoría. También el doctor Salvador Allende la tuvo y mire lo que pasó en La Moneda hace ya tantos años. Ese drama podría repetirse en México, porque las derechas no están contentas. Es más, están furiosas con su gobierno y eso que no proclama el socialismo como lo proclamó Allende, el comandante Chávez, o Nicolás Maduro.
Esta sociedad mexicana, tan vapuleada por los imperios y por los desastres naturales tiene el derecho de vivir ya en armonía y no estoy proponiendo continuar con el mismo modelo salvaje, explotador, expropiador, ladrón del PRI y del PAN. No, presidente. Necesitamos otro modelo, que sinceramente no veo en su discurso. Un modelo que se aplicó en el siglo antepasado en Europa, la Europa llamada Oriental. La cogestión, la entrada y salida del Estado en la rectoría de la Economía, como se hizo entre Los Tigres del Pacífico.
Necesitamos una justicia social que permita que ningún mexicano se quede sin casa, sin vestido, sin sustento, si atención médica, sin ahorro, sin esparcimiento. A mí me tiene sin cuidado que Carlos Slim detente 50, 70, 80 mil millones de dólares. A mí me interesa que hasta el pepenador de la basura disponga de todo para no morir en la calle, entre la basura que recoge y lleva al basurero.
A mí me preocupa que la gente mayor, a la que eufemísticamente llaman “de la Tercera Edad” no pase hambre, disponga de un buen servicio de salud, de casa, de vestido, de cariño, de amor familiar
Pero volviendo a su preocupación por el pasado, por lo que hicieron o deshicieron los gobiernos del PRI y del PAN a favor de los intereses personales de los gobernantes y sus amigos. Usted pareciera que olvida que la justicia no perdona. Muchos políticos del pasado inmediato deberían de estar ya bajo investigación por ladrones. Y de eso no se ve mucho, presidente.
Olvídese ya de los neoliberalismos, de las corrupciones. Actúe. Ponga a trabajar a la Unidad de Inteligencia Financiera, y sugiérale al Fiscal General de la Repúblicaque sus investigadores a que aceleren los procesos.
Y ya deje de confrontarse con los periodistas. Eso es como toparse con la iglesia, como le dice El Caballero de la Luna a Sancho. No le conviene, presidente, tener como enemigos a los periodistas. Ellos son empleaos. No son los dueños de los medios que lo atacan.
Vamos a seguir adelante, dice usted. Pero vive en lo pasado. Y no vamos bien, presidente.


Wednesday, April 29, 2020

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: Esto no es una pesadilla




Todavía hay muchos que desdeñan la gravedad de la pandemia

 ¿Y los trabajadores que construyen el metrobús de Cuauhtémoc?

Por Francisco Gómez Maza


Todavía muchos creen que esto de la pandemia es una fantasía, un juego de niños malcriados, o de teóricos de la destrucción que están seguros de que el dichoso virus es un agente del Big Brother para una limpieza social de ancianos de 60 para arriba.
Hoy tuve que ir a buscar un par de magazines de tinta para mi impresora; recorrí la ciudad como dos horas y no encontré ninguna papelería de las grandes que estuviese abierta. Ah, pero eso sí, las calles abarrotadas de automovilistas y las banquetas y los supermercados atascados de consumidores, como si los hospitales no estuvieran repletos de gente condenada a morir en cualquier momento.
Y yo salí no porque debiera hacerlo, sino porque materialmente necesitaba la tinta para la impresión de documentos imprescindibles. No me quejo, me puse mi careta de acetato, esa que yo mismo fabriqué con un botella de jugo verde y que me quedó superchida, porque cubre mi boca, mi nariz y mis ojos, que es por donde puede colarse un escupitajo de cualquier persona que esté o no contaminada con el coronavirus. Pero más vale.
Lo que no paso es que, yendo por la avenida Cuauhtémoc, cientos de trabajadores con uniforme amarillo naranja y casco blanco, están trabajando en la construcción de una extensión del metrobús, como si en realidad fuera súper urgente terminar ya esa vía de movilidad, precisamente en momentos en que estamos entrando al pico más alto de la pandemia, cuando nos contagiaremos miles y el número de muertos se incrementará exponencialmente, cuando pudieran esperarse hasta que las condiciones fueran favorables para los trabajadores.
Le aseguro que les va a importar un bledo si por lo menos uno de los trabajadores se contagia, contagia a su familia, y mueren todos. Cuánta insensibilidad de la señora Sheinbaum, quien por otro lado inventa que todos los citadinos lleven bozal, cuando sabe perfectamente que el cubrebocas no sirve para contener el virus, porque deja al descubierto los ojos y por estos se meten los escupitajos de gente, contagiada o no, Los cubrebocas sólo sirven para quienes ya están contagiados porque detiene la fuerza de los estornudos.
No amigos, no amigas. Y hay colegas que tampoco parece que se han dado cuenta de la gravedad de la situación y se la pasan echando mierda, derramando bilis en contra de López Obrador y hasta se declaran a favor de un golpe de estado, como si no fueran beneficiarios de muchas acciones gubernamentales. La hipocresía por delante.
En medio de la crisis sanitaria, se la pasan cuestionando asuntos fantasiosos, que sólo están anidados en su mente, en vez de cuidarse ellos mismos de una buena contagiada del virus. No. La situación no es como para ponerse a inventar discursos de odio. Ya tenemos suficiente odio de la enfermedad que produce el coronavirus. Esa mortal neumonía llamada Covid-19.
No se dan cuenta estos colegas – bueno, muchos no son colegas, sino propagandistas de grupos de choque ideológico, llamados partidos políticos u organizaciones intermedias conformadas por influyentes empresarios de la extrema derecha, que hay, en estos momentos, problemas infinitamente más graves que un presidente a quien odian y atacan, no porque quieran ayudarlo, sino porque lo consideran un mequetrefe. Y hay problemas verdaderamente insoslayables.
Como lo advierte la Organización Internacional del Trabajo, la caída constante de las horas de trabajo a nivel mundial, a causa del covid-19 significa que 1,600 millones de trabajadores de la economía informal; esto es, casi la mitad de la población activa mundial corre peligro inminente de ver desaparecer sus fuentes de sustento.
Según El Observatorio de la OIT: El covid-19 y el mundo del trabajo, la caída de las horas de trabajo, en el segundo trimestre de 2020, podría superar con creces a la estimada anteriormente. “En comparación con los niveles anteriores a la crisis (cuarto trimestre de 2019), ahora se prevé un deterioro del 10.5 por ciento, el equivalente a 305 millones de empleos a tiempo completo (asumiendo una semana laboral de 48 horas semanales).
Según la previsión anterior, el descenso sería del 6.7 por ciento, el equivalente a 195 millones de empleados a tiempo completo. Ello se debe a la prolongación y la ampliación de las medidas de confinamiento.
La crisis económica provocada por la pandemia ha dado una estocada contundente a la capacidad de ganar el sustento de casi 1,600 millones de trabajadores de la economía informal (el grupo más vulnerable del mercado laboral), de un total de 2,000 millones a nivel mundial, y de una fuerza de trabajo mundial de 3,300 millones de personas.
Más de 436 millones de empresas afrontan el grave riesgo de interrupción de la actividad. Estas empresas pertenecen a los sectores de la economía más afectados, incluidas unas 232 millones pertenecientes al comercio mayorista y minorista; 111 millones, a las manufacturas; 51 millones, a los servicios de alojamiento y servicio de comida, y 42 millones al sector inmobiliario y otras actividades comerciales. 


NUESTRA PATRIA: "Urgen apoyos a Pymes formales"



Por Jorge A. Lera, Mariel Zuñiga y Hugo Loya 

Mi columna de este miércoles, se refiere a replicar por este medio, parte de la entrevista radiofónica que ayer me dirigieron los excelentes conductores y analistas económicos, Arq. Mariel Zuñiga y Lec. Hugo Loya, conductores del Programa de Radio 'En Concreto' desde la CdMx.

Inicié el programa afirmando, que para fortalecer las cadenas productivas del país, ante la crisis del coronavirus y de la economía, es urgente dar apoyos via créditos, no solo a las MiPyMes que están en la informalidad. 

Afirmé que existen en México cerca de 6 millones de este tipo de empresas invisibles, que a su vez generan alrededor de 31.3 millones de empleos informales. Muy respetables, pero aclaré que éstas no pagan impuestos.

Para contrarrestar dicho dato, dijé que en la formalidad se registran en México 4.5 millones de empresas, que si están registradas en la SHCP y el INEGI, las cuales pagan impuestos como el IMSS e Infonavit. A su vez generan 20.2 millones de empleos formales que si cuentan con prestaciones económicas, sociales y médicas (el empleo ideal).

Parte de la entrevista: [...] El gobierno federal al implementar esquemas para las MiPymes, que son el corazón y el motor de México, y no han sido contempladas en los apoyos federales, los cuales se han enfocado a la informalidad, señaló el economista Jorge Lera Mejía ('primero los pobres e informales').

“Urge que tengamos los apoyos crediticios”, hay Pymes en industrias, turismo, servicios, comercio y del campo, por poner un ejemplo, que están luchando por subsistir y son las que pagan impuestos y generan los empleos formales.

En entrevista con Grupo En Concreto, recordó que algunos bancos han anunciado esquemas, pero solo para sus clientes, existen apoyos por parte de Nafin y Fira, que se deben echar a andar para este sector.

Por eso, Lera Mejía hizo un llamado al gobierno a promover un acuerdo nacional, pues las Pymes formales, “no son fifis”, son los micro empresarios que que generan los impuestos y son las que “nos van a sacar de la crisis”.

El maestro en Economía y doctor en Administración Pública destacó que las Pymes son el corazón de México, hacen un conglomerado de cuatro millones y medio de empresas en la formalidad y al cierre de 2019, dijo, generaron 20 millones 200 mil empleos formales.

Lamentó por ello que el presidente Andrés Manuel López Obrador este enfocando sus esfuerzos como los tres millones de créditos anunciados, para ese tipo de empresas, que si bien son muy respetables, no pagan impuestos y no respetan las cadenas productivas.

Lera Mejía explicó que esos créditos de 25 mil pesos por empresa a la palabra, al 6 por ciento de interés, son en su mayoría para que paguen nómina 1 o 2 meses, o paguen la luz, para que no cierren.

“Pero las cadenas productivas están en las pequeñas empresas formales, como la automotriz, construcción, turismo, petróleo, y campo, el cual está en sequía”.

No están siendo apoyados, y el gobierno hace mal en decir que en aras de la corrupción, se quieran romper esos esquemas.

Por otra parte, resaltó que el programa crediticio de 12 mil millones de dólares entre el BID Investment y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) dirigido hasta para 30 mil créditos, no requiere garantías del gobierno, porque es factoraje y dirigido solo para la empresas de proveeduría de la gran empresa (cadenas productivas).

Señaló que la firma del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, es porque es miembro del consejo de administración del BID en México, “ese es el reconocimiento, pero no un aval, ni un Fobaproa, concluyó.

Fuente: https://grupoenconcreto.com/urgen-apoyos-a-mipymes-para-fortalecer-las-cadenas-productivas-del-pais-ante-la-crisis/?amp&__twitter_impression=true

Tuesday, April 28, 2020

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: No hay de qué preocuparse




No habrá cambios en el manejo de Afores



 La 4T es “antineoliberal”, pero sólo tantito



 Por Francisco Gómez Maza


Aunque está ya zanjado el diferendo, aún hay personas muy preocupadas, con todo su derecho, por su futuro de jubiladas y pensionadas. Y de que se queden con una mano atrás y otra adelante.
Temen que sus ahorros para el retiro, acumulados durante su vida laboral, desaparezcan como por arte de magia, o que se achiquen, lo cual sería una tragedia para ellos. Sin embargo. No se preocupen. No van a manos del gobierno. Se quedan al arbitrio de las leyes ciegas del mercado, en donde el que tiene más saliva traga más pinole.
(A propósito, de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), a marzo pasado, las afores administraban 3.91 billones de pesos de los ahorros de los trabajadores, como lo reportó en su momento el diario especializado El Economista.)
Este escribidor les asegura a quienes están muy preocupados que la desaparición de sus ahorros no pasará, salvo que hubiera un terremoto que acabara con este planeta.
Efectivamente. El diputado Santiago Santos (Morena) había propuesto una iniciativa que establecía que el Estado administrara el ahorro de los trabajadores para el retiro. Para ello, proponía ceder la gestión de las Afores a una entidad financiera como el recién creado Banco del Bienestar.
El argumento del diputado Santos era que la iniciativa promovía un sistema de ahorro para el retiro más adecuado para los trabajadores, en el que se cobraran menos comisiones por el manejo de las cuentas individuales, utilizando una institución financiera existente a cargo del Estado, lo cual disminuiría el impacto presupuestal y permitiría operar el sistema de forma inmediata.
Obviamente, reaccionaron representantes del sector financiero privado que son los grandes beneficiarios de la administración de las Afores. Hugo Petriccioli, director regional para México de Franklin Templeton Asset Management, afirmó que “hacienda y Consar deberían de poner un alto brusco a estas iniciativas, que sólo generan desconfianza y nerviosismo”. Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina en Credit Suisse, sostuvo que “lo último que necesitan los mercados financieros es una propuesta como la que se presentó en San Lázaro.”
Ante esto, vino la reacción oficial en voz del líder de la mayoría en la Cámara de Diputados y presidente de la Junta de Coordinación Política, voz del presidente de la república. El diputado Mario Delgado Carrillo (Morena), como encabezó un diario capitalino, “apagó” la propuesta del diputado Edelmiro para que el Estado administrara los ahorros de trabajadores. La propuesta de su compañero de bancada, Edelmiro Santiago, no es prioridad para el grupo parlamentario de Morena, además de que es inviable económicamente, argumentó el legislador colimense. Alguien especuló que la reacción de
Delgado, alineado con López Obrador, era para evitar una grave confrontación con el ya enfrentado sector privado.
Así que, amigos, amigas, no os preocupéis. No hay nada Los morenistas hacen locuras, dicen que están en contra de la corrupción que prohija el neoliberalismo, pero no son tan estúpidos como para ponerse en contra de los intereses del sector financiero, sobre todo en momentos de gran confusión y bancarrota como el que estamos viviendo en estos momentos.
Los de Morena están conscientes de que las empresas administradoras de las Afores son las que más ganan; son las que se quedan con la parte de león de estos instrumentos de ahorro de los trabajadores; lucran con el dinero de estos. Pero no son suicidad. Además, la gente está muy acostumbrada a confiar más en un voraz empresario particular que en el gobierno. Está convencida de que todo lo que toca un funcionario público se pudre y lamentablemente tienen razón.
Mientras tanto, la justicia, la honestidad, en el manejo de los recursos financieros que ahorran los trabajadores, ahora en manos de instituciones particulares, sigue siendo un pendiente. Nadie tiene derecho de lucrar con esos recursos. Son de los trabajadores y, cuando estos se jubilan en este tiempo, tienen que compartirlos con el fisco y con los grupos financieros privados siguiendo el modelo de capitalismo salvaje que nos impusieron los gemelos de Bretton Woods a sabiendas de nuestros gobernantes.


When Will Joe Biden and Donald Trump Debate in 2020?


When does the real show begin in 2020?




By Nate Ashworth

With former Vice President Joe Biden as the presumptive Democratic nominee, thanks in part earlier than expected due to the Coronavirus, it appears as though the top-line of the ticket for both parties is set for this November. For the moment, it seems that President Trump will retain Vice President Mike Pence as his running mate, and Joe Biden continues to mull his options carefully for a much-anticipated VP selection.
The developing general election race now sets up the latter phases of the campaign including both major party conventions in August, followed by a series of presidential debates starting in late September. Some are already asking whether the Coronavirus pandemic could affect the presidential debates, perhaps by eliminating the audience in the room or causing a change in venue, but those questions remain to be answered.
As it stands now, the first presidential debate between Joe Biden and Donald Trump will take place on Thursday, September 29, 2020. The first debate will be held at the University of Notre Dame, in Indiana. The university, which has never hosted a presidential debate prior, has set up a website to inform students and interested parties about how tickets will be dolled out and provide other pertinent information.
Here is the complete presidential debate schedule. After the first debate in late-September, October will become the most volatile campaign month as Joe Biden and Donald Trump will debate two more times, with a Vice Presidential debate kicking off the month.

First Presidential Debate
Tuesday, September 29, 2020
University of Notre Dame, Notre Dame, IN
Vice Presidential Debate
Wednesday, October 7, 2020
The University of Utah, Salt Lake City, UT
Second Presidential Debate
Thursday, October 15, 2020
University of Michigan, Ann Arbor, MI
Third Presidential Debate
Thursday, October 22, 2020
Belmont University, Nashville, TN
More Information
Time – The debates will air from 9 pm to 10:30 pm ET (8 pm – 9:30 pm CT, 7 pm – 8:30 pm MT, 6 pm – 7:30 pm PT)
Could things change?
All of this, of course, assumes that Joe Biden will ultimately become the 2020 Democratic Nominee. At the moment, there’s no reason to believe he won’t as it appears he will be cruising to the necessary number of delegates to clinch the nomination on the first round of voting at the Democratic convention in August.
There’s also the chance that for some reason the debates are postponed or the format changed in relation to the COVID-19 outbreak. No official announcements have been made regarding possible changes with the first debate still months away.


Monday, April 27, 2020

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: Pintado así, todo se ve bonito




Banco de México se suma al apoyo a las pymes


 Veremos si los banqueros como roncan duermen


 

Por Francisco Gómez Maza



Como dijimos ayer lunes en este espacio, a México le irá, en el futuro inmediato, como al diablo de feria – no estoy seguro de que, por la pandemia de Covid-19, que obviamente ha influido determinantemente en acelerar la bancarrota, pues esta crisis, con sabor de recesión, ya se venía preparando y alimentando desde antes del coronavirus-, y el Banco de México no se hizo esperar ahora.
Un algo tardío, el banco anunció un multimillonario portafolio de 750 mil millones de pesos para que el sistema bancario otorgue créditos a las pequeñas y medianas empresas y a las personas, enmendando así la política del pasado inmediato que, en situaciones de crisis, sólo salía a salvar a los grandes barones del dinero, con el pretexto insulso de “salvar las fuentes de empleo”. Y ahí tenemos sobre el lomo la multimillonaria travesura del Fobaproa, que heredó para 170 años (es decir, por lo menos dos generaciones) el sinvergüenza de Ernesto Zedillo.
El gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, ha aclarado que la Junta de Gobierno del instituto bancario central cuidará que fluya el crédito a favor de Pymes y personas. Más le vale.
Pese a la aclaración de Díaz de León, el presidente López Obrador, en su conferencia de prensa matutina de este lunes, desde palacio nacional, como diciendo más vale que sobre y no que falte, y no digan que no lo advertí, pidió al Banxico tener cuidado y garantizar, con los créditos que destinará a las pequeñas y medianas empresas, que no se vaya a rescatar a quienes, antes de la pandemia del coronavirus, tenían problemas financieros.  “Mucho cuidado. Debemos respetar al Banco de México y sus decisiones, pero sus reservas no son del Banxico. Son de su nación.”


Afortunadamente, ya todo el mundo ha tomado conciencia de que, desde ya, junto con las desgracias de la pandemia, los miles de enfermos y los cientos de muertos, ha empezado a deslizarse rápidamente la curva de Gini muy debajo de cero, lo que pondrá en entredicho toda la estructura económica del país y hasta podrían desencadenarse hambrunas en todo el territorio nacional, no sólo las anuales pasadas de hambre en territorios chiapanecos o chihuahuenses y en todas las zonas más paupérrimas del país.
Calculan en Washington, D. C., concretamente los impolutos y apátridas expertos del FMI, que la economía mexicana habrá “crecido”, al finalizar 2020, en (-)6.6%, una verdadera tragedia para un país en donde subsisten 80 millones de personas en la pobreza.
Ha dicho Díaz de León que el apoyo, ese de 750 mil millones, se necesita porque la contracción de la economía será muy significativa, en el lenguaje conservador y elegante de los banqueros centrales. Yo diría, cual reportero de pueblo, en lenguaje popular y prosaico de las barriadas de la Ciudad de México, que las cosas se pondrán muy cabronas para los trabajadores, de las clases medias para abajo.
Y serán muy duras, sobre todo porque la economía estadounidense, si no se declara en bancarrota es por orgullo, pero ya hay economistas, incluso de la casa blanca, cuyas estimaciones aseguran que estaría cayendo, hacia final del año, por lo menos un 12%, con una millonaria pérdida de empleos, por lo que no estoy seguro de que el producto mexicano no se derrumbe aún más. Un 6.6% me parece sumamente conservador.
Pero veremos si los banqueros como roncan duermen porque, como lo revela Díaz de León, están capitalizados y con una posición sólida para apoyar a quienes lo necesitan (¿Será?), a diferencia de crisis anteriores. Pero seamos optimistas y ya no pensemos mal. El hecho concreto es que, entre los apoyos que ha anunciado el gobierno federal y los que ha anunciado el banco central, para las pequeñas y medianas empresas y las empresitas, como el tendejón de la esquina, dicen que vamos a salir adelante, lo cual para este escribidor (sigo pensando mal; soy muy sospechosita) es increíble.


EL QUINTO PATIO: A flor de piel





LA AMENAZA SANITARIA QUE NOS RODEA, TAMBIÉN NOS DISCRIMINA.




Mirar hacia la calle desde la ventana, una parte de esta rutina recién adquirida.





Por elquintopatio@gmail.com

6 de la mañana: Me despiertan la Pelusa y la Mimi algo impacientes y mirándome directo a los ojos, en espera de una señal de vida para comenzar a mover la cola y saltar de la cama. Sé muy bien que podría quedarme entre las sábanas porque no hay planes para hoy. De hecho, hace más de 6 semanas que no hay planes para el día; pero igual, con una persistencia encomiable, he insistido en darle un sentido positivo al encierro creando pequeños desafíos domésticos. Aunque agradecida por el privilegio de tener un techo y comida suficiente -mucho más que millones de personas cuyo día se inicia con el estómago vacío, en la incertidumbre y la necesidad- no puedo dejar de mirar con desconfianza al futuro inmediato.
Después de la invasión inicial de noticias y de sentirnos catapultados hacia una vorágine de información contradictoria cuyo efecto inmediato ha sido una profunda desconfianza hacia los medios y las fuentes oficiales, hemos pasado a la etapa del cedazo, en donde intentamos sin mucho éxito separar la paja del grano y darnos pequeños espacios de silencio mediático para no sentir, no saber y no ser absorbidos por la tensión y el temor natural al caos y a la desinformación. De todos modos, no siempre se puede ser tan racional cuando se trata de conservar la vida y el sentido común.
He pasado mi vida entera luchando por creer en conceptos tan elusivos como la justicia y el bien común y también he trabajado duro para tener la libertad de expresar mi pensamiento. A pesar de haber transitado por entornos de enorme incertidumbre política y de grandes fosos de inequidad social, todavía intento convencerme de la capacidad humana para experimentar algo parecido a la solidaridad, pese a las evidencias constantes de que en el fondo nuestra naturaleza nos hace egoístas y persistentemente impermeables al dolor ajeno.
Por esa necesidad de búsqueda de los motivos de tanta desigualdad, he llegado a conocer de cerca la miseria de quienes son considerados por las élites como un recurso indeseable pero necesario para acrecentar su riqueza. En el otro extremo del espectro, he tenido la oportunidad de constatar cuánto desprecio destilan esos núcleos privilegiados, por quienes nunca han tenido las oportunidades ni los medios para superar su condición de pobreza, pero también cómo manipulan los conceptos para convencerse y convencer a otros de la inevitabilidad de las distancias sociales; como si estas nunca hubieran sido diseñadas y construidas a propósito.
Hace apenas unas semanas, creía que la pandemia nos equiparaba. Profundo error. Las nuevas condiciones comienzan a revelar hasta qué punto estamos distanciados frente a un enemigo común y cómo esta amenaza, supuestamente universal, se transforma en otro sistema de selección en donde los más pobres y los más vulnerables serán siempre los más castigados. Poco a poco, el mapa se define y las clases dominantes muestran la esencia de su codicia al aferrarse al poder y concentrar la toma de decisiones, afectando a millones de seres humanos alrededor del planeta. Ante ese poder prácticamente ilimitado, somos apenas un murmullo distante, una masa anónima con la impotencia y la rebeldía a flor de piel.
6 de la tarde: Termino el día con la sensación de no haber realizado ninguna tarea esencial. Me he empeñado en refugiarme en el no saber, como si esa barrera contra la especulación, la desinformación y la manipulación mediática pudiera, de algún modo, protegerme contra un enemigo ubicado al otro lado de la puerta de mi casa. Y vuelvo a mirar por la ventana, esperando que no llegue.

NUESTRA PATRIA - Análisis a Fondo: A México le irá como diablo de feria




 Su socio del norte sufre de Neumonía atípica



 Y el dinero contante y sonante no mata el virus




Por Francisco Gómez Maza

Es fundamental darle seguimiento a la debacle del vecino del norte, del cual México es el principal socio comercial, pues lo que ocurra allá, para bien o para mal, afecta a los exportadores e importadores mexicanos y, por consiguiente, a toda la economía nacional.
O como coloquialmente se ha dicho siempre: si a los estadounidenses les da un catarrito, a México le agarra una fulminante neumonía y muy típica, más grave que las que ocasiona el Covid-19, porque de hambre mueren millones y no salen en las primeras planas de los diarios ni mucho menos en las televisiones de los Azcárraga y los Salinas.
Si se descalabra la economía gringa, a los mexicanos nos lleva Patetas y esta situación no creo que la esté previendo el gobierno de la 4T, que principalmente enfoca su estrategia de recuperación económica en las clases populares, en lo que el presidente de la república llama pueblo bueno, que en honor a la verdad nunca había sido tomado en cuenta por anteriores administraciones gubernamentales, pero que ahora recibe dinero contante y sonante, que se evapora en un santiamén y no resuelve el daño estructural. O sea, junto con pegado.
Sin embargo, el gobierno de la 4T, aunque el presidente proclame que es un gobierno para pobres y ricos, no soslaya la gran economía, la de los ricos y medios ricos, con quienes ha hecho alianzas, como la hecha con Carlos Slim o Ricardo Salinas, de lo cual no se dan cuenta aquellos personajes que lo vilipendian y se burlan de él, tratándolo como un pendejo. No lo atacan los ricos sino algunos mexicanos que no tienen ni un tlaco en la bolsa y, por lo tanto, ni dónde caerse muertos, pero que sueñan y creen ser de la clase dominante sólo porque se ponen desodorante en el sobaco, aunque no se bañen. (Y muchos de los cuales cobran por atacarlo)
Los grandes capitalistas ni sudan ni se acongojan. Ellos no sólo no necesitan los apoyos gubernamentales, sino que, si no fueran tan avaros, estarían en posibilidades de financiar la resurrección de toda la economía. Las Pymes, seamos honestos, están protegidas en general principalmente con el crédito que la banca ha puesto a su disposición.  
Pero veamos la tragedia de los vecinos del norte (que es también nuestra tragicomedia).
De acuerdo, con expertos de la propia Casa Blanca, donde Trump hace y deshace y sugiere que se fumigue a la población con cloro de ese que sirve para blanquear la ropa para desinfectarlos del coronavirus, es casi seguro que la tasa de desempleo de Estados Unidos, ya en este abril alcance el ¡16%! o que incluso sea superior, hecho que obviamente atenta contra la confianza del estadounidense medio en el presidente Trump.
Jevin Hassett, asesor económico de Trump, cree que los próximos meses van a ser terribles. Vais a ver números más malos de los que hayáis visto nunca", acaba de declarar este fin de semana.
La situación en Estados Unidos está pésima: La Cámara de Representantes tuvo que aprobar, este jueves 23 de abril, un nuevo paquete de ayuda por valor de 484,000 millones de dólares, para otorgar préstamos a pequeñas empresas, además de fondos para aumentar las pruebas del coronavirus y asistencia a los hospitales.
Y si fuéramos catastrofistas, estaríamos de acuerdo con las multitudes que interpretaron las profecías mayas de que en el año 2012 se acabaría el mundo. Ciertamente, fue el año cuando empezó la debacle de la economía mexicana porque llegó a la presidencia Enrique Peña con su cola de atracadores del Erario.
Pero fue el coronavirus lo destapó la cloaca del capitalismo salvaje y todo está derrumbándose. Las economías en desarrollo podrían ver una recesión más profunda en 2020, según el Banco Mundial. Por qué, pues sencillamente por seguir el recetario de los gemelos de Bretton Woods, que acumulan la riqueza en muy pocas manos y dejan en la pobreza a millones de seres humanos.
Ellos, los de estas instituciones internacionales propiciaron el desastre con sus políticas de choque, ahora dan el reporte del desastre, que en honor a la verdad muy poco tiene que ver con el coronavirus. Según Banco Mundial las economías en desarrollo podrían ver una recesión más profunda de lo que se espera actualmente, si el consumo y la inversión no se recuperan rápido después de la pandemia de coronavirus. Y cómo se van a recuperar si millones fueron dejados a media calle por las empresas donde prestaban su servicio.
En México, socio de los gringos, los buenos deseos del presidente huelen a estrategia electoral. Cuando presentó su política de recuperación, el sábado 25 de abril, aclaró que tendría prioridad el 70 por ciento de los mexicanos en donde están los más pobres (generalmente los que votan por él). Y anunció 10 puntos que beneficiarían al otro 30 por ciento, en donde están la clase media-media, media alta y grandes corporaciones económicas y comerciales, así como los pelafustanes que lo increpan.
Pero, aunque digan que con dinero hasta los perros bailan, en esta ocasión en dinero contante y sonante que planea regalar el gobierno de la 4T a los pobres y a las pymes no es suficiente para la recuperación. Muchas empresas ya han cerrado definitivamente y no volverán a abrir porque 25,000 pesos no es nada, si acaso el sueldo del patrón en un mes. Y los pobres, a pesar de los “apoyos” seguirán siendo más pobres si no es que mueren abandonados y en la más absurda soledad en una cama de hospital. Si es que llegan al hospital…


Análisis a Fondo: La guerra sucia continuará; le conviene a Washington

Foto proporcionada por el autor. No lo dejaran gobernar, le dije a Olivia en el 2019   Ahora lo acusan de ser financiado por los narcos ...